Skip to main content
BBC Mundo / ECONOMÍA
Versión gráfica
Portada | Internacional | Ciencia y Tecnología | Cultura y Sociedad | Participe
Miércoles, 8 de octubre de 2008 - 11:20 GMT

El Reino Unido también rescata

Redacción BBC Mundo

El gobierno británico anunció un plan de rescate financiero de casi US$90.000 millones para salvar al sistema bancario del país.

Esos fondos permitirán adquirir acciones en los principales bancos del país, aquejados de pérdidas de hasta el 40% en el caso del Royal Bank of Scotland (RBS).

LAS MEDIDAS


Además, se pondrán a disposición de los bancos US$350.000 millones para préstamos garantizados por el gobierno.

Además, el Banco de Inglaterra aumentará a US$400.000 millones un esquema de préstamos a corto plazo para reactivar la liquidez en el sistema bancario

El anuncio lo hizo el ministro de Finanzas del Reino Unido, Alistair Darling, en coincidencia con la apertura de los mercados británico y europeos.

Análisis: ¿El fin de una era?

Tres horas después se anunció que el Banco de Inglaterra cortaba sus tasas de interés en 0,5%, dejándolas en 4,5%.

Este anuncio se hizo simultáneamente con el de la Reserva Federal, el banco central estadounidense, que ordenó un recorte de emergencia de 0,5%, dejándolas a 1,5%.

Asimismo, los bancos centrales de la zona del euro anunciaron un recorte similar del 0,5%.

Según Gordon Brown, primer ministro británico, se trata de una acción concertada para enfrentar una crisis global.

Lea: Recorte simultáneo de tasas de interés

Liquidez

A pesar del plan de rescate británico, los mercado europeos abrieron a la baja después de que se registraran fuertes caídas en las bolsas asiáticas, particularmente en Japón.

Entre las instituciones bancarias que confirmaron su participación en el programa de recapitalización figuran el Abbey, Barclays, HBOS, HSBC, Lloyds TSB, Nationwide, RBS y Standard Chartered.

"Queremos asegurar que ponemos el sistema en marcha otra vez"
Alistair Darling, ministro británico de Finanzas

Ministro de Finanzas del Reino Unido, Alistair Darling Darling dijo que el plan ofrece liquidez a los bancos y suficientes fondos para mantener el crédito en el mediano plazo. "Queremos asegurar que ponemos el sistema en marcha otra vez", dijo Darling.

"Es un proceso que inevitablemente llevará un tiempo. No es un cambio instantáneo", añadió.

El titular explicó: "Si no hacemos esto, nos arriesgamos a que los bancos dejen de facilitarse préstamos entre ellos y si no se prestan entre ellos, no van a querer prestarnos a nosotros".

Darling no descartó nuevas acciones, diciendo que el Reino Unido hará "lo que sea necesario" para desbloquear el sistema bancario.

Participe: ¿es prioritario salvar a la banca?

Preocupación

Antes de hacer el anuncio, hablando en la Cámara de los Comunes, Darling se refirió a la necesidad de que los países de la Unión Europea (UE) trabajen "más estrechamente" para hacer frente a la actual crisis financiera.

El periodista de la BBC Nick Childs informó que Londres se vio forzado a hacer el anuncio debido a una creciente preocupación en el sector financiero sobre la devaluación de las acciones en los más importantes bancos británicos.

SU OPINIÓN
"Es imprescindible la acción del estado y el aporte de recursos a los bancos. De lo contrario el costo de la caída del sistema bancario sería mayor con consecuencias imprevisibles para la economía. Apagado el incendio será necesario regular y controlar el sistema financiero"
Horacio, Códoba, Argentina

¿Y usted qué piensa?

De acuerdo con Childs, la medida equivale a una nacionalización parcial del sistema bancario.

En palabras de Darling, el contribuyente británico no saldrá perdiendo por el plan de rescate y "sus intereses están protegidos".

Para financiar el paquete financiero, el gobierno británico tendrá -a su vez- que prestar el dinero.

David Cuen, de BBC Mundo, explicó que en el fondo el plan británico busca lo mismo que el estadounidense: salvar a las instituciones financieras del colapso; sin embargo, la forma es muy diferente.

A diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, el plan del primer ministro Gordon Brown no lleva una dedicatoria exclusiva para empresas que hayan adquirido deuda contaminada, añade.

Por el contrario es un programa para mantener a flote a todo el sistema bancario.

Y esto se pretende lograr a través de medidas concretas que buscan tres fines: por un lado capitalizar a los bancos, por otro lograr que la liquidez regrese al mercado, y finalmente conseguir que los bancos se presten entre ellos, agrega.

Análisis: diferencias entre EE.UU. y Europa

Condiciones

Mediante el plan, el gobierno británico comprará acciones preferenciales en los grandes bancos con la intención de capitalizarlos, a cambio de algunas condiciones.

Londres Una de ellas es que limitará los salarios de los ejecutivos de los bancos que se acogerán al plan y la otra es que estas instituciones no podrán hacer transacciones con los valores que haya comprado el gobierno.

Además, al obtener acciones preferenciales, Londres garantiza una tasa de interés fija sobre su dinero y ser el primero en obtener beneficios una vez que los bancos comiencen a generar ganancias nuevamente.

Una segunda medida hará que el gobierno se convierta en el fiador de los bancos que consigan créditos con otros bancos, garantizando préstamos por hasta US$350.000 millones.

Con esto se busca que los bancos se presten entre ellos al tener al gobierno como garantía.

Lea: Solución a la sueca



Envíe esta nota por e-mail
NOTAS RELACIONADAS:
Otra caída de Wall Street
(08 10 08 |  Economía )

FMI: Lo peor no ha llegado
(07 10 08 |  Economía )

Mercados, más en verde que en rojo
(07 10 08 |  Economía )



Búsqueda:  

Portada | Internacional | Ciencia y Tecnología | Cultura y Sociedad | Participe
^^ Arriba | Escríbanos | Ayuda | ©