OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 10 de octubre de 2005 - 15:38 GMT
Cómo se elige
Max Seitz
Max Seitz
BBC Mundo

Ceremonia de entrega del Nobel (fotos gentiliza de Fundación Nobel)
El Premio Nobel no sólo otorga dinero; también abre puertas a lujosas ceremonias.
El Premio Nobel es como una llave de oro.

No sólo enriquece a cada ganador con más de un millón de dólares, sino que también abre las puertas de países, palacios y medios de comunicación.

El que lo obtiene ve transformado cada aspecto de su vida (actos, palabras, ausencias y silencios) en hechos memorables.

Al instituir la distinción, Alfred Nobel, inventor de la dinamita y conocedor de cinco lenguas, dictaminó que se premiaría "a la obra más notable desde el punto de vista del idealismo".

Claro que identificar ese idealismo exige un trabajo bien concreto: el ganador en cada disciplina surge de una investigación exhaustiva por parte de los comités de selección.

Un proceso largo y costoso

Busto de Alfred Nobel
El proceso de los premios es largo y costoso.
En cada uno de ellos trabajan decenas de personas, con un presupuesto total de unos cinco millones de dólares.

El dinero proviene de la fortuna de Nobel, que se invierte constantemente para que no pierda valor.

Todos los años, los comités de selección envían miles de cartas a científicos, miembros de academias y profesores universitarios de todo el mundo, pidiéndoles que nominen candidatos para el Nobel del año siguiente.

Las candidaturas deben llegar a cada jurado antes del 1º de febrero del año para el cual se solicita la nominación.

Reglas claras

Las reglas para acceder a la llave mágica son claras: nadie se puede postular a sí mismo y la sola sospecha de algo así les vale a los intrépidos la descalificación de por vida.

Pablo Neruda
Pablo Neruda ganó el Nobel de Literatura en 1971.

Por otra parte, ningún apoyo político o gubernamental tiene relevancia.

Durante la primavera europea, se evalúa cada candidatura con la ayuda de expertos especialmente designados: la lista debe acotarse a unos pocos nombres.

Una vez conformada la nómina de finalistas, ésta se envía a las instituciones que otorgan los premios, donde se efectúa una votación. Ya es octubre. Y los nombres de los afortunados no tardan en difundirse.

El consuelo

Algunos perdedores se quedan con el consuelo de una próxima nominación. Otros, con el de pertenecer a otro parnaso: el de los nunca premiados, donde están Kafka, Proust y Borges.

La ceremonia de entrega del premio se realiza el 10 de diciembre porque ese día se conmemora la muerte de Alfred Nobel.

La distinción es triple: una medalla y un diploma, además del dinero.

Para algunos, el Nobel concede cierta inmortalidad y para otros, como T. S. Eliot, "es un billete a la tumba".



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen