BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Especiales: Mundial 2002
Sábado, 29 de junio de 2002 - 11:46 GMT
Turquía logró el tercer puesto
Primer gol de Turquía contra Corea
Sukur festeja su primer gol y su entrada al libro de los records del Mundial.
¡Qué partido! ¡Qué comienzo!

Para todos los que consideran que el encuentro por el tercer puesto es sólo una formalidad, Corea del Sur y Turquía jugaron uno de los partidos más electrizantes de la Copa del Mundo.

Los miles de seguidores de los "diablos rojos" no habían terminado de acomodarse en las butacas cuando Hakan Sukur, la estrella turca que no había convertido un sólo gol en el torneo, marcó el tanto más rápido en la historia de los munidales.

Los coreanos sacaron del medio, Sukur robó la pelota y venció al arquero Lee Woon-Jae antes de que el reloj marcara los primeros 11 segundos de juego.

Empate de Corea del Sur
Recber sacó todas las pelotas menos un tiro libre de lujo de Corea.
Alentado por su público y por las reprimendas del entrenador holandés Guus Hiddink, los locales salieron feroces a empatar y lo lograron a los 9 minutos con un tiro libre "maradoniano" de Lee Eul-yong.

Pero el delantero turco Ilhan Mansiz estiró la diferencia para su equipo a los 13 y a los 32 del primer tiempo tras buenas jugadas de Sukur, que recuperó su nivel en el último partido de su selección.

El segundo tiempo no desentonó con el nivel de juego desplegado en los primeros 45 minutos. Corea atacó constantemente pero Turquía tuvo una pared con nombre y apellido, Rustu Recber, el arquero que volvió a justificar el interés que han manifestado varios equipos europeos por su contratación.

Recién a los 92 minutos de juego, Song Chong-Gug pudo descontar para los locales.

Un partido tan emocionante sólo podía terminar de la forma que lo hizo, con los jugadores de ambos equipos abrazadados caminando hacia las tribunas para el aplauso final. Uno de los momentos más lindos que deja esta copa.

Ambos equipos fueron las revelaciones del torneo. Previo al 2002, Corea del Sur no había ganado ni un solo partido en cinco participaciones mundialistas y Turquía sólo había clasificado una sola vez para la Copa del Mundo, hace 50 años.

Corea del Sur

El increíble progreso de Corea parece tener nombre propio: Guus Hiddink, el técnico que dirigió a Holanda (su país natal) en el Mundial de Francia 98, donde quedaron cuartos, y que también dirigió al Real Madrid.

Hiddink hizo varias exigencias a la Federación de Fútbol de Corea del Sur, entre ellas modificar el campeonato y calendario del torneo local para ajustarse a las necesidades de la selección.

Entrenamiento de la selección turca.
La última participación de Turquía en un Mundial fue hace 50 años.
También le enseñó a los jugadores a perderle el temor a los equipos europeos.

Con tiempo y recursos a su disposición, Hiddink construyó un equipo rápido, preciso y de gran despliegue físico.

Triunfos sucesivos frente a equipos como Polonia, Portugal Italia, España, se vieron manchados por algunos errores arbitrales.

Incluso se llegó a hablar de una conspiración ayudarle a los coreanos pues, como anfitriones, podían arrastrar masas a los estadios.

Sin embargo, algo es innegable: Corea del Sur le jugo de igual a igual a todos sus contrarios y jamás se vio sobrepasado por ellos.

Los jugadores más destacados de Corea son el libero Hung Myung-Bo, el volante Yoo Sang-Chul (ambos en la selección ideal del Mundial) y, por supuesto, el delantero Ahn Jung-Hwan, el hombre de la novelesca saga con el Perugia.

Turquía

El progreso de Turquía es más comprensible. En el año 2000, el Galatasaray dio el campanazo de alerta al ganar la Copa UEFA.

De inmediato empezó el éxodo: Fatih Terim, el técnico, viajó a Italia, donde se hizo cargo del Fiorentina y luego del Milán, aunque sin mucho éxito.

Le siguió el delantero Hakan Sukur, quien fue contratado por el Inter.

Senol Gunes, entrenador de Turquía.
Senol Gunes ha armado un equipo con oficio.
Otra característica del equipo turco es que varios jugadores son nacidos y criados en otros países, especialmente en Alemania (donde existe una enorme colonia turca) y han llevado sus conocimientos al país de sus ancestros.

Tal es el caso de Ilhan Mansiz, goleador del campeonato turco la temporada pasada y autor del gol de oro Senegal.

El técnico, Senol Gunes, ha armado un conjunto con oficio, con un arquero extraordinario, una defensa fuerte, un medio campo aguerrido y una delantera... con Hakan Sukur.

Ese ha sido uno de los lunares del equipo. Sukur, quien ha convertido más 300 goles en su carrera (37 de ellos con la selección) no ha podido hacer ni uno en este Mundial. Pero Gunes se la ha jugado con su capitán, que tiene un estatus de estrella de rock en Turquía.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

29 06 02 |  Mundial 2002
Las declaraciones finales
2 05 02 |  Mundial 2002
Turquía sacia su sed de copa
2 05 02 |  Mundial 2002
La gran aspiración coreana
29 06 02 |  Mundial 2002
"La otra final"

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: