BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Especiales: Elecciones en Brasil
Jueves, 03 de octubre de 2002 - 19:35 GMT
Entre baches y bandidos

Aracruz: Un líder indio tupiniquim, de 87 años de edad, dice que no sabe escribir y que no va a votar Canudos: En una isla situada en medio de una represa vive Marciano, seguidor de un líder mesiánico del siglo XIX Salvador: Las bahianas quieren un presidente que les garantice el monopolio de las ventas de acarajé Pernambuco: Una comunidad de descendientes de cimarrones lucha por el acceso a sus tierras Eldorado dos Carajás: entre reforma agraria y criminalidad Serra Pelada: Los buscadores de oro ganan un pleito jurídico que duró diez años Brasil Novo: Un pueblo en medio de la selva quiere electricidad y pavimento en las calles Santarém: Una costurera defiende su materia prima, la Amazonía Belém: La asociación de discapacitados físicos apoya a una candidata que sólo tiene un brazo Autopista Belém-Brasilia: Dos días con un camionero en carreteras llenas de baches y bandidos Brasilia: La vida en un basurero de la capital federal Sao Paulo: Los habitantes de una isla sin urnas tienen que viajar cuatro horas para votar

El periodista Paulo Cabral, de la Sección Brasileña de la BBC, ha estado recorriendo Brasil para escuchar a los sectores de la población que no suelen recibir mucha cobertura en los medios de comunicación y que a veces son olvidados por quienes viven en los grandes centros urbanos. ¿Qué les preocupa? ¿Qué esperan de las elecciones?

Haga clic en los números para leer otros reportajes de Paulo.

Desde hace seis años, el camionero Juliano Amaral, alias Frangão (Pollo Grande), enfrenta las autopistas que unen a Belém y Sao Paulo, transportando cargas pesadas en su camión.

Todas las semanas pasa cerca del centro del poder político de Brasil.

Juliano Amarral.
Juliano lleva seis años prácticamente sin parar.
Viajé con él 2.200 kilómetros, durante dos días, desde Belém hasta las afueras de la capital federal, con una carga de 6,5 mil kilos de bicicletas.

Pero Frangão me dijo que le gustaría llevar otro tipo de carga a Brasilia.

"Me gustaría llenar el camión hasta el tope con esas cruces que se ven al lado de la carretera y descargarlas frente al Congreso".

"Quién sabe si así los políticos se dan cuenta de cuanta gente está muriendo debido a las pésimas condiciones de las autopistas", dice.

Sin descanso

Juliano no para de viajar: carga en Belém, pasa brevemente por su casa en Itumbiara -en la frontera de los estados de Góias y Minas Gerais- para ver a su esposa y sigue hacia Sao Paulo.


Me casé en enero de este año y pasé 15 días en casa. Desde entonces sólo he podido pasar un día entero allá y eso fue en abril

Juliano Amaral, alias Frangão.
Al llegar, vuelve a cargar y regresa a Belém. Sólo se queda más tiempo en algún lugar si la carga tarda en llegar.

"Me casé en enero de este año y pasé 15 días en casa. Desde entonces sólo he podido pasar un día entero allá y eso fue en abril", cuenta.

Largas horas

Subí al camión de Frangão el lunes a las nueve de la noche.

Comenzó a manejar y no se detuvo a dormir hasta el miércoles a las cuatro de la mañana, después de 31 horas de viaje.

Camión en la ruta Belém-Brasilia.
"El precio del combustible es demasiado alto".
Durmió durante cuatro horas e inmediatamente proseguimos.

"Tengo que seguir manejando porque el valor del flete es muy bajo y el precio del combustible es demasiado alto".

"Si trabajara sólo durante los horarios oficiales no me alcanzaría el dinero ni para pagar el préstamo para el camión".

Preocupaciones

Algunos camioneros manejan hasta 48 horas sin parar cuando transportan verduras frescas.

Para poder trabajar durante tanto tiempo muchos ingieren grandes dosis de inhibidores del apetito, lo que los mantiene despiertos.


Eso sin contar los que toman tranquilizantes para aguantar la tensión de viajar por estas carreteras llenas de baches y de asaltantes

"Eso sin contar los que toman tranquilizantes para aguantar la tensión de viajar por estas carreteras llenas de baches y de asaltantes", señala.

Las condiciones de las carreteras y los asaltos eran las dos principales preocupaciones de los camioneros con que conversé durante los dos días de viaje.

Paisaje lunar

Por suerte, el camión de Juliano no fue atacado durante el trayecto, pero los baches fueron inevitables.

Baches en la carretera.
Muchos asaltantes aprovechan que el camión tiene que frenar.
Hay puntos donde apenas quedaba carretera y el frente del camión tocaba tierra, al caer en los grandes cráteres.

"Estos baches son peligrosos y multiplican nuestros gastos de mantenimiento".

Los baches también facilitan la actividad de los asaltantes, quienes aprovechan la reducción obligada de velocidad para atacar.

Pedradas

"Aquí en el norte y en el centro-oeste, acostumbran a subirse a las ventanas y asaltar a los camioneros".


Aquí en el norte y en el centro-oeste, acostumbran a subirse a las ventanas y asaltar a los camioneros

"En el sudeste detienen a los camiones para robarles la carga".

El método de asalto más temido por los camioneros es el de las pedradas.

Los bandidos se sitúan sobre un paso elevado y lanzan una gran piedra o una baldosa, por ejemplo, contra los parabrisas de los camiones para hacerlos parar.

No es raro que mueran camioneros en estos tipos de ataques.

Optimismo

Para evitar el problema -y espantar la soledad- los camioneros pasan gran parte del día comunicándose por radio con sus colegas de todo el país.

Mientras viajábamos, un camionero que transportaba una carga de alcohol entre el norte del estado de Río de Janeiro y Goiás envió un mensaje por radio:

"Hay bandidos en toda la BR 040 (de Río de Janeiro a Brasilia). Han ocurrido asaltos durante toda la noche".


Tiene que mejorar, ¿no?, porque peor ya no puede ser

Juliano Amaral espera que el nuevo gobierno se ocupe de las carreteras o que las venda a empresas privadas.

"Es mejor privatizarlas y pagar peaje que seguir manejando en estas condiciones", dice.

A pesar de todos los problemas, Juliano me dice que se siente optimista.

"Tiene que mejorar, ¿no?, porque peor ya no puede ser".

 Haga clic aquí para escuchar el reportaje en portugués.

Haga clic para leer los reportajes en portugués.

Rueda semidestruida de un camión.

Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: