Skip to main content
BBC Mundo / CIENCIA Y TECNOLOGÍA
Versión gráfica
Portada | Internacional | Cultura y Sociedad | Participe
Sábado, 3 de febrero de 2007 - 00:01 GMT

El clima es tema político en EE.UU.

Lourdes Heredia
BBC, Washington

Al Gore Estados Unidos estaba poco interesado en el cambio climático hasta hace muy poco. Tan sólo en el 2001, el presidente George W. Bush pudo repudiar el protocolo de Kyoto, sin perder la confianza de sus conciudadanos.

El mandatario fue reelegido en el 2004 y durante la campaña presidencial el medio ambiente no fue una prioridad.

Sin embargo, esta actitud ha cambiado. El propio presidente habló de la importancia de combatir el calentamiento global y disminuir la dependencia del petróleo importado.

Este viraje refleja la preocupación de los estadounidenses que comienzan a notar el cambio climático en su vida cotidiana, con nevadas en lugares inesperadas o falta de lluvias.

Según explicó a la BBC David Sandolow, analista del Brookling Institute, también el presidente esta buscando caminos comunes con los demócratas, quienes prometieron cuidar más el medio ambiente.

"El cambio del control en el congreso por los demócratas tras las elecciones del 7 de noviembre es uno de los factores. También vemos que hay republicanos cada vez más preocupados por el tema", señaló Sandolow, quien ayudó a negociar el Protocolo durante el gobierno de Bill Clinton.

La ecología en campaña

Uno de ellos es el senador republicano John Mccain, quién será uno de los candidatos para competir por la presidencia en el 2008. Nevada.

Pero no es el único. Estrategas de ambos partidos notaron el cambio en la opinión pública y ahora casi todos han tomado la bandera ecologista en sus campañas.

La pregunta es: ¿conllevará esta tendencia a cambios concretos en los EE.UU.?

Según David Sandolow es muy probable que los congresistas presionen cada vez más al presidente, pero el camino hasta llegar a una legislación, que sea aprobada por el mandatario, es aún lejano.

"Primero hay que oir lo que Bush dice y luego ver lo que hace. En el pasado el presidente ha hecho muchas promesas, pero luego no las cumple", señaló Sandalow.

¿Términos prohibidos?

Por el momento, el Congreso ha comenzado varios debates sobre el cambio climático. Uno de los más importantes es la investigación que lleva a cabo para ver si la Casa Blanca presionó a los científicos para que quitaran la palabra "calentamiento global" de sus informes. Nevera con mensaje ecologista.

"Parece que podría haber un esfuerzo orquestado por engañar al público sobre la amenaza del cambio climático global", señaló en las audiencias el demócrata Henry Waxman, que preside el Comité de Supervisión y Reformas de Gobierno en la Cámara de Representantes.

De acuerdo con un sondeo la organización Unión de Científicos Preocupados, el 46 de los científicos entrevistado, que trabajan en agencias financiadas por el gobierno estadounidense, se vieron presionados por la administración Bush para "suavizar" sus resultados.

Cómo el tema está de moda, incluso un legislador llevó un automóvil "ecologista" a las puertas del congreso para que sus colegas vieran de primera mano la nueva tecnología que cuida el medio ambiente.

Pero, además de estas muestras de interés, la pregunta sigue siendo la misma: ¿EEUU, ya sea el Congreso o la Casa Blanca, tomará medidas concretas para reducir la contaminación y la emisión de gases que produce el efecto invernadero?

Presión empresarial

La que fue la primera jefa de la Agencia de Protección Ambiental del gobierno de Bush, Christine Todd Whitman, y quién renunció frustrada por los pocos avances, le dijo a la BBC que ahora si se podría lograr algún progreso debido a la presión de las empresas.

Contaminación "Son las empresas las que le han pedido a Bush una legislación federal. Ahora las compañías se encuentran con que los estados están imponiendo sus propias reglas, eso conlleva a 37 distintas leyes, y eso es muy costoso para las empresas", explicó la ex funcionaria.

Ciertamente, un día antes del discurso sobre estado de la Nación, varios gerentes ejecutivos de las mayores empresas de Estados Unidos hicieron un llamada al presidente Bush para que proponga un límite obligatorio a las emisiones de gases de carbono.

Pero más que la reducción de emisiones - Bush rechazó porque "afecta a la economía"- lo que la Casa Blanca quiere es que se de prioridad a las nuevas tecnologías.

"Tenemos que ser contundentes en la financiación de nuevas tecnologías para capacitarnos para diversificar (las fuentes de energía) más allá del petróleo", explicó el mandatario.

El mandatario propuso reducir en un 20% el consumo de gasolina hasta el año 2017 y utilizar combustibles alternativos como el etanol. El problema, opinan algunos, es que estas medidas no son suficientes.

"Debemos actuar ahora para encarar el calentamiento global", prometió la nueva presidenta del comité de medio ambiente del Senado, la demócrata liberal, Barbara Boxer.

Estados Unidos tiene sólo 4% de la población mundial, y emite por lo menos 20% del dióxido de carbono que se produce en el mundo.




Envíe esta nota por e-mail
NOTAS RELACIONADAS:
Cambio climático: "somos responsables"
(01 02 07 |  Ciencia y Tecnología )

Paisajes amenazados en América Latina
(01 02 07 |  Ciencia y Tecnología )

Cambio climático: peor de lo esperado
(29 01 07 |  Ciencia y Tecnología )

2007 será el año más cálido
(04 01 07 |  Ciencia y Tecnología )

Mal tiempo azota hemisferio norte
(18 01 07 |  Internacional )

Las claves del cambio climático
(02 02 07 |  Kioto )

VÍNCULOS
Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC)
Especial BBC Mundo | Biocombustibles: ¿Latinoamérica al rescate?
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC



Búsqueda:  

Portada | Internacional | Cultura y Sociedad | Participe
^^ Arriba | Escríbanos | Ayuda | ©