Skip to main content
BBC Mundo / INTERNACIONAL
Versión gráfica
Portada | Internacional | América Latina | Mundo USA | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura y Sociedad | Participe
Miércoles, 28 de mayo de 2008 - 15:12 GMT

Israel: Olmert en la cuerda floja

Jana Beris
BBC Mundo, Jerusalén

El primer ministro de Israel, Ehud Olmert El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, pidió al primer ministro, Ehud Olmert, que deje su cargo o se prepare para nuevas elecciones.

La exhortación tuvo lugar en medio de la tormenta pública que generó el testimonio presentado el martes por el empresario norteamericano Morris Talansky en relación a las sospechas de corrupción de Olmert.

Talansky dijo a investigadores que había entregado a Olmert varios sobres llenos de dólares.

Este miércoles, Barak aseveró que, en la situación actual, el jefe de gobierno no puede liderar el país y ocuparse al mismo tiempo de asuntos personales relacionados con la investigación.

"Por el bien del país y de acuerdo con las normas apropiadas (de gobierno), creo que el primer ministro debe desconectarse del manejo diario de los asuntos de gobierno", dijo el titular de Defensa en una rueda de prensa convocada en Jerusalén.

Suspensión o renuncia

"Puede hacerlo por cualquiera de las vías abiertas ante él: suspensión o renuncia. Nosotros no le impondremos cómo hacerlo", agregó.

"El primer ministro debe desconectarse del manejo diario de los asuntos de gobierno"
Ehud Barak, ministro de Defensa de Israel

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak Barak aclaró que el partido Kadima de Olmert deberá elegir a un nuevo líder y que las cosas deben hacerse con rapidez "aunque no medimos el tiempo con cronómetro".

De todos modos, la advertencia en el horizonte es clara: si Olmert no dimite, el Partido Laborista tomará las medidas necesarias para que se vaya a elecciones tempranas.

"El Estado merece estabilidad y por lo tanto debemos tener un gobierno. No tengo miedo a elecciones. El público decidirá y nosotros ganaremos", añadió Barack.

Cabe recordar que sin el apoyo del laborismo, el gobierno de Olmert caería de inmediato. Perdería a 19 diputados de los 68 que tiene hoy en un parlamento de 120 miembros, por lo cual quedaría lejos de la mitad más uno imprescindible para tener mayoría.

En absoluto

Fuentes allegadas a Olmert aclaran que él "no tiene pensado auto-suspenderse ni tampoco dimitir, en absoluto".

Urna electoral Olmert sostiene que no ha cometido acto ilícito alguno y que las sumas de dinero por las que se le están investigando fueron donaciones recibidas en el marco legal de financiación de campañas electorales.

Pero la polémica que envuelve el caso y que se ha agravado seriamente en la última jornada, no se centra únicamente en lo legal, que aún está siendo investigado.

El mayor impacto que tiene por ahora el tema entra en el área de las normas públicas de comportamiento que se espera tengan los jefes del Estado.

En este sentido, Olmert ha perdido la batalla, por ahora al menos.

Según un sondeo del periódico israelí "Haaretz", el 70% de la ciudadanía israelí no le cree al primer ministro y -lo que es peor para él- el 51% de los propios votantes de Kadima consideran que está mintiendo.

Grave crisis

Sea cual sea el desenlace de la situación actual, Israel ya se halla en medio de una grave crisis política.

Primer ministro israelí, Ehud Olmert, junto a militares Inclusive dejando de lado el golpe moral para la ciudadanía israelí, desde el punto de vista político éstos son tiempos tormentosos.

Si Olmert, contrariamente a lo que dice por ahora, resuelve finalmente dimitir, puede sucederle otra figura de su partido -posiblemente la canciller Tzipi Livni- pero Israel iría probablemente en camino a elecciones tempranas.

Si el premier opta por no renunciar, el laborismo -si cumple lo anunciado por Barak- dejaría la coalición, con lo cual ésta perdería mayoría y sería derriba en moción de desconfianza en la Kneset.

También aquí el próximo paso es un proceso electoral.

Alternativas

De todos modos, existen alternativas, que en política, nunca pueden ser tildadas de imposibles, aunque por ahora parezcan poco probables.

Una opción sería una alianza entre el laborismo y el Likud en un gobierno de unidad que sustituya al actual.

Otra sería que, amparado en el hecho de que la investigación aún está en curso y no se le puede acusar de nada, Olmert resista toda presión, continúe en su cargo y logre, antes de un estallido final, un acuerdo con Siria o con los palestinos, que haga "olvidar" a la opinión pública las sospechas en su contra.

Pero por ahora, todas las cartas parecen ir en su contra.




Envíe esta nota por e-mail
NOTAS RELACIONADAS:
Confiscan documentos de Olmert
(13 05 08 |  Internacional )

Israel: nueva investigación
(09 05 08 |  Internacional )

Interrogan a Olmert
(09 10 07 |  Internacional )

Investigan a Olmert por corrupción
(24 09 07 |  Internacional )

Una ayuda inesperada para Olmert
(29 05 07 |  Internacional )

Manifestantes exigen renuncia de Olmert
(03 05 07 |  Internacional )

Aumenta la presión contra Olmert
(02 05 07 |  Internacional )

Israel enfrenta "epidemia" de corrupción
(24 01 07 |  Internacional )

Olmert exige renuncia del presidente
(24 01 07 |  Internacional )

VÍNCULOS
Gobierno de Israel (en inglés)
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC



Búsqueda:  

Portada | Internacional | América Latina | Mundo USA | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura y Sociedad | Participe
^^ Arriba | Escríbanos | Ayuda | ©