OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 22 de septiembre de 2008 - 11:37 GMT
Drogas: alianza entre colombianos y mexicanos
Narco lucha: operativos

Hernando Salazar
Hernando Salazar
BBC Mundo, Bogotá

En la historia del narcotráfico global parecen haber quedado atrás las épocas en que carteles como el de Medellín y Cali controlaban todo el proceso, desde las plantaciones de coca, marihuana y opio hasta la venta de las drogas procesadas en las calles, a miles de kilómetros de distancia.

Droga incautada por la DEA. (Foto: DEA)
Mucha de la cocaína decomisada en EE.UU. viene inicialmente de Colombia, señalan expertos.
Ese es el punto de vista que le presentaron a BBC Mundo en Bogotá la Policía Antinarcóticos de Colombia y voceros de la Agencia contra las Drogas de Estados Unidos (DEA).

Las dos fuentes coinciden en afirmar que actualmente los carteles son distintos y el negocio del narcotráfico está mucho más segmentado.

Eso explica las fuertes alianzas que hay entre los carteles colombianos y mexicanos del narcotráfico.

"La venta y distribución al por mayor de cocaína en Estados Unidos ahora es dominada por los carteles mexicanos de Sinaloa y del Golfo", sostiene un vocero de la DEA entrevistado por BBC Mundo, quien pidió la reserva de su nombre.

¿Y en el norte?

Pero la venta al por mayor es sólo una parte del negocio, porque "la distribución de cocaína al menudeo [en Estados Unidos] es manejada por violentas bandas armadas y el crimen organizado, como las mafias italianas, rusas y chinas", agrega la fuente de la DEA.

Cuando le preguntamos si hay carteles de estadounidenses, el oficial de la DEA responde que no.

La venta y distribución al por mayor de cocaína en Estados Unidos ahora es dominada por los carteles mexicanos de Sinaloa y del Golfo
Funcionario de la DEA
El interrogante que queda en el aire es si, por ejemplo, las mafias italianas a las que se refiere son las redes que crearon inmigrantes del país europeo a principios del siglo pasado, cuyos integrantes -todas estas generaciones más tarde- ya podrían ser considerados estadounidenses.

Por otro lado, como anticipándose a la tan mentada queja de que Latinoamérica es la que pone los muertos en esta guerra contra un problema en el que los estadounidenses están tan involucrados, el funcionario de la DEA subraya que, de 1.600.000 personas que están presas en las cárceles de Estados Unidos, unas 500.000 lo están por delitos relacionados con drogas ilícitas.

Aunque 90% de la cocaína que es decomisada cada año en Estados Unidos es colombiana, esa droga ya ha pasado por manos mexicanas. Es decir, se trata de un negocio compartido entre los carteles colombianos y mexicanos, aseguran.

Cambio de estrategia

En los años 80 y 90, los carteles colombianos llevaban directamente sus drogas a Estados Unidos en aviones que partían de pistas clandestinas con grandes cargamentos. Después lo hicieron en barcos, donde camuflaban los alijos entre cargas lícitas.

Ahora el envío se hace por fases, en menores cantidades y hay una gran "atomización" del negocio, le dice a BBC Mundo el director de la Policía Antinarcóticos de Colombia, general Álvaro Caro.

Cocaína incautada en alta mar  (Foto: DEA)
Es frecuente que los narcotraficantes lleven la droga hasta alta mar, en lanchas rápidas o en semisumergibles artesanales, donde es recogida por barcos pesqueros de diferentes banderas para no despertar sospechas
Álvaro Caro, director de la Policía Antinarcóticos de Colombia
"Es frecuente que los narcotraficantes lleven la droga hasta alta mar, en lanchas rápidas o en semisumergibles artesanales, donde es recogida por barcos pesqueros de diferentes banderas para no despertar sospechas", explica Caro.

Esos barcos llevan las sustancias ilícitas hasta Centroamérica o México, antes de que lleguen finalmente a Estados Unidos, añade.

En opinión del alto oficial, el cambio de estrategia se debe a los programas de interdicción de aviones que estableció el gobierno de Estados Unidos para bloquear la entrada de drogas a su territorio.

Por su parte, el vocero de la DEA dice que los negocios entre carteles colombianos y mexicanos no son sólo en cuanto a la cocaína.

También la heroína

"Los colombianos siguen controlando la distribución mayorista de heroína desde el centro hasta la costa este de Estados Unidos, mientras que los mexicanos dominan el mercado de la heroína desde el mediooeste hasta la costa oeste", señala el hombre de la DEA.

La misma fuente le informa a BBC Mundo que los carteles colombianos también han optado por pagarle los servicios a los mexicanos en especie, con droga, lo cual ha fortalecido a estos últimos, que también producen en su país.

Los colombianos siguen controlando la distribución mayorista de heroína desde el centro hasta la costa este de Estados Unidos, mientras que los mexicanos dominan el mercado de la heroína desde el mediooeste hasta la costa oeste
Funcionario de la DEA
Juan Carlos Garzón, autor del libro "Mafia & Co", publicado recientemente, le dijo a la revista colombiana "Semana" que "las condiciones para los carteles colombianos han cambiado porque los carteles mexicanos quieren imponer sus condiciones".

Garzón afirma que "los mexicanos no quieren esperar a que la droga llegue a su país, sino que ellos mismos están haciendo los contactos en los países de origen".

Ello explicaría por qué los mexicanos están viniendo a la región andina a hacer negocios directamente.

Cuando BBC Mundo le pregunta con qué porción del comercio de las drogas se quedan los mexicanos y los colombianos, el general Álvaro Caro responde: "50 y 50".

El vocero de la DEA sostiene que el hecho de que el negocio haya sido segmentado no quiere decir que los carteles colombianos dejen de ganar, sino que simplemente "arriesgan menos".

Y agrega que la alianza no sólo tiene que ver con el tráfico de drogas hacia Estados Unidos, sino también hacia Europa, donde los ingresos son en euros, una moneda actualmente mejor cotizada que el dólar.

Las cifras que manejan

Por cierto, no se sabe con exactitud cuánto ganan los carteles por el tráfico de drogas ilícitas, ni tampoco cuánto de ese dinero retorna a los países.

Osiel Cárdenas Guillén, jefe narco deportado a EE.UU. (Foto: DEA)
Osiel Cárdenas Guillén, deportado. "Los carteles mexicanos quieren imponer sus condiciones", dice Garzón.
Pero cálculos extraoficiales señalan que a Colombia ingresan cada año unos US$3.000 millones por el negocio de las drogas. Y algunos, como el extraditado paramilitar colombiano Salvatore Mancuso, han dicho recientemente que la cifra puede llegar a US$7.000 millones.

El más reciente informe de la Oficina contra la Droga y el Delito de Naciones Unidas señala que Colombia está en capacidad de producir 600 toneladas métricas de cocaína al año. El precio de producción de cada kilo de cocaína es de US $2.198.

Según la información que maneja, la DEA considera que el hecho de que los precios de la cocaína hayan subido en las calles de Estados Unidos, que la pureza de la droga haya bajado sustancialmente y que haya escasez en "muchas áreas metropolitanas" son indicadores del "éxito" del Plan Colombia.

¿Ahora se aplicará la misma receta en México?

El vocero de la DEA responde que, así como el Plan Colombia es el fruto de un "proceso de colaboración" entre Estados Unidos y Colombia, el Plan Mérida -por el que Estados Unidos entrega ayuda a México y los países de Centroamérica para combatir el narcotráfico y el crimen organizado- será medido únicamente por las necesidades de las autoridades mexicanas.





 

banner watch listen