Skip to main content
BBC Mundo / INTERNACIONAL
Versión gráfica
Portada | Internacional | América Latina | Mundo USA | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura y Sociedad | Participe
Martes, 2 de septiembre de 2008 - 01:19 GMT

Gustav golpea, pero no tan fuerte

Redacción BBC Mundo

Tras su ruta mortal por el Mar Caribe, el huracán Gustav azotó las costas del Golfo de México, en territorio estadounidense, causando destrozos en el estado de Louisiana, pero nada tan grave como lo ocurrido hace tres años con Katrina.

En un momento hubo preocupación en Nueva Orleans por un dique que protege a la ciudad y que podría ceder en cualquier momento.

Gustav avanzaba en la noche del lunes tierra adentro ya como tormenta tropical, pero dejando a su paso una estela de lluvias torrenciales y vientos severos.

Ahora la tormenta, que dejó cerca de 90 personas muertas la semana pasada durante su paso por el Mar Caribe, si dirige hacia el estado de Texas donde se cree que dejará hasta 50 centímetros de lluvia.

Cientos de miles sin electricidad

El gobernador del estado de Louisiana, Bobby Jindal, informó que la tormenta dejó sin electricidad a más de 800.000 personas y confirmó que un dique cerca de Nueva Orleans estaba en peligro de ceder, poniendo en riesgo a unas 400 viviendas aledañas.

Se trata de la barrera de concreto del llamado canal industrial donde una de sus compuertas estaba filtrando agua de manera considerable.

Sin embargo, los trabajadores de la ciudad reforzaron el portón y lograron contener el agua.

Huracán Gustav produce fuerte oleaje frente a los diques de la ciudad de Nueva Orleans. En todo caso, las defensas más importantes del área metropolitana soportaron la tormenta sin mayores incidentes.

Lo peor de la tormenta tocó tierra al occidente de la ciudad y se estima que dos millones de personas tuvieron que abandonar obligatoriamente las zonas costeras adyacentes.

El presidente estadounidense George W Bush estuvo en Austin, Texas, para supervisar la respuesta gubernamental.

El mandatario dijo que Gustav era un "evento serio" e insistió en que la respuesta a la emergencia había sido "mucho mejor que durante Katrina".

El éxodo de la costa de Louisiana ha sido la mayor evacuación en la historia de ese estado.

Se informa también que decenas de miles de personas abandonaron las zonas costeras de los estados de Mississippi, Alabama y el sudeste de Texas.

El oleaje causó algunas inundaciones muy localizadas en Nueva Orleans, pero los sistemas de drenaje respondieron, aseguró un vocero de la unidad militar responsable por las defensas anti-inundación de la ciudad.

Piden precauciones

Sin embargo, el alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, ha pedido tomar precauciones.

Militar estadounidense en Nueva Orleans durante el huracán Gustav.

Funcionarios de FEMA habían advertido serios daños.

"No esperamos la pérdida de vidas humanas, ciertamente, que vimos durante Katrina", aseguró el vocero de FEMA, Harvey Johnson. "Pero creemos que muchas casas resultarán dañadas, mucha infraestructura resultará inundada y fuertemente averiada", agregó.

En 2005, tres cuartas partes de Nueva Orleans resultaron inundadas por una marejada que dejó más de 1.800 muertos en zonas costeras.

Katrina, una tormenta de categoría tres, se llevó los diques que protegían la ciudad, sumergiéndolos bajo una muralla de barro y agua.

Quedan pocos

En Nueva Orleans está vigente un toque de queda desde el anochecer hasta el atardecer.

La Guardia Nacional de Louisiana ha sido movilizada y se han pedido refuerzos de otros estados. Las actividades criminales fueron un problema serio en Nueva Orleans luego del paso del huracán Katrina.

La preocupación por aquellos que enfrentan el huracán ha llevado a que el partido Republicano haya suspendido varias actividades planeadas para su convención nacional en St. Paul, Minnesota, durante la cual el senador John McCain debe aceptar a fines de esta semana la nominación de su partido a la presidencia.

Lea: Bush, Gustav y la Convención

McCain dijo a su partido que "este es uno de esos momentos en la historia en los que hay que poner a Estados Unidos primero. No veremos una repetición de los errores de Katrina".

En el Golfo de México, ha sido suspendida la mayoría de la producción de petróleo. Hace tres años, los huracanes Katrina y Rita dañaron la infraestructura petrolera de la región, lo que motivó entonces un fuerte aumento en los precios del petróleo.

Entre tanto, la tormenta tropical Hanna se ha convertido en huracán al oriente de las Bahamas en el Océano Atlántico, indicaron funcionarios estadounidenses.

Los pronósticos indican que Hanna pasaría cerca de Florida antes de tocar tierra en el estado de Carolina del Sur, cerca de la frontera con Georgia, indicaron meteorólogos estadounidenses.

Lea: ¿Qué hacer en caso de huracán?

¿Se ha visto afectado por Gustav? ¿Se está preparando para su llegada? Envíenos sus comentarios y experiencias a través del siguiente formulario.

Nombre


Correo electrónico


Ciudad


País


Teléfono (opcional)


Mensaje (máx. 50 palabras)


La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.

Términos y condiciones




Envíe esta nota por e-mail
NOTAS RELACIONADAS:
Lo que Gustav puso en juego
(01 09 08 |  Internacional )

Gustav llegó a Louisiana
(01 09 08 |  Internacional )

Nueva Orleans: toque de queda por Gustav
(31 08 08 |  Internacional )

Bush, Gustav y la Convención
(31 08 08 |  Internacional )

Huracán sin víctimas en Cuba
(31 08 08 |  Internacional )

Gustav se dirige al Golfo de México
(31 08 08 |  Internacional )

Tormenta trae malos recuerdos
(28 08 08 |  Internacional )

Y tras Fay llega Gustav
(26 08 08 |  América Latina )

VÍNCULOS
Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (en inglés)
National Weather Service (en inglés)
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC



Búsqueda:  

Portada | Internacional | América Latina | Mundo USA | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura y Sociedad | Participe
^^ Arriba | Escríbanos | Ayuda | ©