Elmo, un bebé orangután de cuatro días, fue abandonado por su madre y está siendo cuidado por el Parque Safari de Indonesia en Cisarua. Las selvas tropicales de Indonesia están desapareciendo a una velocidad alarmante y la tala ilegal amenaza la supervivencia de los orangutanes.