BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Especiales
Sábado, 12 de octubre de 2002 - 20:47 GMT
Memorias de EE.UU.
Aviones de guerra en la base aérea de Homestead.
Suchlicki recuerda ver los aviones dirigiéndose a la base de Homestead al sur de Miami. (Foto: FF.AA.)
Jaime Suchlicki y Ned McGlynn son profesores de estudios internacionales y sociología, respectivamente. Su profesiones y perspectivas fueron influidas, en parte, por la Crisis de Misiles.

Suchlicki, un estadounidense de origen cubano, es director del Centro de Estudios Cubanos y Cubano Americanos de la Universidad de Miami.

En esta ciudad, por su proximidad con Cuba y numerosa comunidad de exiliados, se vivió un ambiente especial en octubre 1962.

Ned McGlynn, por su parte, es director del Centro de Estudios de la Paz en la Universidad de Siena, estado de Nueva York.

McGlynn estudiaba muy cerca del Arsenal Watervliet, conocido como la "fábrica de cañones" de Estados Unidos y, sin duda, un objetivo potencial de misiles enemigos.

Estas son sus memorias:

Jaime Suchlicki

Jaime Suchlicki
Suchlicki sintió preocupación, miedo y euforia.
"Aquí en Miami se recibió la noticia de la crisis con una combinación de preocupación, miedo y euforia. Muchos de la comunidad cubano americana esperaban que esto fuera el final de Fidel Castro y que EE.UU. iba a invadir a Cuba.

Después de lo ocurrido en Bahía Cochinos (la fracasada invasión auspiciada por la CIA en 1961) había gran esperanza de que éste fuera el final del régimen de Castro.

Pero también había preocupación por el desenlace y de que hubiera un enfrentamiento nuclear entre los Estados Unidos y la Unión Soviética.

Después del anuncio del presidente Kennedy en televisión se veía claro como había misiles en Cuba y que éstos podían llegar a Miami.

Una cosa que preocupaba era quién controlaba los cohetes, si estaban en manos de los cubanos o de los soviéticos.


Sentí que se trataba de una crisis mucho más grave de lo que había pensado.

Jaime Suchlicki
Yo fui testigo, aquí en la calle principal de Miami, una noche que estaba parado ahí, de como pasaban tanques por en medio de la calles.

En esa época no había mucho tránsito por la calle, pero ahora estaba llena de tanques, convoyes de personal militar y muchos aviones volando hacia el sur, a la base aérea de Homestead.

Ahí sentí que esta el final de Fidel Castro y que se trataba de una crisis mucho más grave de lo que había pensado. Algo significativo estaba pasando y nadie estaba preparado para ese tipo de confrontación.

Entre los cubanos en el exilio lo que más se decía era que iba haber un cambio de régimen y que nos íbamos a devolver a Cuba rápidamente.


Decidí en aquel momento jamás regresar a Cuba.

Jaime Suchlicki
Pero cuando no ocurrió así, fue como una segunda decepción después de lo que había pasado con Kennedy en Bahía Cochinos. Se vio como una segunda traición a los deseos de los exiliados.

Kennedy era demócrata. Es por eso que el exilio cubano tradicionalmente apoya, en su mayoría, al Partido Republicano en temas de política internacional.

Desde mi punto de vista, yo decidí en aquel momento que nunca más volvería a Cuba y que, por lo tanto, debería prepararme para quedarme aquí en Estados Unidos y empecé a estudiar."

Ned McGlynn

Ned McGlynn
Lo primero que McGlynn pensó era cómo salir para Canadá.
"Yo cursaba el último año de universidad en el Instituto Politécnico Rensselaer, estado de Nueva York.

Asistía a una clase de relaciones internacional donde todos los estudiantes, menos yo, eran reservistas de la Fuerza Aérea.

Cuando Kennedy salió por televisión todos nos preocupamos. Entre mis compañeros nos preguntábamos si al día siguiente iba a empezar la guerra.

Nuestra región era uno de los principales objetivos de misiles nucleares de la Unión Soviética.


Estábamos estudiando la historia a medida que sucedía.

Ned McGlynn
Nos encontrábamos a unos 8 kilómetros del Arsenal Watervliet, el único sitio en Estados Unidos donde se fabrican los gigantescos cañones de los acorazados. Yo ya sentía que las bombas iban a llover.

Lo curioso es que la clase que estábamos tomando trataba exactamente de los que estaba ocurriendo. La Alianza Occidental versus el Bloque Oriental, la Guerra Fría y la posibilidad de que ésta se calentara.

Estábamos estudiando la historia a medida que ocurría. La mayoría de los reservistas estaban anticipando el llamado para activarse a la Fuerza Aérea y yo estaba pensando cómo irme a Canadá y evadir la conscripción.

Era y soy un pacifista. Me pareció desafortunado que nos hubieran llevado al borde de la aniquilación mutua. Las imágenes por televisión hacían innegables la presencia de los misiles pero pensé que por lo menos todavía no se había decidido ir a la guerra.

Alimentos y agua en refugio nuclear.
McGlynn: "Teníamos lo suficientes para sobrevivir seis meses".
Yo viví mi juventud en una época en que pensaba que la guerra nuclear era muy posible.

El gobernador del estado de Nueva York, Nelson Rockefeller, promovió a finales de los años 50 la construcción de refugios nucleares.

Mi padre era miembro del comité local de supervivencia en caso de un ataque por parte de la Unión Soviética.

Nosotros teníamos el sótano de la casa acondicionado con conservas, enlatados y agua suficiente para seis meses.

Entre mis padres y tres hermanos teníamos planes de cómo sobrevivir el ataque.

Afortunadamente se pudo evadir el enfrentamiento y las cosas se resolvieron mejor de lo que se pensaba.

La crisis hizo cambiar mi perspectiva del mundo y mi carrera. Decidí dedicarme a la sociología política, dedicarme a la resolución de conflictos y estudiar pacifismo.

Me di cuenta de lo cerca que estuvimos de la aniquilación total. Un enfrentamiento que casi se decide con el lanzamiento de una moneda. Algo así no se puede dejar al azar.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: