BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Especiales
Viernes, 04 de julio de 2003 - 14:43 GMT
Armstrong: regreso con gloria
Lance Armstrong
Algunos sostienen que parece que el tejano es tan perfecto que ni siquiera suda.
Cuando en 1999 un ciclista tejano anunció que iba por el Tour de Francia, pocos le creyeron.

Todos sabían que era un buen corredor, pero nadie creía que después de un cáncer y un agresivo tratamiento de quimioterapia, alguien podía ganar la prueba ciclística más exigente del mundo.

El tejano no sólo ganó ese año, sino que volvió a ganar en 2000, 2001, 2002 y este año todos auguran que volverá a entrar en París nuevamente como campeón.

Ese hombre se llama Lance Armstrong y nació el 18 de septiembre de 1971 en Austin, Texas.

"Sé que puedo emular a Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Bernard Hinault y Miguel Indurain, pero pensaremos sobre la leyenda cuando sea apropiado", dijo sobre su posible quinto triunfo.

"Para mí, como para los otros ciclistas en la largada, es sólo otro Tour", agregó.

Su página on line informa que heredó su temperamento de su madre soltera, Linda, la misma que lo iba a buscar a la frontera de Oklahoma con el auto, cuando su hijo salía a entrenar con su bicicleta los sábados y llegaba tan lejos que tenía que llamar a la "grúa materna".

A los 13 años, Armstrong ganó un triatlón para niños y a los 16 se convirtió en triatlonista profesional. Con el tiempo se decantaría por una de las tres actividades, el ciclismo.

Lance Armstrong
Armstrong desmiente las apreciaciones con el sudor de su frente.
En 1989 corrió su primer torneo internacional en Moscú y dos años más tarde ya era Campeón Nacional Amateur. Permaneció amateur hasta los juegos olímpicos de Barcelona en 1992, en los que terminó en el puesto 14.

Su primera carrera como profesional sería ese año también en España: la vuelta de San Sebastián.

Armstrong terminó en el último lugar a 27 minutos del ganador. La influencia de su madre sería fundamental también en este momento de su vida para no abandonar el ciclismo.

La primera resurrección

Un año después de aquel último puesto, el tejano logró 10 títulos incluyendo el campeonato del mundo.

Ese 1993, Armstrong alcanzó su primera victoria en una etapa del Tour de Francia, que lo tendría como ganador absoluto seis años después.

En 1995, Armstrong se convierte en el primer estadounidense en ganar la vuelta de San Sebastián, la misma en que había terminado último dos años atrás.

También ganó el Tour Du Pont y una nueva etapa en el Tour de Francia.

Lance Armstrong
¿Carisma yo?
El año 1996 lo encontró en la cima del ranking de ciclistas. Se convirtió en el primer corredor en ganar dos Tour Du Pont seguidas y el primer estadounidense en ganar la tradicional prueba Fleche Wallone en Bélgica.

Pero en octubre de ese año, análisis médicos revelaron que Armstrong tenía cáncer en los testículos.

La enfermedad escaló por su cuerpo con la misma rapidez con que él subía las montañas con su bicicleta. El cáncer llegó a sus pulmones y al cerebro.

El ciclista sufrió tres operaciones e inició el tratamiento de quimioterapia más agresivo posible.

La quimioterapia lo debilitó pero comenzó a dar sus resultados. Cinco meses después del diagnóstico, las ruedas de su bicicleta volvieron a rodar, el mundo del ciclismo se enteró de que Armstrong estaba entrenando de nuevo.

El tejano creó la Fundación Lance Armstrong para colaborar con la investigación y la rápida detección del cáncer.

La segunda resurrección

El primero de mayo de 1998 volvió a competir ganando una prueba en las calles de su Austin natal. Siete días después se casó con su novia, Kristin Richard.

Habiendo terminado su contrato con el poderoso equipo Cofidis, el United States Postal volvió a creer en él y le dio un lugar en su plantilla. El tiempo demostraría que fue la decisión correcta.

Armstrong ganó ese año el Tour de Luxemburgo, la Rheinland-Pfalz Rundfarht en Alemania, la Cascade Classic en Oregon, Estados Unidos, y terminó cuarto en la Vuelta de España, una de las tres carreras más importantes del mundo.


Es irónico. Yo solía correr como forma de vida. Ahora sólo quiero vivir, para seguir corriendo

Lance Armstrong
Pero Armstrong todavía le deparaba una sorpresa a ese mundo. En 1999 el ciclista estadounidense ganó el Tour de Francia. La prueba ciclística por excelencia.

Si algo faltaba, el 12 de octubre de ese año nació su hijo, Luke David, y el ciclista terminó su autobiografía.

Los años 2000, 2001 y 2002 agregarían tres capítulos más a su increíble historia. Armstrong llegó con el maillot amarillo a París.

El robot

Algunos amantes del ciclismo no dudan de la capacidad de Armstrong como corredor, pero sí extrañan el carisma del belga Eddy Merckx, "el caníbal", del francés Raymond Poulidor que nunca ganó el Tour (lo llamaban el "eterno segundo"), del gran español Miguel Indurain o del "pirata", Marco Pantani.

Giancarlo Ferreti, viejo ciclista italiano, le ensayó una respuesta ante la falta de entusiasmo que despierta el tejano en la afición, lo que no quita una sola gota a la admiración que se le tiene.


La gente admira a un ciclista porque sabe que sufre. Y Armstrong no sufre. O no aparenta sufrir. La mirada es fría, apenas abre la boca, parece que no suda...

Giancarlo Ferreti
"La gente admira a un ciclista porque sabe que sufre" dijo Ferreti al diario español "El País" y cerró la idea: "Y Armstrong no sufre. O no aparenta sufrir. La mirada es fría, apenas abre la boca, parece que no suda..."

No ayuda mucho para su imagen de "robot" el hecho de que haya trascendido que Armstrong duerme durante las competencias adentro de cámara hipóxica.

Una suerte de carpa portátil que simula una atmósfera de hasta 5.000 metros de altura, lo que permite al cuerpo del ciclista aumentar sus hematocritos y mejorar así su rendimiento.

Por estos extraños hábitos, pero aún más por su trabajo en conjunto con el médico italiano Michele Ferrari, que fue a juicio por cargos de administración de productos peligrosos para la salud y fraude al deporte, Armstrong ha sido interrogado varias veces por los periodistas acerca del dopaje.

"Estoy cuestionado por el hecho de ser ciclista. Aquí todos estamos bajo sospecha, pero hasta que no se demuestre lo contrario somos inocentes. Pido una oportunidad para ser inocente, las pruebas de orina y sangre que he pasado están limpias", respondió el ciclista tejano.

Este interrogatorio periodístico fue el único momento en el Tour de Francia 2001 que Armstrong se mostró incómodo.

Por lo demás, nadie pudo siquiera incomodarlo para lograr su tercer Tour y luego un cuarto en 2002.

El tejano adelantó que este año irá por el quinto. A diferencia de 1999, ya nadie duda de su palabra.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: