BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Ramiro Trost
  Especiales: Mundial 2002
Viernes, 17 de mayo de 2002 - 16:47 GMT
Carne de perro: una costumbre diferente
Perros criados para la alimentación
Para los coreanos, el perro no ocupa una posición cercana al ser humano como en el mundo occidental
Escribe Ramiro Trost, desde Corea del Sur, para BBC Mundo.

Para conocer una cultura distinta a la nuestra es necesario despojarse de prejuicios. La información parcial no es base sólida para forjar una opinión fundada, más aún cuando el objeto es algo extraño.

Desde la visión de un extranjero en Corea, más aún occidental, el cruce constante con hábitos diferentes es cosa de todos los días y de difícil comprensión. Lo mismo puede suceder en cualquier país diferente al propio.

Plato a base de perro
Los médicos coreanos recomiendan la carne de perro para recobrar fuerzas.
Para descubrir el otro mundo que se abre al vivir en un sitio extraño es necesaria, ante todo, una actitud de apertura.

La costumbre de algunos coreanos de comer carne de perro ha sido objeto de crítica en medios de comunicación de varios países.

Para los coreanos, la carne de perro es como la de cualquier otro animal que cría el hombre para el consumo.

Polémica

Sin embargo la polémica subsiste, incluso en el propio país. La misma se acentuó desde la elección de Corea del Sur como uno de los organizadores del Mundial de fútbol 2002.

Perro
El mundo occidental ve con horror el consumo de perros.
Más allá de las consideraciones que se puedan hacer sobre los derechos de los animales, lo cierto es que para la cultura confuciana, impregnada en todos los ámbitos de Corea, el perro no ocupa una posición cercana al ser humano como en el mundo occidental.

Los surcoreanos consideran que las críticas internacionales, instando a prohibir su consumo, son una imposición de Occidente sobre Oriente y esconden discriminación ante lo distinto.

Los coreanos consultados responden diciendo que se trata de una costumbre alimenticia como cualquier otra, como la de comer carne de caballo en Francia o sesos de mono en China.

Dicen además que sobre esta tradición culinaria no se monta un espectáculo, como sí sucede con las crueles corridas y matanzas de toros, entre los ejemplos señalados.

Franceses que probaron

Cuando la polémica parecía aplacada, un grupo de estudiantes y profesores de un colegio francés en Corea realizaron la experiencia cultural de ir a comer carne canina a un restaurante especializado de Seúl.


¿Quiénes son para darnos lecciones? Tenemos 5.000 años de historia y comer carne de perro forma parte de nuestra cultura

Kim Myong Shik, consumidor
Los estudiantes franceses no sólo probaron los platos hechos con esta carne sino que opinaron que era muy rica y que repetirían la experiencia.

Luego una empresa de comercialización de carne de perro lanzó una página en Internet que vende esta carne congelada, así como de pavo, avestruz, pato y pollo.

Promoción futbolística

Dos kun coreanas de carne canina, que son 1 kilo y doscientos gramos, cuestan 36.800 wones, es decir, unos 28 dólares.

Carne de perro
Un kilo doscientos cuesta US$ 28.
La Asociación de Propietarios de Restaurantes de Carne de Perro comunicó que durante la celebración del Mundial organizarán degustaciones gratuitas de este plato tradicional en los alrededores de los estadios.

En la promoción presentarán, para complacer los paladares occidentales, emparedados y hamburguesas de carne de perro.

Lo que para algunos puede estremecer y causar repulsión, para otros es normal. Es bueno aclarar que sólo un ínfimo porcentaje de los surcoreanos consume carne de perro, no como muchos creen, que es comida de todos los días. Se suma a esto el costo elevado que tiene.

Milenaria tradición

La carne de perro es consumida también en Corea del Norte, China, Filipinas, Vietnam y otros países del sudeste asiático.

Su ingesta está ligada a una cuestión tradicional. La creencia popular remarca las propiedades curativas y los efectos positivos para la virilidad de los hombres que la consumen.

Restarurant
Durante el Mundial habrá degustaciones gratuitas.
La carne de perro es recomendada por los médicos coreanos a las mujeres luego de dar a luz y a las personas enfermas o que se recuperan de una intervención quirúrgica.

Uno de los platos que más se prepara es el llamado poshintang, que significa sopa tónica, y que se basa en la carne de perro. Otra variedad es el soo yuck, en trozos con salsa picante.

Las autoridades dicen que los gustos culinarios difieren de país en país según la disponibilidad de los animales y la cultura.

Críticas del mundo

Los surcoreanos se tomaron las críticas llegadas desde Occidente como una afrenta nacional.

Kim Myong Shik, un hombre que se encontraba en uno de los restaurantes visitados nos dijo, con relación a la polémica desatada: "¿quiénes son para darnos lecciones? Tenemos 5.000 años de historia y comer carne de perro forma parte de nuestra cultura".

Otra comensal, que no quiso identificarse, expresó que relatar el proceso por el que pasa cualquier animal para el consumo nunca provoca imágenes gratas y que entiende que, al ser protagonista el perro, Occidente se conmueva.


Muchos surcoreanos proponen invertir los roles por un instante y plantearse lo que sentirían las personas que comen carne vacuna si un día comienza una campaña de los hindúes instando a no comer vacas

Muchos surcoreanos proponen invertir los roles por un instante y plantearse lo que sentirían las personas que comen carne vacuna si un día comienza una campaña de los hindúes instando a no comer vacas y obligando a los gobiernos de cada país a prohibir su consumo.

Eso dicen que pasa con el caso de la carne de perro y la presión que recibe Corea de medios internacionales y de personalidades del mundo, como la actriz Brigitte Bardot y el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

Unos hablan de aceptación de la diversidad, otros no piden comprensión pero sí respeto a una cultura diferente. En tanto, algunos dicen que los occidentales son hipócritas, porque hablan de las libertades y no respetan las ajenas.

Corea no se avergüenza de su cultura y la defiende. Pero corre el riesgo, en este caso, de que su defensiva actitud nacionalista opaque otros aspectos de su destacado pasado y presente. Privilegia su tradición y es consciente de los costos que esto acarrea.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

3 05 02 |  Miscelánea
Mundial: esperanza sobre rieles
3 05 02 |  Miscelánea
Voluntarios, motor del Mundial 2002
3 05 02 |  Miscelánea
La fiesta tecnológica del Mundial

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: