OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 5 de mayo de 2008 - 09:52 GMT
"El placer, inevitable"

Tariq Ali, 65 años, es un historiador y activista británico, de origen paquistaní. En el Londres de 1968, Ali fue el líder del movimiento de protesta, urgiendo a los manifestantes a hacer la revolución. Él conversó con Javier Lizarzaburu de BBC Mundo.


Tariq Ali y Vanessa Redgrave en 1968.
Con actriz Vanessa Redgrave durante protestas contra la guerra en Vietnam en 1968.
1968 fue el año en que el mundo entero se levantó en armas. En Europa la gente estaba completamente agitada por la guerra en Vietnam.

La huelga general más grande en la historia del mundo capitalista se produjo en Francia ese año, con diez millones de personas en las calles. En Checoslovaquia la gente estaba tratando de construir lo que llamaron un socialismo con rostro humano.

En México los estudiantes exigían libertades y democracia y en Pakistán tenías un masivo levantamiento de tres meses que consiguió deshacerse de la dictadura.

El elemento central en ese momento era la Guerra de Vietnam, el intento de Estados Unidos de acabar con un país del Tercer Mundo. Además, fue una guerra que se veía en casa por televisión cada noche. Yo creo que eso tuvo gran impacto sobre la conciencia de la gente.

Hablan los jóvenes del 68

¿Qué relevancia cree usted que tiene esa historia para un joven de hoy?

Bueno, no creo que se pueda decir a los jóvenes 'mira lo que te perdiste'. Pero a las mujeres jóvenes, o los jóvenes homosexuales, yo les diría que si no fuera por lo sucedido en los años 60 no tendrían los derechos que tienen ahora.

El movimiento de liberación femenina, el movimiento por los derechos de los homosexuales, nacieron en ese periodo, y estos son adelantos sociales importantes que siguen vigentes.

Tariq Ali
Viajé a un país destrozado por la guerra y vi a las fuerzas de Estados Unidos bombardeando ese lugar cada día
Para usted, ¿qué fue lo más significativo del 68?

Lo más importante en mi vida fue haber ido a Vietnam del Norte mientras Estados Unidos lo bombardeaba. En 1967 pasé seis semanas ahí. Tenía 24 años y fuimos enviados por Betrand Russell y Jean Paul Sartre, dos grandes filósofos europeos de nuestra época. Ellos nos dijeron 'vayan para allá, vean lo que sucede y regresen con testimonios'.

Así que viajé a un país destrozado por la guerra y vi a las fuerzas de Estados Unidos bombardeando ese lugar cada día, y ese recuerdo se quedó conmigo.

De alguna manera su experiencia personal es diferente de lo que los críticos dicen que sucedió en el 68: que lo central era el placer y el hedonismo...

Bueno, yo diría que sí había un elemento de eso. No se puede negar. Porque durante la primera parte de la Guerra Fría, a principios de los años 50, existía una agenda social puritana muy restrictiva.

Cuando le digo esto a la gente hoy no me creen: las películas de Hollywood no podían mostrar a una pareja casada yéndose a la cama juntos. Tenías que mostrarlos poniéndose sus pijamas y yendo a camas separadas. Y así como esto había muchas otras cosas que sucedían.

El principio del placer y el hedonismo, marcaron un quiebre con todo eso. Y fue positivo. Pero tampoco fue lo principal
Así que el principio del placer y el hedonismo, marcaron un quiebre con todo eso. Y fue positivo. Pero tampoco fue lo principal.

O sea que de alguna manera fue inevitable...

Completamente inevitable. Tenía que suceder.

Galería de las protestas del 68

¿Qué dice usted de los críticos que señalan que en los año 60 se encuentran las raíces de los problemas de hoy, particularmente en Estados Unidos y Europa: sociedades permisivas, sin respeto por la autoridad y ese famoso concepto del relativismo moral y cultural?

Esta es la posición del presidente francés Nicolás Sarkozy y de gente que piensa como él. Yo no estoy de acuerdo. Ellos quieren culpar la crisis actual y la corrupción del capitalismo en los 60, pero no es así. No hay manera de justificar esa acusación. Lo que se trataba de hacer entonces era cambiar todo el sistema.

¿Pero no cree que en algún momento el movimiento perdió el rumbo?

Los ideales del 68 fueron derrotados
No creo que perdiera el rumbo. Sucedió que los ideales del 68 fueron derrotados. El socialismo con rostro humano fue derrotado por los tanques rusos en Checoslovaquia. Los republicanos en España fueron derrotados por los fascistas.

La huelga francesa fue derrotada. El movimiento italiano también fue derrotado. Es cierto que en Portugal tuvimos una victoria y en Pakistán otra. Pero en México hubo una masacre. Así que las ganancias del movimiento, a finales de los años 70, se convirtieron en derrotas.

¿Cuán diferente diría ud. que son los jóvenes de hoy respecto de los jóvenes de los 60?

Cada generación es diferente de la anterior. Siempre se producen cambios. Los jóvenes de hoy, por ejemplo, se comunican entre ellos a través de la internet. Esto no existía en los 60 y a veces me pregunto cómo habría sido esa época de haber existido.

La gente joven hoy recibe gran parte de sus noticias cuando visitan sus sitios favoritos en la web. Así que no leen los periódicos tanto como lo hacíamos nosotros. La revolución impresa que dominaba nuestro mundo ha llegado ahora a su fin y la revolución del ciberespacio ha tomado su lugar.

Hablan los jóvenes del 2008

En los años 60 se luchó contra la guerra en Vietnam y 40 años después tenemos Irak, ¿cómo se siente usted respecto a eso?

Tariq Ali y Vanessa Redgrave en 1968.
En algunos sentidos ha empeorado. Porque al menos en los 60 existía una sensación de esperanza en muchas partes del mundo. Ese sentimiento no existe hoy en día, excepto en partes de América Latina.
La gran diferencia entre Vietnam e Irak es que a pesar de que en los 60 se trataba del momento más duro de la Guerra Fría, ningún país europeo envió tropas a ese conflicto. Hoy tenemos tropas europeas en Irak y en Afganistán. Lo cual es indicativo de cómo la Unión Europea ha capitulado completamente ante el poder de Estados Unidos.

Lo otro que es diferente, es que la población de Irak ha sido en su mayoría deshumanizada por la cobertura de los medios occidentales, que se ha centrado en los musulmanes como terroristas. Así que el hecho que un millón de iraquíes haya muerto desde la ocupación de Estados Unidos y sus aliados, no tiene gran impacto sobre los ciudadanos europeos.

 ¿Hay debate en los cafés de hoy?

¿O sea que 40 años después no vivimos en un mundo mejor?

No, en algunos sentidos ha empeorado. Porque al menos en los 60 existía una sensación de esperanza en muchas partes del mundo. Que sucedían cosas malas y que teníamos que pararlas. Ese sentimiento no existe hoy en día, excepto en partes de América Latina. El único continente donde hoy existe esperanza es en América Latina.

¿Y cómo le hace sentir esta situación a alguien que vivió los 60 con tanta esperanza?

Bueno, personalmente, es algo que entiendo. No me golpeo la cabeza debido a eso. El mundo ha cambiado. Pero lo que encuentro repulsivo es que la gente que en esa época eran muy radicales, muy de línea dura, hoy defienden la explotación, las guerras, las ocupaciones, en nombre del nuevo orden. Eso es algo que yo encuentro totalmente inaceptable.



NOTAS RELACIONADAS
40 años y muchos interrogantes
04 04 08 |  Internacional
Homenaje a Martin Luther King Jr
04 04 08 |  Participe
EE.UU./inmigrantes: "Tenemos un sueño"
11 04 06 |  Internacional

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen