Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 28 de noviembre de 2006 - 13:12 GMT
Chávez, ¿superestrella?
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Caracas

Simpatizante chavista con un muñeco del presidente de Venezuela.
En algunos sectores, el apoyo a Chávez llega incluso al rubro de la juguetería.

Muchos elementos hacen del presidente venezolano un líder difícil de catalogar.

En las afueras del Palacio de Miraflores un grupo de mujeres y ancianos venidos del interior del país esperan que les respondan qué pasará con las viviendas que perdieron hace ya más de un año durante la temporada de lluvias.

En la pared contra la que se recuestan se lee un cartel escrito a mano: "Señor presidente, usted nos enseñó a reclamar nuestros derechos" y se reproducen varios artículos de la Constitución.

"Es que nos quieren meter presos porque dicen que somos 'escuálidos' (de la oposición)", le dice a BBC Mundo una de las damnificadas señalando al grupo de la Guardia Nacional que se interpone entre ellos y los muros presidenciales.

"Mi presidente (Hugo Chávez) no sabe nada de esto", asegura la mujer quien dice tener dos semanas pernoctando en esa calle y que como el resto del grupo, lleva camisas rojas con consignas de la campaña por la reelección del presidente.

Para ella, el que no le hayan dado la vivienda que le ha sido prometida es culpa de los "burócratas que engañan al presidente" dice, después de pedir que no grabe sus palabras para "no complicar las cosas".

Gobierno "malo", presidente "bueno"

Parece un fenómeno creciente recogido por las encuestas el que cada vez más la gente tenga una mala opinión de la acción de gobierno, pero mantenga intacta su fe en el presidente Hugo Chávez.

Emocional, impulsivo, con rasgos de ruptura de protocolo (...) rompe con todos los cánones tradicionales de lo que es un jefe de Estado. Pero ¿eso es locura?, eso es originalidad
Edmundo Chirinos, psiquiatra
"Su carisma y forma de acceso con sus palabras al pueblo lo liberan de ciertas responsabilidades que ciertamente le conciernen, a diferencia de otros mandatarios que se dejaron atropellar por la opinión pública", le explicó a BBC Mundo el psiquiatra y ex rector de la Universidad Central de Venezuela, Edmundo Chirinos.

"Porque Chávez es tan ingenioso que tú lo has escuchado hasta regañar a los ministros porque no cumplen. Él, como jefe de Estado, se libera de responsabilidades que corresponden a los especialistas", dijo Chirinos.

Chávez fue su paciente antes de llegar a la presidencia, por lo que, sin faltar al secreto profesional, asegura que el mandatario "no padece ningún trastorno mental" como muchas veces se escucha decir a sus detractores.

"Emocional, impulsivo, con rasgos de ruptura de protocolo (...) rompe con todos los cánones tradicionales de lo que es un jefe de Estado. Pero ¿eso es locura?, eso es originalidad".

Metafísica del poder

Desde el Centro de Estudios del Poder, el psicólogo Roberto De Vries, realiza un constante análisis del liderazgo venezolano.

Hugo Chávez, estampado en la camiseta de un simpatizante.
Es posible que el culto a Chávez surja más de los simpatizantes que del propio gobierno.

De Vries le explicó a BBC Mundo los tres paradigmas con los que trabajan: el filosófico, que busca el por qué de las cosas; el científico que explica lo cuantificable; y el metafísico, que habla de la trascendencia, para qué pasa lo que pasa.

Según los análisis de De Vries la sociedad venezolana se maneja más metafísicamente y en un muy bajo porcentaje científicamente.

"Ese es uno de los grandes vínculos que Chávez ha tenido con la población venezolana. (...) Ha comunicado una buena justificación (...) ninguno se había metido en el para qué de las cosas", afirmó DeVries.

"Alguien que le hable con un lenguaje científico al venezolano, que crea que está diciendo la verdad, se estrella, porque si hay silencio metafísico la gente podrá decir que habla bien, que habla bonito, pero ese no es el gancho comunicacional".

Según de Vries, el presidente le ha dado a grandes sectores de la población venezolana un "sentido de trascendencia que ningún otro líder ha podido generar".

"Una religión implícita, en donde hay una figura divina que todo lo que dice es verdad y ha generado una corriente emotiva pasional. Ponerle contenido racional es secundario por completo", dice, refiriéndose al proyecto revolucionario que el presidente promueve.

Bolívar y Jesús

Pero el psiquiatra Edmundo Chirinos rechaza que en la relación entre el presidente y la población exista ese elemento religioso

"Él no invoca a Jesucristo, como no invoca a Bolívar, como referencia ideológica sino como cumpliendo una misión semejante a la de estos dos líderes. Se identifica con estos dos líderes como tales, no con el cognomento religioso", sostiene Chirinos

Hugo Chávez ante un cuadro de Simón Bolívar.
Con frecuencia, Chávez recurre a la imagen de Bolívar para difundir su ideología.

Sin embargo, en más de una ocasión el presidente ha hablado de Jesucristo como un "revolucionario" o un "socialista" emparentándolo con su proyecto político, en una transacción que el Dr. Chirinos reconoce que no es del todo casual.

En cuanto al fervor casi religioso que le profesan algunos de sus seguidores, Chirinos cree que no es algo que fomente el presidente.

"La deificación es un proceso bien común entre las masas populares con un líder carismático. Es la gente del pueblo la que lo enaltece de esa manera", aseguró.

Pese a las declaraciones de fe cristiana, Chirinos observa que no puede decirse que Iglesia Católica sea partidaria del presidente, algo que en todo caso se ajusta a la estrategia antiestablishment (contra quienes tienen el poder) que practica desde que llegó al poder hace ya ocho años.

"A sus órdenes comandante"

A pocas cuadras del Palacio de Miraflores, en el centro de Caracas un gigantesco afiche del presidente Hugo Chávez no duda en calificarlo como "Protector de Venezuela". "Venezuela firme con su comandante" se lee en otra al lado.

Parece un estilo laudatorio más propio de otros tiempos cuando a los gobernantes latinoamericanos les gustaba que les adjudicaran títulos y prebendas como esas.

Sólo que en este caso no es el presidente quien así se autocalifica, sino algún "espontáneo" de entre sus seguidores que quiere testimoniar admiración y fidelidad por su líder.

Y aunque sus biógrafos aseguran que en Chávez hay elementos del tradicional caudillo del no muy lejano pasado político venezolano, dicen también que es un político muy de estos tiempos.

Esto se evidencia en la manera como usa los medios de comunicación, una cualidad innata que ha ido perfeccionando en el poder y que genera envidia en más de uno, dentro y fuera de Venezuela.

A Chávez se la ha dicho de todo lo bueno y lo malo: demócrata o demagogo, popular o populista, autoritario o paternalista. Es posible que todo se mezcle en él y que allí esté el éxito de su estilo. Al menos, por ahora.

ESCUCHE/VEA
BBC Mundo
Venezuela: Chávez, ¿superestrella?



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen