OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 27 de enero de 2009 - 13:04 GMT
La revolución del discurso de Chávez
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo

Estatuillas de Chávez
Chávez llegó al poder con un discurso que él mismo define como de capitalismo con rostro humano.
Socialismo es un concepto tan metido en la retórica oficial venezolana que es difícil recordar que no siempre fue parte del discurso del presidente Hugo Chávez.

Las primeras referencias la hizo Chávez a principios de 2005 y ya para el 1 de mayo de ese año, en un evento del Día del Trabajo en Caracas, aseguró que "Venezuela camina hacia el socialismo".

Inmediatamente el aparato de información gubernamental y los voceros oficiales empezaron a repetir la frase como un mantra, y se convirtió en moneda discursiva de todos los días para los venezolanos.

Hoy las largas y frecuentes alocuciones presidenciales terminan con la polémica advocación de "Patria, Socialismo o Muerte".

Una frase, inspirada en la Revolución Cubana, que Chávez usó en público por primera vez en su discurso de la tercera toma de posesión en enero de 2006 y que ahora está en la correspondencia oficial de los ministerios, y hasta en el saludo de los militares.

Pero antes del 2005 la vocación "socialista" del gobierno venezolano no había sido tan explícita.

Soy bolivariano

Desde que en 1994 Chávez entró al ruedo político -al serle sobreseída la causa por intentar dar un golpe de Estado en 1992- empezó una competencia para encontrarle categoría ideológica al ex-militar.

Hugo Chávez
El decía una cosa muy rara: que él era bolivariano, cosa que se presta a muchas interpretaciones porque hay bolivarianos de izquierda y de derecha. En esos primeros momentos incluso habló de la Tercera Vía y de Tony Blair.
Alberto Barrera-Tyska, coautor de una biografía sobre Chávez
Por su vocación nacionalista y su pasado de militar golpista, muchos veían a Chávez como el clásico uniformado "derechista" latinoamericano.

Otros lo consideraban "izquierdista" por su discurso anti-sistema y su simpatía hacia la Cuba de Fidel Castro, un vínculo que todavía tardaría en desarrollar en profundidad.

"Durante la campaña de 1998 Chávez nunca se había declarado ni siquiera como de izquierda", aseguró a BBC Mundo, el escritor Alberto Barrera-Tyska, coautor de "Chávez sin uniforme" la biografía más conocida sobre el presidente venezolano.

"Él decía una cosa muy rara: que él era bolivariano, cosa que se presta a muchas interpretaciones porque hay bolivarianos de izquierda y de derecha. En esos primeros momentos incluso habló de la Tercera Vía y de Tony Blair" aseguró Barrera.

De moda por aquellos años, la Tercera Vía era calificada como un compromiso entre la tendencia intervencionista de la izquierda y el liberalismo económico más radical.

El propio Chávez reconoció que "yo llegaba a pensar en esos tiempos en un capitalismo con rostro humano, o el capitalismo social, una tercera vía entre socialismo y capitalismo" según dijo en un discurso durante la campaña para su tercera reelección en 2006.

"Anti-capitalista salvaje"

Durante su primera campaña electoral ya Chávez había dejado sentado su rechazo a lo que llamaba el "capitalismo salvaje", usando las palabras del Papa Juan Pablo II.

Quería una mayor intervención del estado en la economía, pero tendió puentes al sector privado para promover el desarrollo de la industria nacional.

Cuando todavía era militar Chávez no tenía una definición ideológica clara pero creía que desarrollando las ideas de Bolívar sobre la democracia podía combatirse la pobreza y buscar la igualdad
Eduardo Semtei, politólogo venezolano
"Desde el principio él tuvo la idea de que el modelo capitalista clásico es un modelo contrario al desarrollo de la sociedad" aseguró a BBC Mundo el politólogo Eduardo Semtei, considerado como cercano a las ideas del presidente venezolano.

"Cuando todavía era militar Chávez no tenía una definición ideológica clara pero creía que desarrollando las ideas de Bolívar sobre la democracia podía combatirse la pobreza y buscar la igualdad" afirmó Semtei.

Semtei asegura que Chávez evolucionó desde esos años de militar "bolivariano" y se vinculó con factores de la izquierda que le hicieron abandonar su simpatía por la Tercera Vía.

"En el 2001 es cuando Chávez empieza a hablar de socialismo, pero no es sino hasta el 2004 cuando acuña la frase del socialismo del siglo XXI" afirmó Semtei a BBC Mundo.

El mismo Chávez parece no tener fechas precisas sobre el cambio de tésis políticas

"Hace dos años y un poco más se me ocurrió lanzar la tesis en el foro social mundial de Porto Alegre. Luego en una gran marcha realizada en Caracas hice el llamado a construir el socialismo del siglo XXI", dijo en una entrevista con una televisora local durante la campaña electoral de 2006

El efecto Fidel

Fidel Castro y Hugo Chávez
Poco después de su llegada al poder , Chávez comenzó a acercarse a Cuba.
Para muchos la evolución ideológica del mandatario venezolano se explica por la creciente cercanía de éste con el entonces presidente cubano Fidel Castro, en un proceso que se fue profundizando desde los primeros años del gobierno de Chávez.

"Una inflexión importante en todo ese cambio de su discurso viene en el 2002, después del golpe de estado (del 11 de abril) cuando empieza un acercamiento más estrecho con Fidel", aseguró Barrera Tyska.

Algunos aseguran que fue la "asesoría cubana" la que permitió la creación de las Misiones, los programas sociales que el gobierno venezolano presenta como su mejor bandera "socialista".

Sin embargo, Barrera Tyska asegura que no es sino hasta después del referendo revocatorio de agosto de 2004, con el que la oposición buscó cortar el mandato de Chávez, cuando éste empieza a hablar de un "proyecto socialista".

"La primera referencia directa que se tiene es en el Foro de Sao Paolo a principios del 2005 donde el dice que el mundo sólo podía estar dividido entre capitalismo y socialismo".

Desde entonces el socialismo se ha convertido en la bandera central de todas las campañas electorales, según dijo Chávez el 13 de enero de 2008 al presentar su discurso anual ante la Asamblea Nacional.

Socialismo y anti-imperialismo

La retórica socialista se acrecentó paralelamente a la posición "antiimperialista" que empezó a cultivar el lenguaje diplomático venezolano, más intensamente desde que Caracas empezó a acusar a Washington de haber promovido el golpe de 2002.

George W. Bush y Condoleezza Rice
Después del fallido golpe de estado del 2002, el presidente Chávez acentuó su retórica en contra de Estados Unidos.
"Parece como si entre el 2004 y el 2005 Chávez hubiera descubierto el imperialismo y empezó a trabajar una confrontación muy directa con Bush" afirma Barrera, quien asegura que esa pugna se vio favorecida "porque Bush era un presidente impresentable" por los errores que cometió.

Ese "anti-imperialismo" refuerza el perfíl "socialista" del proceso político venezolano, pese a que Venezuela y EE.UU. gozan de la mejor relación comercial que han tenido en la historia, con un intercambio que en 2008 superó los US $ 75.000 millones, según la Cámara Venezolano-Americana de Comercio.

Hay quienes ven contradicciones entre ese próspero comercio bilateral y el discurso del antiimperialismo, o entre la retórica socialista y la explosión consumista que sigue caracterizando a la sociedad venezolana.

En enero de 2007, el fallecido Alberto Garrido- el "chavistólogo" más reputado del país- había asegurado a BBC Mundo que "se cometería un gravísimo error " si se pensaba que el socialismo podía ser decretado "para que se instale en el país en 24 horas".

"Esto es un socialismo a la venezolana. Va a haber un alto grado de originalidad que hace imposible hoy decir si va a ser eficiente para la conducción del sistema o no", decía Garrido en aquel entonces.

Así que el proceso político venezolano podría ser tan paulatino como la evolución del discurso, que en pocos años se ha hecho "revolucionario" y "socialista" sin que muchos venezolanos se dieran cuenta.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen