Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 7 de marzo de 2005 - 13:06 GMT
"No tenemos nada que esconder"

Zaki Moussa es presidente del Centro Cultural Islámico de la ciudad brasileña de Foz do Iguaçu, donde se estima que hay entre 12.000 y 14.000 musulmanes.

Zaki Moussa, presidente del Centro Cultural Islámico de Foz do Iguaçu
Zaki Moussa

Esta organización maneja la mezquita Omar Bim Katab, una de las más importantes en la Triple Frontera entre Paraguay, Brasil y Argentina.

En esta región hay una fuerte presencia árabe que ha estado bajo la mira tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

La mezquita se encuentra en una calle llamada Palestina y la mitad de los islámicos de Foz do Iguaçu asisten a ella regularmente.

Zaki, de 39 años y origen libanés, también trabaja en una agencia de turismo, una de las principales actividades en la Triple Frontera.

Como representante de la comunidad árabe, a la que se ha acusado de tener vínculos con grupos extremistas, Zaki respondió a las preguntas de los lectores de BBC Mundo.

La entrevista fue moderada por Max Seitz de la BBC, enviado especial de la BBC a la Triple Frontera.


Quiero saber cómo viven los musulmanes en la región en cuanto a rutinas, costumbres y principales actividades económicas. (Nohtzintly Iñiguez, México D.F., México)

Nosotros vivimos integrados a la comunidad y a la sociedad brasileña. Nuestra creencia religiosa es el Islam, pero en el resto es todo igual. Participamos en los actos sociales, de beneficencia, culturales y en todo lo que acontece en esta ciudad.

La mayoría de los árabes que viven acá trabajan en el comercio. Esto no sólo es así en la Triple Frontera, sino también en todo Brasil.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva estuvo el año pasado en el Líbano y dijo una cosa muy interesante: que cuando uno llega a una ciudad, para conocer a un libanés tiene que ir directamente al presidente de la asociación comercial, porque con certeza es árabe.

Como la inmigración árabe-musulmana en esta región es nueva, estamos todavía aferrados a las vestimentas religiosas. Por eso, acá en la ciudad es muy común encontrar a señoras árabes que usan el traje que el Islam exige, como el velo.

¿Se sienten de alguna forma discriminados? (José, Medellín, Colombia)

Todo lo contrario. Nos sentimos privilegiados de que tengamos el respeto de los hermanos brasileños, y respetamos por otro lado a la gente y a la tierra que nos acogió. No existe ningún tipo de discriminación en esta región y no tenemos conocimiento de hechos de este tipo en el territorio brasileño en general.

¿La mayoría son sunitas?

La mayoría de quienes frecuentan nuestra mezquita son sunitas. La mitad de los que viven aquí son sunitas, la otra mitad chiitas.

¿Qué podemos hacer para agradecer a la tierra que nos acoge cuando nuestra patria nos rechaza? (Boulos Paul Embaid, La Guaira, Venezuela)

En todos los acontecimientos en los que nosotros participamos nunca dejamos de agradecer a Brasil por acogernos, por darnos oportunidades de trabajo, de una vida mejor. Siempre pensamos en devolver un poco de esto con contribuciones sociales, como la ayuda a instituciones de beneficencia para los hermanos brasileños, para los pobres.

Nuestro centro en especial hace contribuciones a estas instituciones como una forma de contribuir con el gobierno municipal para disminuir la pobreza en la región. No es sólo por hablar. Es un sentimiento muy honesto, sentimos mucho amor por Brasil. Todos somos brasileños.

¿Cómo es el trato de la comunidad islámica con los católicos, que son la mayoría en América Latina? (Moisés García Rosales, Cabimas, Edo. Zulia, Venezuela)

Acá en Foz do Iguaçu ha ocurrido un acontecimiento inédito en cuanto a la relación entre musulmanes y cristianos. Hay un cuadro con versículos del Corán colgado en la pared de la oficina del obispo en la catedral de la ciudad.

No es para embellecer, sino para mostrar el profunda relación de amistad y reconocimiento mutuo de musulmanes y cristianos.

Es más: nosotros en Foz do Iguaçu tenemos un templo cristiano que se llama Iglesia Árabe Brasileña. Hay árabes que no son musulmanes y tienen un templo fuera de la mezquita. Tenemos una relación de alto nivel con los dirigentes de esa iglesia.

¿Con qué fondos fue construida la mezquita y de dónde viene el dinero para su mantenimiento? (Wilma Vigneron, Marsella, Francia)

Los fondos para la construcción de la mezquita provinieron de donaciones de la comunidad local y de otras regiones de Brasil. Las obras terminaron en 1986. Actualmente la mezquita sobrevive también con donaciones de quienes la frecuentan. Cada uno contribuye con una pequeña parte para pagar los gastos mensuales. No tenemos ningún financiamiento, ninguna línea de crédito. Todo es contribución local.

¿Usted piensa que desde la Triple Frontera se financia el terrorismo internacional? ¿O se trata de una propaganda para justificar una futura intervención militar en la región? (Carlos Darío Bordón Bottino, Ciudad del Este, Paraguay)

Éste es un asunto muy serio y delicado. En cuanto a la primera parte de la pregunta, si existe financiamiento o no a los grupos terroristas, el gobierno brasileño declaró que esta zona está limpia y que no hay indicios de que esté involucrada.

¿Pero Estados Unidos sigue sosteniendo que algunas actividades aquí podrían servir para financiar a grupos radicales, a la rama social de Hizbolá?

Esta es una posibilidad que podría ser como podría no ser. Le confirmo que nosotros no tenemos ningún conocimiento de algún hecho en este sentido. No tenemos nada que esconder. Muchos trabajan como en todos los lugares del mundo: me levanto muy temprano para trabajar y la vida continúa así.

¿Si es un hecho o una excusa para la intervención de Estados Unidos en esta región? Creo que los estadounidenses no piensan así, porque si ellos quieren algo, puede que les venga de otra parte. Interés en esta región pueden tener, en controlar dos fuentes de riqueza.

Esta zona, acá, es el tercer punto más caliente del mundo en términos de comercio. Aquí se comercializa una gran cantidad de mercadería procedente de China y esto puede estar incomodando a Estados Unidos. Y en el futuro, claro, las reservas de agua que existen debajo de esta tierra. Como imperio, los estadounidenses necesitan garantizar esta fuente de agua dulce para el futuro.

¿Pero intervención militar? Hoy existen formas más diplomáticas y más fáciles de creer.



ESCUCHE/VEA
Entrevista con Zaki Moussa
BBC Mundo 07/03/05



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen