BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Nick Caistor
  Especiales
Martes, 26 de marzo de 2002 - 21:01 GMT
Un inglés suelto en Buenos Aires
Torre de los Ingleses en Buenos Aires
Escribe Nick Caistor, de la BBC.

Aquel 1º de abril nadie sabía por qué el avión no salía. Éramos unas cien personas esperando el vuelo de Aerolíneas Argentinas en el aeropuerto de Heathrow.

"Debe ser una huelga", decía un señor argentino a mi lado. "Es que el comunismo sigue agazapado en nuestro país".

El señor resultó ser un vicealmirante o algo por el estilo que había estado visitando a sus colegas de la marina inglesa, como solía hacer todos los años.

Dos horas más tarde volamos a través de la noche hacia el sur.


Hasta miembros de mi familia argentina, que habían vivido en carne propia las consecuencias del régimen militar, se entusiasmaron y salieron en sus coches a demostrar su patriotismo a golpe de bocina

Al llegar a Ezeiza, la gente de la aduana nos recibió con sonrisas amplias. Ya en el coche, pusimos la radio para terminar escuchando una marcha triunfal. En el camino al centro de Buenos Aires, banderas en las ventanas, y un silencio muy grande.

Silencio que se rompió esa misma noche con la celebración presidida por el general Leopoldo Fortunato Galtieri en el balcón de la Casa Rosada. Vaso de whisky en mano, el general habló de la gran gesta militar ante una multitud que, hasta ese momento, las juntas militares que gobernaban desde 1976 no habían podido congregar en la Plaza de Mayo.

Hasta miembros de mi familia argentina, que habían vivido en carne propia las consecuencias del régimen militar, se entusiasmaron y salieron en sus coches a demostrar su patriotismo a golpe de bocina.

En los días siguientes, otra vez el silencio.

Recuerdos aislados

En esos días recuerdo a la gente alabando al primer héroe argentino, abatido -por la espalda, por supuesto- por las metralletas pérfidas de los soldados ingleses en el patio de la embajada colonial.

El militar que había sido mi compañero de viaje aparecía en la pantalla de televisión, explicando con lujo de detalles cómo era totalmente imposible para la marina inglesa recuperar las islas.

Crucero General Belgrano
El hundimiento del Belgrano volvió a traer el silencio.
En el trato personal, la misma amabilidad de siempre, aunque con una ligera sonrisa y una pizca de orgullo: muchos comentarios sobre el eclipse inevitable del "viejo mundo" ante la fuerza imparable del continente del futuro.

Una vez apareció un "coronel" en el negocio de mi suegro, pidiendo US$5.000 como aporte a un "fondo patriótico".

Mientras mis amigos médicos decían que se pensaba pintar cruces rojas en los techos de los hospitales, el portero de nuestro edificio nos comentaba que se hablaba de registrar a todos los ingleses en Argentina.

Luego, un submarino inglés hundió el Belgrano. Desaparecieron las sonrisas. Emprendimos el vuelo de regreso a Londres.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: