BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Especiales
Sábado, 12 de octubre de 2002 - 20:42 GMT
La voz y oídos de Khrushchev
El Kremlin en Moscú.
Yuri Pavlov era traductor del Kremlin en 1962.
Yuri Pavlov representó como diplomático a la antigua Unión Soviética durante 37 años, incluyendo los cargos de embajador en Chile y Costa Rica. Su rango diplomático oficial es el de Embajador Extraordinario y Plenipotenciario.

Yuri Pavlov, ex embajador de la Unión Soviética.
Yuri Pavlov, ex embajador de la URSS. (Foto: Universidad de Oregon)
Pavlov inició su carrera en 1956 representando a su país ante la Asamblea General de la ONU, fue traductor del Kremlin durante la crisis de misiles y, posteriormente, estuvo presente en 1989 durante las reuniones de alto nivel que concluyeron con la Guerra Fría, sobre todo entre los presidentes Bush y Gorbachev.

El 25 de octubre de 1962, el premier soviético, Nikita Khrushchev, invitó al Kremlin al empresario estadounidense, William Knox, vice presidente de Westinghouse Electric. Yuri Pavlov fue el intérprete de la conversación, y dio los detalles a la BBC.


¿Cuál fue la importancia de este mensaje?

Este fue el primer mensaje utilizando un canal no oficial. La diferencia que hay con un mensaje oficial es que en éste último no se puede tomar cada palabra literalmente. El mensaje oficial está también dirigido al público y contiene aspectos propagandísticos. En este caso (con el Sr. Knox), se trataba de un mensaje muy serio, sin propaganda, porque no tenía el objetivo de ser publicado. Ahí está la importancia.

¿Por qué escogieron a William Knox para enviar un mensaje a Kennedy?

El tenía algunos negocios y le informaron a Khrushchev que se encontraba en Moscú y el premier lo invitó al Kremlin. Knox llegó sin saber de que se trataba y la conversación se concentró exclusivamente en la crisis.


Ambos estaban muy nerviosos. Hablaban en tono grave sin hacer ninguna broma. Era como si estuvieran conversando en un cementerio.

Yuri Pavlov
¿Cómo lo escogieron a Usted para que sirviera de intérprete?

En aquel tiempo trabajaba en el departamento de traducción e interpretación del ministerio de Relaciones Exteriores. No era la primera vez que me invitaban para traducirle a Khrushchev y otros miembros del gobierno. Era rutina y no me causó sorpresa al comienzo.

¿Cuándo se dio cuenta de la seriedad de la conversación?

Desde el comienzo de la conversación. Nikita Khrushchev empezó diciendo que él invitó a Knox sabiendo que era amigo del presidente John Kennedy. Le dijo: "Mire, quiero utilizar su presencia en Moscú para pedirle que le comunique a su amigo Kennedy lo siguiente". Y comenzó el mensaje de que la parte soviética toma muy seriamente esta situación. Que la Unión Soviética va a interpretar la interceptación y supervisión de los barcos soviéticos comerciales por la marina de los Estados Unidos como un acto de guerra. También le informó que los submarinos soviéticos se encontraban muy cerca y listos para actuar, así que el presidente debía pensar las cosas seriamente.

¿Cómo respondió el Sr. Knox al mensaje?

Se puso muy nervioso. Ambos estaban muy nerviosos. Hablaban en tono grave sin hacer ninguna broma. Era como si estuvieran conversando en un cementerio. Knox no era político ni diplomático. Era un hombre de negocios y dijo que, naturalmente, iba a informar al presidente Kennedy de la conversación. Cuando regresó a Nueva York publicó en el diario The New York Times el contenido de la conversación que incluía el mensaje de Khrushchev a Kennedy.

Algunos archivos históricos sostienen que la conversación duró más de tres horas ¿Si el mensaje fue tan específico por qué duró tanto?


El mensaje ayudó a dar más tiempo a la Unión Soviética y a Kennedy para esquivar acciones que podrían hacer la guerra inevitable.

Yuri Pavlov
Khrushchev entró en más detalle. Él pidió al Sr. Knox que asegurara al presidente Kennedy que no tenía por qué estar preocupado por los misiles soviéticos en Cuba puesto que todos estarían en manos de oficiales de las Fuerzas Armadas Soviéticas y los cubanos no tendrían control sobre esas armas. También debía asegurar a Kennedy que la Unión Soviética no tenía ninguna intención de utilizar estas armas para una acción ofensiva contra Estados Unidos. Eran enviadas solamente por una sola razón: para defender a Cuba en caso de un intento de invasión a la isla por parte de Estados Unidos u otra nación.

¿Qué efecto tuvo ese mensaje sobre Kennedy?

No añadió mucho a lo que Khrushchev ya había comunicado previamente al gobierno estadounidense. Pero, al mismo tiempo, le demostró a Kennedy que no se trataba de un asunto ligero, que realmente la situación era muy muy peligrosa. Kennedy recibía diferentes consejos de sus allegados y asesores militares. Algunos le aconsejaron que debía bombardear las instalaciones de misiles y las tropas soviéticas en Cuba. El presidente escogió una vía de negociación. Así que el mensaje ayudó a dar más tiempo a la Unión Soviética y a Kennedy para esquivar acciones que podrían hacer la guerra inevitable.

¿Hubo algún momento en que Khrushchev pensó que no habría otra salida que el enfrentamiento nuclear?

Oleg Troyanovsky, quien más tarde fue embajador soviético ante las Naciones Unidas, era en aquella época asistente de Nikita Khrushchev para asuntos internacionales. En su libro, Troyanovsky menciona que le comentó a Khrushchev que la situación era tan seria que los podía llevar a una guerra nuclear, a lo cual Khrushchev contestó: "Si, es verdad. Pero ya es demasiado tarde". Claramente hubo un momento en el que Khrushchev dudó si podía encontrar una salida a la crisis.


Yo pensaba, si realmente viene la guerra nuclear, no va hacer mucha diferencia si la gente está enterada de lo que está sucediendo porque nadie está preparado para sobrevivir este tipo de guerra.

Yuri Pavlov
¿Cómo percibía la población soviética la situación?

Durante esa época, el gobierno siempre hablaba de que se trataba de armas defensivas en Cuba. Así que no hubo ningún pánico entre el pueblo soviético, en primer lugar porque no estaba bien informado. No comprendía que se trataba de una seria amenaza de guerra. Tomaron las declaraciones de ambas partes que se publicaban en los diarios como una continuación de la guerra psicológica, de la Guerra Fría. Nunca de que había una seria amenaza de un conflicto nuclear.

¿Cómo enfrentaba Usted la situación, sabiendo lo que sabía, y al mismo tiempo sus compatriotas no tenían idea de lo que estaba ocurriendo?

Lógicamente no es la primera vez que me ocurría. Yo entendía cómo funcionaba el sistema soviético. Pero, al mismo tiempo yo pensaba si realmente viene la guerra nuclear, no va hacer mucha diferencia si la gente está enterada de lo que está sucediendo porque nadie está preparado para sobrevivir este tipo de guerra. Si se informa a la población de lo que está sucediendo se crea pánico. Pero, ¿qué pueden hacer? Nada. No tenía sentido informar porque no existía defensa contra las armas nucleares. Solamente los jefes del partido tenían el lujo de refugiarse en algunos lugares, pero nadie más. Entonces, para mí, no había razón para informar a todo el pueblo de lo que estaba sucediendo.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: