Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 22 de abril de 2004 - 10:37 GMT
UE/Valores: ¿unidos en la diversidad?
Stephen Mulvey
BBC

Celebración en Polonia tras el referendo para la entrada en la UE.
Los polacos salieron a festejar en el centro histórico de Varsovia.

El concepto de "Libertad duradera" ("Enduring freedom") sólo podría haber sido soñado por el Pentágono. Pero si la UE se dedicase a este tipo de tareas, ese sería el título ideal para describir su expansión hacia Europa central.

El objetivo es consolidar la paz y la democracia en la región, borrando las divisiones de la Segunda Guerra Mundial.

El método es reinventar a los antiguos estados del este, dándoles una imagen de Europa occidental y fomentando una serie de valores de la UE y un nuevo estilo de gobierno.

"Se trata de un cambio de gobierno", dice Fraser Cameron, alto funcionario del Centro de Política Europea, perteneciente a la Comisión Europea.

Los estadounidenses dejan caer bombas desde 30.000 pies de altura. Nosotros seguimos un método más sutil
Fraser Cameron, Centro de Política Europea

"Tanto Estados Unidos como Europa están involucrados en cambios de gobierno. Los estadounidenses dejan caer bombas desde 30.000 pies de altura. Nosotros seguimos un método más sutil".

"Cambiamos los sistemas legales, económicos y sociales, lo cual implica una convulsión a todos los niveles de la sociedad".

Al contrario que al-Qaeda y los talibanes, objetivos de la operación "Libertad duradera" liderada por EE.UU. en Afganistán, los ocho países de Europa central que entrarán a la UE en mayo (junto a Malta y Chipre) ya se regocijan en el mensaje de la unión.

Lo ven en general como una vuelta a su propia herencia en Europa central.

Pero los esfuerzos por especificar cuáles son los valores de la UE han subrayado las diferencias entre algunos de los estados miembros actuales, en un momento en que la comunicación de esos valores a los nuevos estados miembros todavía no ha sido un éxito al 100%.

Declaración de derechos

"La unión se basa en los valores de respeto a la dignidad humana, a la libertad, a la democracia, a la igualdad, a la ley y a los derechos humanos", dice el artículo segundo del borrador de la primera constitución de la UE.

"Estos valores son comunes a todos los estados miembros en una sociedad de pluralismo, tolerancia, justicia, solidaridad y no discriminación".

Proyecto de constitución de la UE.
La unión se basa en los valores de respeto a la dignidad humana, a la libertad, a la democracia, a la igualdad, a la ley y a los derechos humanos
Proyecto de Constitución de la UE

Hasta ahora no hay polémica.

Pero la constitución se mete en aguas pantanosas al absorber al completo la carta de los derechos fundamentales, que abarca el derecho a la manifestación, la seguridad social y la vivienda.

Son derechos de este tipo los que distinguen a Europa de Estados Unidos, pero el tema causa cierta inquietud en Gran Bretaña.

En su momento, la ex primera ministra británica Margaret Thatcher calificó a la carta de la UE sobre los Derechos Humanos Fundamentales como "socialista" y se negó a firmarla.

El gobierno británico actual se ha esforzado por garantizar que la nueva carta no pueda ser invocada ante los tribunales para atar las manos de los estados miembros, excepto cuando se trate de implementar leyes de la unión.

Otros gobiernos europeos se han solidarizado, pero no parece que ninguno de ellos sienta la necesidad de reafirmar a sus ciudadanos que la carta de derechos no tendrá mayor fuerza legal que la revista infantil Beano.

En muchos estados, la carta se exhibe con orgullo como una declaración de derechos, una definición de ciudadanía de la UE y una garantía de protección social sin par en el mundo.

Choque cultural

Si, en este sentido, Gran Bretaña se encuentra fuera de la línea de pensamiento principal de la UE, algunos de los nuevos estados miembros podrían en otros aspectos estar incluso más lejos.

Gitana.
Los gitanos y otras minorías dicen que son discriminados en varios de los nuevos estados miembros.

"Es una cultura diferente con tradiciones distintas y no sólo por los 40 años de comunismo", dice Fraser Cameron.

"Hay una falta de familiaridad con las prácticas democráticas, una apreciación limitada de los derechos humanos y los derechos de las minorías, y no hay una sociedad civil activa".

Cameron predice cierta fricción post-ampliación entre la Europa oriental y occidental: una actitud adoctrinante por parte de los estados miembros antiguos y una actitud defensiva por parte de los nuevos.

Polonia

Esta fricción será más factible si se repiten escenas como las que se dieron durante el intercambio de comentarios entre la vieja Europa y la nueva Europa en el debate sobre Irak.

Para los ojos polacos, la UE está progresando demasiado en temas como el aborto, la homosexualidad y todo tipo de minorías
Janusz Lewandowski, parlamentario polaco

Janusz Lewandowski, parlamentario polaco, explica la perspectiva de su país diciendo que muchos polacos ven como un peligro que la UE diluya su herencia conservadora cristiana con valores liberales, acelerando así la secularización de la sociedad polaca.

"Para los ojos polacos, la UE está progresando demasiado en temas como el aborto, la homosexualidad y todo tipo de minorías, que cada vez están siendo más y más protegidas por la unión", dijo.

El Papa Juan Pablo II ha sugerido que su natal Polonia podría también transferir valores en dirección opuesta, enriqueciendo a la UE con sus propias tradiciones cristianas.

¿Un club cristiano?

El año pasado el gobierno polaco encabezó una campaña para que hubiese una referencia a las "raíces judeo-cristianas" en el preámbulo de la constitución de la UE.

Esta propuesta señala otra fisura en el sistema de valores europeo.

Polonia tuvo algún apoyo en España, Italia y Malta, pero para Francia y Bélgica la separación rígida entre religión y estado es un artículo de fe. Su oposición es categórica.

Musulmana participando en una manifestación en Francia.
Vivimos en sociedades multiculturales y en 2003, en un contexto global, no queremos presentarnos como un club cristiano
Stefan de Rynck, Comisión Europea

Alemania, Gran Bretaña y la Comisión Europea también creen que la actual referencia a "la herencia cultural, religiosa y humanista de Europa" es probablemente el mejor compromiso.

"Cuando se empieza a mencionar una creencia o tradición particular, se excluyen tradiciones que no se quieren excluir", dice Stefan de Rynck, representante de la Comisión ante la conferencia intergubernamental.

"La cuestión es si se quiere destacar únicamente a la cristiandad en nuestra historia. Todos vivimos en sociedades multiculturales y en 2003, en un contexto global, no queremos presentarnos como un club cristiano".

Entre los países que esperan adherirse a la UE, tras la ampliación de mayo 2004, hay tres naciones musulmanas: Albania, Bosnia y Turquía.

Si sus solicitudes progresan, ellos también estarán expuestos a los aires liberales de la UE.

Pero es posible que un día alguno de ellos se una a Polonia en las filas europeas del conservadurismo social.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen