BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe:
  Especiales: La magia de Harry Potter
Martes, 24 de diciembre de 2002 - 17:58 GMT
Confesión personal de un ex muggle
JK Rowling
¿Qué ha hecho esta mujer en los últimos tres años?
Escribe Matías Zibell de BBC Mundo

Cuando Carolina Robino, una de mis compañeras de la BBC, me dijo muy segura de sí misma que yo tenía que leer Harry Potter, la miré con la mejor cara de desprecio que encontré (una suerte de mirada profesor Snape cuando le quita puntos a Gryffindor).

"Yo, leyendo libros para niños, jamás", respondí entre incrédulo e indignado mientras buscaba mi documento de identidad que certifica el año 2002 como el de mi llegada a la década del "3".

Para mis adentros pensaba que como argentino psicoanalizado, periodista de la BBC de Londres, en plena crisis de los 30 y con mi país devaluado, yo debía estar leyendo como mínimo el "Ulyses" de Joyce... en su versión en griego... antiguo.

Pero como Carolina me ha hecho conocer autores maravillosos como el italiano Baricco o el libanés Maalouf, y la bibliotecaria del Museo Británico había renunciado luego de que yo le pidiera -con argumentación psicoanalítica/porteña incluida- la versión...en griego...antiguo...del Ulyses, decidí "ojear" el primer libro.

Libros de Harry Potter
Primero fue un libro, y luego otro, y luego otro....
Obviamente lo leí en inglés, para tener una excusa pedagógica. "Estoy mejorando mi reading" decía a cualquiera que me sorprendía con la prueba del delito entre mis manos.

Y así empezó esta historia...

Velocidad promedio

"La Piedra Filosofal" lo terminé en tres días. Inmediatamente llamé a mi otra compañera, Yolanda Valery, que es la que me suministra los libros de Potter -porque una cosa es tener una adicción y otra muy distinta pagar por ella- y le pedí "La Cámara de los Secretos".

"La Cámara..." duró menos que un instante de sol en la ciudad de Londres. Comencé a molestar a Yolanda a horarios poco apropiados -tres, cuatro de la mañana- para que me prestara "El prisionero de Azkaban".

Mientras, iba al cine a ver la segunda película que recién se había estrenado, alquilaba en el video la primera y me disculpaba con los compañeros de casa de Yolanda que me insultaban hasta en arameo.

"El Cáliz de Fuego" lo leí con dolor. Me habían advertido que el quinto no estaba aún en las librerías y yo mordía mis labios al pasar las páginas como si el canto de cada hoja me cortara los dedos.

Y lo terminé...

¿Dónde está la luz?

Ahora soy uno más de ese ejército de adictos a Harry Potter que se pregunta con odio qué ha estado haciendo JK Rowling en los últimos tres años.

Libro de Harry Potter
¡Sí, lo admito, soy un Potter-adicto!
Me dicen que contrajo nupcias nuevamente y que quedó embarazada. No me parecen motivos suficientemente importantes como para legarnos esta angustia.

Como si Hagrid me hubiera dado un pisotón, Snape una de sus pociones y los Dementors un beso, vago por las librerías londinenses escudriñiando vidrieras.

Mi consuelo es que ya no me siento tan "muggle", aunque mi psicoanalista interpreta esta alegría temporal como un método de escape y me habla de regresiones infantiles y proyecciones entre los padres de Harry Potter y los míos (lo cual no es muy bueno porque Potter es huérfano).

Los editores de la BBC no saben que hacer conmigo. Mis notas ya no son lo que eran (bueno, tampoco eran mucho antes).

Mi reporte sobre las armas de destrucción masiva como maleficios de un oscuro Voldemort y el análisis sobre el bien y el mal planteado por Bush como una vuelta de tuerca al problema de las Artes Oscuras, no fue ni siquiera ojeado.

Sólo me queda preparar este especial del joven mago y esperar que aparezcan los próximos libros.

Para matar el tiempo y la angustia, voy a preguntarle a Carolina si tiene algún libro de las aventuras de Pinocho... alguien me dijo que ese muñeco de madera con nariz reversible es fascinante.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: