OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 25 de agosto de 2008 - 15:33 GMT
El efecto Nader y Bob Barr
Max Deveson
BBC, Washington

John McCain y Barack Obama no son los únicos candidatos participando en la carrera hacia la Casa Blanca este año.

También participan representantes de partidos minoritarios, entre los que destacan Ralph Nader, que se presenta como independiente, y Bob Barr, del Partido Libertario.

Ralph Nader y Bob Barr
Es poco probable que Nader influya en los resultados de 2008, pero Barr podría tener su efecto.

Es improbable que incluso ellos esperen ocupar el despacho oval finalizadas las elecciones.

Sin embargo, con pocas probabilidades de conseguir poco más de una ínfima fracción del voto popular ¿por qué estos pequeños David se preparan para enfrentarse a los Goliat de los partidos Demócrata y Republicano?

Ralph Nader demostró en las elecciones de 2000 que los candidatos de terceros partidos pueden tener un gran impacto en los comicios.

Participando como parte del Partido Verde, Nader obtuvo el 2,74% del voto nacional. En esa ocasión ganó 97.000 votos en el estado de Florida, mientras que el candidato Democrático Al Gore perdió el estado, y por lo tanto las elecciones con una ventaja para Georg Bush de tan sólo 537 votos.

Desde entonces los demócratas han acusado a Nader y a sus seguidores de "facilitar la victoria de George W.Bush".

Asuntos domésticos

Nader insiste en que los votantes son libres de elegir al candidato que quieran y que Al Gore debería haber prestado más atención a asuntos medioambientales si quería ganarse a votantes del Partido Verde.

El papel crucial de Nader en las elecciones de 2000 colocó a los asuntos domésticos en el punto de mira en las elecciones.

Un trabajador electoral examina una papeleta en las elecciones de 2000
Los medios se centraron en la figura de Nader durante el recuento de los votos en Florida en las elecciones de 2000
De hecho, ésta es una de las razones clave para entender por qué estos candidatos con pocas posibilidades de ganar participan en las elecciones, ya que de este modo logran publicitar su causa y forzar a los partidos mayores a adoptar algunas de sus políticas, y castigarles en las encuestas si no lo hacen.

En esta ocasión no se espera que Nader tenga mucho impacto.

Pero Bob Barr, del partido Libertario espera seguir el ejemplo de Nader pero esta vez respecto a los Republicanos.

Barr es un ex congresista republicano que rompió con el partido después del 11S, como protesta a lo que el entendió como ataque a las libertades civiles por parte del gobierno republicano.

Así se convirtió en un prominente oponente a la guerra de Irak y empezó a expresar su desacuerdo hacia algunas de las políticas más conservadoras de su antiguo partido.

Influencia relativa

Con una opinión pública cada vez más en contra de la guerra, es posible que Barr capte cierto número de votantes en contra del conflicto descontentos con el partido Republicano pero reacios a votar por los demócratas.

Como consecuencia, Barr podría minar el apoyo a McCain, especialmente en Georgia (estado natal de Barr) y en los estados del noroeste con un fuerte apoyo libertario, tales como Montana y Alaska.

Si Obama está a pocos puntos de ganar (Montana y Alaska) a mes de noviembre, estará en posición de lograr un cambio de sentido en los colegios electorales, no importa cuál sea el efecto Barr
Steve Kornacki, New York Observer

De hecho, si Barr consigue captar a suficientes republicanos descontentos, y si Obama logra seducir al electorado afroamericano, entonces Georgia podría pasar a formar parte de las filas demócratas, del mismo modo que Nader logró hacer en Florida en 2000.

Barr podría tener un impacto en ciertos estados, pero es debatible cuán definitorio sería su papel.

Obama vencería a John McCain en Georgia por un amplio margen incluso sin la ayuda de Barr, indica la matemática electoral.

Lo mismo se aplica con los estados de Montana o Alaska, de acuerdo con Steve Kornacki del New York Observer. "Si Obama está a pocos puntos de ganar cualquiera de estos estados a mes de noviembre estará en situación de lograr un cambio en los colegios electorales de estos estados, no importa el efecto que tenga Barr", dijo.

No obstante, Barr y Nader darán más de un dolor de cabeza a los principales candidatos y les forzarán a invertir recursos en aspectos que no estaban contemplados.

Aún más importante es el hecho de que los medios estarán obligados a prestar atención a los asuntos que ellos exponen.

Y así estos candidatos triunfarán en una batalla más importante, la lucha por estar el mayor tiempo posible al aire en los principales medios de comunicación.





 

banner watch listen