Un pájaro descansa en medio de una invasión de algas en una playa de Qingdao, China. Las autoridades movilizaron a miles de trabajadores para retirar a las plantas que amenazan los eventos olímpicos en la región.