BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Especiales: Irak - Frente de Tormenta
Miércoles, 18 de septiembre de 2002 - 12:44 GMT
Scott Ritter, ¿el rebelde pro-iraquí?
Scott Ritter, ex jefe de la misión de la ONU en Irak
Ritter, ¿rebeldía contra su país o un poco de sensatez ante la proximidad de otra guerra?
El pasado lunes 9 de setiembre, Scott Ritter dejó Bagdad rumbo a Nueva York, después de haber dirigido uno de los mensajes más punzantes contra los planes que tiene reservado Washington para el presidente de Irak, Saddam Hussein.

El ex jefe de la misión de Naciones Unidas que hasta 1998 inspeccionó el arsenal iraquí, fue terminante al decir que no existen indicios de que ese país posea armas de destrucción masiva o que represente actualmente una amenaza para sus vecinos o Estados Unidos.

Periodistas y camarógrafos este lunes en la planta Tamoz en Irak
El gobierno iraquí llevó a periodistas a una planta donde según EE.UU. se construirían armas.
Sus declaraciones se producen en momentos en que Washington y Londres se encuentran embarcados en persuadir a la comunidad internacional -pruebas mediantes- sobre la necesidad de un inminente ataque militar para destruir la supuesta capacidad armamentística de Bagdad.

Por otra parte, su retorno a tierra estadounidense, coincide con la publicación del Instituo de Estudios Estratégicos de Londres de una declaración en la que sostiene que Irak podría construir una bomba atómica si pudiese adquirir en el exterior, material fisible.

De cowboy a apologista

Ritter, un alto y musculoso ex marino estadounidense, veterano de la Operación Tormenta del Desierto, fue tildado de "cowboy" en su antiguo papel de inspector de armas en Irak.

Sus incursiones súbitas en ciertos lugares para dejar al descubierto instalaciones donde se ocultaba material químico y biológico, despertaron más de una protesta por parte del régimen iraquí y la hostilidad de Saddam Hussein.

Scott Ritter
Ritter se convirtió en uno de los principales críticos a las políticas contra Irak.
Fue éste, precisamente quien en 1998 se negó a que la misión de la ONU continuara en su país, acusándola de ser una máscara para tareas de espionaje de Estados Unidos y una agresión a la soberanía iraquí.

Lo particular, es que, luego de abandonar Bagdad con sus hombres, Scott Ritter, se convirtió en un crítico acérrimo de la administración Bill Clinton, los servicios de inteligencia británicos y su propio jefe, Richard Butler.

En efecto, no sólo acusó a la Casa Blanca de haber usado la UNSCOM, para trabajo de inteligencia de la CIA, sino que sostuvo que tanto Washington como Londres querían arruinar el programa de desarme de la ONU, como parte de una estrategia para provocar una guerra y destruir a Saddam Hussein.

Final del juego

Estas ideas las dejó además plasmadas en un libro (Endgame) en el que describe un entramado de engaños y trampas políticas detrás del retiro de la UNSCOM de Irak, hace cuatro años.

Este plan de embustes políticos -sostiene- continúa ya que el entorno neo-conservador del presidente George W. Bush busca la guerra, más que la paz y activamente trata de evitar que los inspectores de Naciones Unidas vuelvan a Irak, temiendo que aquello que encuentren, o mejor aún que no encuentren, pueda socavar su estrategia.

Más allá de lo que para algunos pueda constituir una compleja personalidad, Scott Ritter, con su porte de ex soldado estadounidense, volvió a su país, luego de haber lanzado desde Irak uno de los interrogantes más serios sobre la real existencia de pruebas que justifiquen un ataque militar por parte de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Parlamentarios iraquíes
Los parlamentarios iraquíes siguieron con atención el discurso de Ritter.
Pero al mismo tiempo deja Bagdad, respondiendo a una invitación del Parlamento iraquí con el mensaje contundente de que está en manos de este cuerpo eludir la guerra, a través de la aprobación de un permiso para que los inspectores de armas de la ONU retornen a Irak.

Al mismo tiempo, Scott Ritter, sugirió un mecanismo de negociación confiable que al mismo tiempo que asegure la actividad de la misión verificadora del arsenal iraquí, también le dé garantías a Irak de que su soberanía no correrá riesgos.

Rebelde o sensato, cowboy o apologista, Ritter es también visto por otros como un caballero que busca inyectar una dosis de verdad en el debate sobre la real capacidad militar de Irak.

En tal sentido, él mismo puntualizó que su visita a Bagdad sólo tenía como propósito poner en marcha mecanismos diplomáticos antes de que las administraciones Bush y Blair puedan poner en marcha los mecanismos de la guerra.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

Otros temas:


 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: