BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Especiales: Crimen urbano en A. Latina
Lunes, 11 de noviembre de 2002 - 17:00 GMT
La compleja Medellín
Colombia-secuestro
El secuestro no escapa a las actividades de bandas en la ciudad.
Medellín, Colombia, la ciudad de la eterna primavera, conocida tras el paso de Pablo Escobar como la capital colombiana del crimen o la ciudad más violenta del mundo.

Pero como todas, esas nuevas generalizaciones no son siempre correctas u obedecen a procesos sociales sumamente complejos.

Ana María Jaramillo forma parte del equipo de investigaciones de la Corporación Región, una organización no gubernamental que se ocupa de la situación en Medellín desde hace una década.

Dialogó con BBC Mundo sobre la violencia que azota la ciudad, sus características y sus orígenes.


¿Qué pasa en Medellín?

Colombia-Medellín-desplazados
Unos 200 mil desplazados reemplazan a los que abandonan Medellín.
La criminalidad tiene una dimensión muy destacada, y dentro de ella prevalece el homicidio con arma de fuego con una tasa de 240 muertes cada 100.000 habitantes, 3.452 en lo que va del año.

Pero esto obliga a dar una mirada compleja a un asunto que combina diversos elementos, no sólo lo delictivo, sino lo social, cultural y político.

Una buena parte de la población, considerada tanto víctima como victimaria en ese proceso, es una población juvenil, que está entre los 15 y los 24 años.

Esto lleva a considerar el tema de la juventud en Medellín. Claro que no son sólo los jóvenes los que delinquen, es un asunto que no se puede focalizar en un grupo determinado, pero sí obliga a considerar la población juvenil en la ciudad, sobre todo la de sectores populares.

Pero todo esto también se enlaza a los problemas que tiene la ciudad sobre inequidad, segregación social y espacial.

Se ha mencionado que la pobreza es uno de los factores que conduce al delito, ¿es así en Medellín?

Hay que precisar varias cosas. Más que hablar de pobreza hay que hablar de inequidad y un fenómeno que se da cuando hay nuevas generaciones urbanas que tienen la posibilidad de hacerse a una visión más de conjunto.

Cuando las ciudades tienen una cierta dinámica se generan ciertos niveles de conciencia sobre la inequidad y se van generando posibilidades que a veces son seductoras para jóvenes que no pueden acceder a una educación secundaria y mucho menos a la Universidad.

En la época del narcotráfico se enrolaban como sicarios (pistoleros a sueldo), pero ahora hay otras posibilidades relacionadas con la delincuencia, actividades muy especializadas que brindan otro rendimiento por así decirlo a los jóvenes.


No es que de por sí la pobreza tenga que llevar al delito, son un conjunto de condiciones que se van dando en la ciudad. Hay una inequidad y no se encuentran alternativas para superarla

Ana María Jaramillo
No es que de por sí la pobreza tenga que llevar al delito, son un conjunto de condiciones que se van dando en la ciudad. Hay una inequidad y no se encuentran alternativas para superarla.

¿Esa inequidad es más acentuada en Medellín que en otros centros urbanos de Colombia?

Sí. En este año se han publicado estudios en los que se ha establecido que Medellín presenta el índice más agravado sobre inequidad social y presenta el nivel más alto de desempleo, actualmente en un 20%.

Hay una situación social muy compleja y que obviamente genera determinado tipo de condiciones que no pueden considerarse aisladas.

¿Un delincuente de Medellín tiene que pertenecer necesariamente a una banda?, ¿Existen por ejemplo los carteristas?

Otra particularidad aquí es que ante todo es una delincuencia altamente organizada. La posibilidad de que haya un atracador o un carterista que actúe en forma individual existe claro está, pero no es lo fundamental.

Las bandas de la época de Pablo Escobar eran muy conocidas. Tras su muerte (en 1993) se dio un proceso de recomposición donde existe incluso una estructura jerárquica poco divulgada.

Ahora es la banda de "La Terraza" la que logra la mayor preponderancia. Está muy asociada a la delincuencia común. Pero ésta es la más visible, detrás hay toda una estructura de grupos muy compleja que opera con mucha movilidad y flexibilidad.

Algunos tienen contactos en otras ciudades e incluso internacionales.

Las posibilidades que tienen estas bandas de operar tampoco es un fenómeno aislado de la corrupción de algunos policías, de algunos cuerpos de Inteligencia y a nivel de instituciones estatales.

¿El corte de estas bandas "modernas" es el mismo que se daba en la época de Escobar?

Colombia-Medellín
Local atacado con bomba en una Comuna.
No. Creo que es importante tener en cuenta eso porque en la época de Escobar las bandas más sobresalientes eran las de pistoleros a sueldo.

Hoy, pese al elevado índice de muertes violentas, el perfil de las bandas es diferente. Lo más característico no es tanto ese aspecto tan mortífero sino que es más este tipo de banda que realiza en forma muy ágil diversas actividades criminales.

Son muy expeditivas en el robo de vehículos pero además también en el fenómeno del famoso "paseo millonario", el robo a bancos o en zonas residenciales muy exclusivas de la ciudad. Pueden efectuar atracos muy planificados.

También está el relacionamiento entre esta delincuencia y la guerrilla por lo que han incursionado también con mucho éxito en el secuestro. Toman personas en la ciudad y luego las intercambian con los rebeldes.

Hay otra modalidad que es la que tiene que ver con la extorsión. Fenómeno que se ha generalizado en los últimos tiempos.

Es un perfil de una banda muy "delincuencial" y no tan pegada a la imagen del narcotráfico. Se asocian mucho a los jóvenes de sectores populares. Pero ya no son tan mortíferas o dedicadas sólo al ajuste de cuentas.

¿Cómo han reaccionado las autoridades respecto a esta situación y en el combate al crimen?

Ese es uno de los aspectos más complicados. Porque se ve que hay ciertos niveles en los cuales interviene la policía. En algún momento sí logran desarticular ciertas bandas que operan en la ciudad pero se presenta una situación muy rápida de recomposición de las mismas.

Eso porque no se llega a tocar a fondo toda la estructura que permite esta situación. No se dan golpes realmente contundentes.

¿Eso es porque es muy difícil o porque hay cierta connivencia?


Existen grupos de pobladores en zonas muy afectadas por la violencia que reclaman autonomía respecto a la situación. Desean mantenerse al margen del conflicto

De un lado porque hay que reconocer que es un fenómeno muy complejo pero por otro lado hay niveles de relación entre las autoridades y los delincuentes.

Operan unas relaciones muy complejas en las que por un lado se combate pero por el otro siempre hay ciertos tipos de transacciones y de relaciones encubiertas.

Además de eso el asunto se vuelve muy complejo respecto al conflicto armado.

Resulta que, por ejemplo, la banda de La Terraza empezó a establecer una serie de relaciones con los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Las AUC empezaron un proceso de penetración en la ciudad, en busca de control en ciertas zonas para enfrentar a la guerrilla.

Entonces ocurre que como la visión que se tiene aquí es que hay un enemigo fundamental a combatir que es la guerrilla en cierta forma de deja de lado todo lo vinculado a La Terraza.

No queda muy claro si la policía que realmente va a combatir a los sectores ilegales tiene que tener una política que la conduzca a combatir no sólo a la guerrilla sino también a los paramilitares.

¿Cómo ha reaccionado la población?

Desde la época de Escobar se construyó una imagen de Medellín como la ciudad más violenta del mundo, más insegura y más caótica.

Ese imaginario también tuvo impacto en la población de la ciudad. En Medellín ha existido una expansión importante de las empresas de seguridad privada, los servicios de vigilancia y las urbanizaciones cerradas.

También es importante el problema de las armas en manos de la población. En Bogotá se ha avanzado sobre ello pero en Medellín hay mucha arma en manos de civiles.

Pero hay que tener en cuenta también la gestión de líderes comunales en la organización de eventos recreativos, culturales, etc.

Existen grupos de pobladores en zonas muy afectadas por la violencia que reclaman autonomía respecto a la situación. Desean mantenerse al margen del conflicto.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

11 11 02 |  Crimen urbano en A. Latina
"Dentro de todo es una vida normal"
24 09 02 |  América Latina
Testimonio de un médico amenazado

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: