BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Fernando Ravsberg
  Especiales
Sábado, 12 de octubre de 2002 - 20:38 GMT
La crisis bajo ojos cubanos
Cueva
En esta cueva fueron depositados los misiles soviéticos.
Escribe Fernando Ravsberg, corresponsal de la BBC en Cuba.

La "crisis de los misiles" fue conocida en Cuba como la "crisis de octubre" y fue una experiencia que marco a la mayoría de los cubanos, tanto que todos los que la vivieron mantienen frescos sus recuerdos.

Fue sin lugar a dudas el punto más alto en el enfrentamiento entre Cuba y los EEUU, en el que muchos cubanos pensaron más de una vez que su país desaparecería del mapa arrasado por misiles atómicos.

Las sensaciones que BBC Mundo pudimos recoger entre los protagonistas "de a pie" de la crisis fue de lo más variado desde el miedo hasta la inconciencia pasando por el sexo, "ya que al fin y al cabo el mundo se iba a acabar".

Diferentes sentimientos, diferentes formas de enfrentar el momento, pero siempre encontramos en todos el recuerdo vivo de aquellos días que pudieron llevar al mundo a la catástrofe nuclear.

La finca atómica

Emilio Chusco
Emilio Chusco
"Yo veía que eran armas grandes y les pregunte a los guardias qué traían y me dijeron que un cohete y que lo metieron para la cueva", nos relata el campesino Emilio Chusco, cuya finca fue elegida para emplazar un misil.

La familia de Emilio fue trasladada a una casa del pueblo de Madruga, tuvieron la desgracia de tener en la finca una cueva de alrededor de 20 metros de alto, que además daba de cara hacia el norte.

Nunca se sabrá si el cohete fue instalado aquí pero la base de hierro que aún hoy esta en el lugar podría aguantar un tren.

"Venían con camiones con rastra y bajaban armas pero nosotros no sabíamos lo que eran", nos cuenta.

La familia Chusco aprovecha ahora el lugar para extraer material de construcción, hace 40 años pensaron que iban a perder su finca para siempre pero ni sospecharon que estuvieron al borde de perder mucho más que eso.

La adrenalina

Luis Adrián Betancourt.
Luis Adrián Betancourt.
"Yo estaba al frente de una pieza antiaérea en una unidad del occidente por donde cada mañana pasaban dos aviones norteamericanos en vuelo rasante", nos relata Luis Adrián Betancourt.

40 años después recuerda que el momento mas difícil, en el que verdaderamente sintió miedo "fue cuando Fidel se presentó por la noche en la unidad y dijo que a la mañana siguiente había que derribar los aviones".

"Sabíamos que era el inicio de la guerra y casi no pudimos dormir, pensaba en mi familia, tenia un hijo recién nacido" confiesa Betancourt y agrega que "a la mañana siguiente y por primera vez los aviones no pasaron".

La suspensión de ese vuelo marco la diferencia en la vida de Luis Adrián Betancourt, tanto que hoy es escritor, padre y abuelo. De aquellos días guarda el recuerdo de la adrenalina y una vieja pistola 45.

El hombre de la CIA


Si hubiera sabido lo que iba a provocar nunca hubiera informado nada

Manuel Sanjurjo
Manuel Sanjurjo, vive en La Habana, no acepta que se le hagan fotos ni concede entrevistas de prensa, vive aun casi en la clandestinidad. "Me llaman 15 minutos antes y vuelven a llamar cuando estén en la puerta".

El fue uno de los protagonistas desconocidos de la Crisis de los Misiles, en esa época era jefe de una red de la CIA en Cuba y fue gracias a sus informes que EE.UU. lanzaron sus aviones espías sobre la isla.

"Si hubiera sabido lo que iba a provocar nunca hubiera informado nada", dice en una vieja entrevista. convencido de que fue por su culpa que el mundo llegó al borde de una guerra nuclear en la que hubiera muerto su propia familia.

Cumplió 15 anos de cárcel y a su salida, su familia se fue a vivir a Estados Unidos, pero inexplicablemente el decidió quedarse en Cuba.

Durante la conversación una mujer le espetó "hay cosas con las que uno tiene que vivir el resto de su vida", Manuel calló.

La guerra y el sexo

Serafín
Serafín tuvo un hijo producto de la "crisis de octubre".
Cuando uno oye la frase: "los hijos de la crisis de octubre" piensa en aquellas personas que vivieron los acontecimientos, sin embargo estos niños aun no habían nacido en octubre de 1962.

"Los hijos de la crisis de octubre" nacieron al año siguiente, 9 meses después de la crisis y fueron producto de la locura sexual que se despertó en aquellos días en los que todos querían cumplir sus deseos antes del final del mundo.

"Yo cuidaba un polvorín en el Castillo de Atares y me escapaba para hacer el amor" nos cuenta Serafín y nos confiesa que su hijo mayor es producto de aquellas escapadas, cuando aun "uno estaba joven y fuerte".

Y los conflictos sentimentales posteriores a la crisis no fueron pocos, se hacia el amor sin pensar en un mañana que se descontaba por inexistente, había que vivir intensamente los pocos días que quedaban antes de la guerra.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: