BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Especiales: Elecciones en Brasil
Jueves, 03 de octubre de 2002 - 18:35 GMT
Una comunidad entre la violencia y la esperanza

Aracruz: Un líder indio tupiniquim, de 87 años de edad, dice que no sabe escribir y que no va a votar Canudos: En una isla situada en medio de una represa vive Marciano, seguidor de un líder mesiánico del siglo XIX Salvador: Las bahianas quieren un presidente que les garantice el monopolio de las ventas de acarajé Pernambuco: Una comunidad de descendientes de cimarrones lucha por el acceso a sus tierras Eldorado dos Carajás: entre reforma agraria y criminalidad Serra Pelada: Los buscadores de oro ganan un pleito jurídico que duró diez años Brasil Novo: Un pueblo en medio de la selva quiere electricidad y pavimento en las calles Santarém: Una costurera defiende su materia prima, la Amazonía Belém: La asociación de discapacitados físicos apoya a una candidata que sólo tiene un brazo Autopista Belém-Brasilia: Dos días con un camionero en carreteras llenas de baches y bandidos Brasilia: La vida en un basurero de la capital federal Sao Paulo: Los habitantes de una isla sin urnas tienen que viajar cuatro horas para votar

El periodista Paulo Cabral, de la Sección Brasileña de la BBC, ha estado recorriendo Brasil para escuchar a los sectores de la población que no suelen recibir mucha cobertura en los medios de comunicación y que a veces son olvidados por quienes viven en los grandes centros urbanos. ¿Qué les preocupa? ¿Qué esperan de las elecciones?

Haga clic en los números para leer otros reportajes de Paulo.

Hace seis años, los agricultores de Eldorado dos Carajás se enfrentaron a la policía militar para proteger sus tierras, pero ahora quieren que las autoridades regresen y pongan freno a la actividad de ladrones y narcotraficantes.

Diecinueve campesinos murieron en 1996 en los enfrentamientos con la policía.

Casa en la hacienda Bamerindus.
Muchos se han ido a otras partes.
Sin embargo, los índices de criminalidad se han disparado en las franjas de tierra que fueron incautadas por el gobierno para su redistribución.

Muchos de los campesinos que se establecieron originalmente en estas tierras las han abandonado.

Los que quedan ansían que la policía restablezca el imperio de la ley y el orden.

Restablecer el orden

Cuando llegué, 20 camiones llenos de policías y de agentes del INCRA, el instituto de reforma agraria, acababan de entrar a la ciudad.

Las autoridades comenzaban a realizar una gran operación en la hacienda Bamerindus, de 60.000 hectáreas de extensión, que supuestamente iba a convertirse en un asentamiento modelo cuando el gobierno la apropió en 1998.


Aquí hay algunas personas que no están vinculadas a la tierra. Son bandidos, asaltantes y traficantes que han dominado esta localidad

Cláudio Dornelas, delegado federal.
"El objetivo de esta operación es restablecer el orden público", dijo el delegado federal Cláudio Dornelas.

"Como Ud. verá, aquí hay algunas personas que no están vinculadas a la tierra. Son bandidos, asaltantes y traficantes que han dominado esta localidad".

"Aquí han tenido lugar robos de automóviles y de motocicletas, secuestros y homicidios. También estamos investigando denuncias sobre plantaciones de marihuana", añadió.

"Tenga mucho cuidado en esta región, que es muy peligrosa", me dijo cuando me iba, "tenga los ojos más abiertos que una lechuza".

Abandono total

El director de la Asociación de Colonos de la Hacienda Bamerindus, Eduardo Lira, admitió que los niveles de criminalidad son muy elevados.

Plantas de marijuana.
"La gente termina por desanimarse y comienza a sembrar marihuana".
"El abandono de los asentamientos es total y la gente termina por desanimarse y comienza a sembrar marihuana".

"También hay bandidos que vienen de la ciudad y se esconden aquí", dijo.

Según él, el problema no es exclusivo de la hacienda Bamerindus.

"En muchos asentamientos cercanos pasa lo mismo", señaló.

Ayuda

Lira espera que la acción de los órganos federales regularice la situación de los colonos, para que puedan volver a recibir ayuda estatal y aumentar la producción.

"Cuando vinimos para acá, en 1998, se suponía que éste iba a ser un asentamiento modelo".


Nos sentimos bien cuando vemos alguna autoridad aquí. No tenemos miedo

Eduardo Lira.
"La hacienda ya producía cacao, banana y tenía pasto", explicó.

"Pero con todos estos problemas, de los 400 colonos que había aquí, 300 vendieron sus tierras y se fueron a otras partes".

A pesar de que el conflicto de 1996 sigue fresco en la memoria, los colonos actuales están pidiendo ayuda y quieren policías en las haciendas.

"Nos sentimos bien cuando vemos alguna autoridad aquí. No tenemos miedo", dijo Lira.

 Haga clic aquí para escuchar el reportaje en portugués.

Haga clic para leer los reportajes en portugués.

Autos de la policía federal y el INCRA en la hacienda Bamerindus.

Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: