Skip to main content
BBC Mundo / AMÉRICA LATINA
Versión gráfica
Portada | Internacional | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura y Sociedad | Participe
Lunes, 19 de mayo de 2008 - 19:09 GMT

El mal momento de las FARC

Hernando Salazar
BBC Mundo, Bogotá

Joaquin Gomez, Simón Trinidad, Carlos Lozada y Raul Reyes de las FARC, en 2002, AFP Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están pasando por un mal momento en términos militares y políticos.

Primero fue la muerte de dos importantes miembros de su secretariado -Raúl Reyes e Iván Ríos- luego los hallazgos en las computadoras del primero y ahora la rendición de Elda Neyis Mosquera, alias "Karina", una temida guerrillera que asolaba el occidente de Colombia.

Esas tres bajas se deben a la mayor presión de las Fuerzas Militares sobre las FARC y también a la pérdida de apoyo social de esa guerrilla en sus tradicionales áreas de influencia.

Además, el gobierno reporta que entre agosto de 2002 y abril de 2008 se desmovilizaron un total de 9.378 guerrilleros de las FARC, a cambio de beneficios económicos y jurídicos.

En ese contexto, el presidente Álvaro Uribe no pierde la ocasión para pedirles a las Fuerzas Militares que sigan persiguiendo a otros cabecillas de las FARC, como "Alfonso Cano", Jorge Briceño ("El Mono Jojoy") e, incluso, a "Manuel Marulanda", el máximo jefe de esa guerrilla.

"Karina" de las FARC acompañada por agentes del DAS

Recientemente, el comandante de las Fuerzas Militares, general Fredy Padilla de León, informó que tres hombres de la guardia personal del "Mono Jojoy" habrían sido asesinados, cuando se descubrió que planeaban entregar a su jefe para cobrar una recompensa.

Por ahora, los llamados presidenciales han dado resultado en cuanto a Karina, a quien Uribe le ofreció públicamente el pasado 2 de mayo que se entregara a las autoridades.

"Desmoralización"

Consultado por BBC Mundo, el ex consejero de Paz, Carlos Eduardo Jaramillo, afirmó que es evidente que la forma como murió Iván Ríos, a manos de uno de sus hombres, que le cortó una mano y cobró una millonaria recompensa, "desmoralizó y desintegró" el frente 47, del que formaba parte Karina.

"Es indudable que las FARC están siendo golpeadas y están pasando por un trago amargo "
Carlos Eduardo Jaramillo
Ex consejero de paz de Colombia


Carlos Eduardo Jaramillo,  ex consejero de paz de Colombia

Ese frente opera en los departamentos de Antioquia, Caldas y Chocó, en el occidente del país y a él se le atribuyen muchos secuestros, entre ellos el de Oscar Tulio Lizcano, el primer legislador que fue hecho cautivo por las FARC, a mediados de 2001.

Lizcano, quien sigue secuestrado, forma parte del grupo de militares, policías y políticos "canjeables" que las FARC quieren intercambiar por guerrilleros presos.

Además de los llamados a que se rindiera, la presión militar contra Karina había subido en los últimos días. El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, dijo que la guerrillera estaba "cansada" y por eso decidió entregarse.

"Solo estaba comiendo pan y agua", le explicó a BBC Mundo desde Medellín el abogado Jaime Jaramillo Panesso, quien ha sido asesor de paz en esa región.

Jaramillo Panesso es una víctima de los hombres comandados por Karina, quienes en marzo de 2002 asesinaron a su hijo Fidel Jaime, a 60 kilómetros al oriente de Medellín.

Soldado colombiano junto al cadáver de Iván Ríos, de las FARC, AFP

"Mi hijo era ingeniero agrícola y trabajaba para el Banco Agrario. Estaba visitando unas fincas, cuando se encontró con los hombres de Karina, que le increparon, le acusaron de ser paramilitar y le fusilaron en una carretera", cuenta Jaramillo Panesso.

"Aguerrida y sanguinaria"

Para Jaramillo Panesso, Karina "era una mujer muy aguerrida y sanguinaria" y eso le permitió escalar posiciones en las FARC.

Según él, la entrega de Karina obedece a tres razones. Primero, a que "las montañas ya no son la gran ventaja estratégica de las FARC". Segundo, "a la mejora de la inteligencia". Y, tercero, a que "han perdido apoyo logístico entre la población civil".

Por su parte, Carlos Eduardo Jaramillo señala que "es indudable que las FARC están siendo golpeadas y están pasando por un trago amargo".

El experto señala que los golpes más fuertes contra las FARC han tenido lugar sobre todo en el occidente y el noreste del país.

"Por ahora no se puede sostener que una guerrilla que tiene más de 40 años de existencia y más de 12.000 hombres y mujeres en armas esté en vías de extinción

"


En el occidente, el frente 47 está prácticamente reducido a su más mínima expresión y en el noreste hay un repliegue hacia la frontera con Venezuela, dice Jaramillo.

Entre tanto, hay estructuras de las FARC que siguen siendo militarmente poderosas, como el Bloque Oriental (que tiene bajo su control a buena parte de los canjeables), el Bloque Central y el Bloque Sur, añade Carlos Eduardo Jaramillo.

En el contexto de una mayor presión militar, de ofertas de recompensas y de pérdida de base social es posible que otras fichas de las FARC sigan cayendo, aunque por ahora no se puede sostener que una guerrilla que tiene más de 40 años de existencia y más de 12.000 hombres y mujeres en armas esté en vías de extinción.




Envíe esta nota por e-mail
NOTAS RELACIONADAS:
Se entrega importante líder de las FARC
(19 05 08 |  América Latina )

Bogotá niega incursión en Venezuela
(18 05 08 |  América Latina )

Caracas protesta por "incursión"
(18 05 08 |  América Latina )

Hugo Chávez: "Un show de payasos"
(16 05 08 |  América Latina )

Interpol: "Los archivos son auténticos"
(15 05 08 |  América Latina )

Dos golpes duros a las FARC
(09 03 08 |  América Latina )

El golpe más fuerte contra las FARC
(01 03 08 |  América Latina )

VÍNCULOS
Presidencia de Colombia
Página de las FARC
Informe de Interpol
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC



Búsqueda:  

Portada | Internacional | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura y Sociedad | Participe
^^ Arriba | Escríbanos | Ayuda | ©