OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 8 de septiembre de 2008 - 17:21 GMT
EE.UU: campos de batalla clave
Redacción BBC Mundo

Los principales partidos en EE.UU. se han lanzado al ataque con sus candidatos a las elecciones presidenciales y la campaña ha tomado la vía seria.

Barack Obama y John McCain centrarán la mayor parte de su batalla en un puñado de estados claves en el terreno, aquellos donde las encuestas sugieren que podrían ser conquistados por cualquiera de los dos.

Mapa

  • Votos electorales: 9
  • Margen de victoria en 2004: Republicanos, 5%
  • Historia electoral reciente:
    1992 DEM, 1996 REP, 2000 REP, 2004 REP

Históricamente, Colorado ha sido un bastión republicano pero elecciones recientes han sugerido un posible cambio hacia los demócratas. El partido se llevó dos escaños en el congreso y uno en el senado, así como la gobernaduría del estado desde 2002.

El aumento de la urbanización es un factor contribuyente, sobretodo por el crecimiento continuado de la población hispana.

Los republicanos se mantuvieron fuertes en la cada vez más poblada región de Colorado Springs, un bastión de conservadurismo religioso y social. Los votantes republicanos en la ciudad superan a los demócratas en dos a uno.

Si Obama obtiene peores resultados de los esperados en los bastiones demócratas del este del país, su posibilidad de llegar a al Casa Blanca podría depender de ganar en estados del oeste como Colorado.

  • Votos electorales: 27
  • Margen de victoria en 2004: Republicanos, 5%
  • Historia electoral reciente: 1992 REP, 1996 DEM, 2000 REP, 2004 REP

Los republicanos consiguieron recuperar la iniciativa política en Florida, después de la reñida carrera de los noventa, culminada por el drama de suspense de las presidenciales del 2000.

Fue necesaria la intervención de un Tribunal Supremo para decidir el resultado tras un complicado proceso con votos y votantes perdidos incluidos.

Pero en 2004 George W Bush incrementó su lideraje en el soleado estado y su partido se hizo con un escaño en el senado. Mantuvieron al gobernador en 2006.

John McCain podría esperar cosechar los votos de los numerosos militares del norte del país, mientras Barack Obama confiaría en retener el apoyo de los grupos tradicionalmente demócratas del estado, entre los que se incluye la mayor parte de su gente mayor.

  • Votos electorales: 7
  • Margen de victoria, 2004: Republicanos, 0,8%
  • Historia electoral reciente: 1992 DEM, 1996 DEM, 2000 DEM, 2004 REP

Iowa, famoso por celebrar el primer caucus en el proceso de selección presidencial, se ha balanceado entre republicanos y demócratas en las recientes elecciones presidenciales. Al Gore ganó allí en 2000 y George W Bush lo hizo en 2004. El margen de victoria en ambos casos fue muy reñido.

Barack Obama, cuyo ascenso hacia la victoria de la candidatura demócrata empezó con su triunfo en Iowa, ha obtenido aquí (vecino a su estado de Illinois) buenos resultados en los sondeos y bien podría recuperar el estado para los demócratas en 2008.

  • Votos electorales: 17
  • Margen de victoria en 2004: Demócratas, 3%
  • Historia electoral reciente: 1992 DEM, 1996 DEM, 2000 DEM, 2004 DEM

Michigan, donde los candidatos demócratas han perdido terreno durante las últimas citas a las urnas, será una prueba clave de la habilidad de Barack Obama de ganar el apoyo del votante obrero blanco, un sector que le causó dificultades durante las primarias.

En los ochenta, los obreros de Michigan dieron su nombre a una generación de votantes -"los demócratas de Reagan"- quienes con entusiasmo apoyaron al republicano Ronald Reagan. Bill Clinton tuvo que trabajar duro en 1992 y 1996 para ganarse a estos votantes.

Los electores de Michigan se pegaron a los demócratas en las consiguientes elecciones presidenciales y al congreso, pero John McCain está registrando buenos resultados en las encuestas.

  • Votos electorales: 10
  • Margen de victoria en 2004: Demócratas, 4%
  • Historia electoral reciente: 1992 DEM, 1996 DEM, 2000 DEM, 2004 DEM

Minnesota ha sido tradicionalmente un territorio seguro para los demócratas. Y sin embargo, los candidatos republicanos han experimentado una mejora en las últimas elecciones residenciales.

El estado ha votado a consciencia a favor de candidatos demócratas desde 1972, incluso en 1984, cuando cada uno de los demás estados de EE.UU. votó a favor de Ronald Reagan.

Pero los republicanos también se han llevado parte de los éxitos. Se hicieron con la gobernaduría en 2002 y mantuvieron uno de los escaños del Senado.

Barack Obama, sin embargo, parece tener la popularidad en el estado. Los sondeos de opinión sugieren que cuenta con un lideraje amplio respecto a John McCain.

  • Votos electorales: 5
  • Margen de victoria en 2004: republicanos, 0,8%
  • Historia electoral reciente: 1992 DEM, 1996 DEM, 2000 DEM, 2004 REP

    Nuevo México ha protagonizado reñidos resultados en las últimas dos elecciones presidenciales y podría ser escenario de otra situación de suspense en 2008. En el 2000, Al Gore ganó el estado con un margen de sólo 366 votos. En 2004, el presidente Bush se hizo con la mayoría con menos de 6.000.

    La delegación congresista del estado también está equitativamente distribuida, aunque la balanza podría decantarse a favor de los demócratas en 2008.

    El estado está dividido políticamente por sus áreas geográficas, con una fuerte presencia demócrata en las zonas más urbanizadas del norte y un predominio republicano en el sur-este, cuyas fronteras delimitan con Texas.

    El gobernador del Estado, Bill Richardson, apoyó a Barack Obama poco después de terminar su propia campaña para la nominación demócrata, así que posiblemente sea un activo útil para el senador de Illinois en su batalla contra John McCain.

    • Votos electorales: 4
    • Margen de victoria en 2004: Demócratas, 1%
    • Historial electoral reciente: 1992 DEM, 1996 DEM, 2000 REP, 2004 DEM

    New Hampshire es un estado liberal con una sorprendente tendencia hacia el voto republicano durante años. En las presidenciales de 1992 y 1996 votó demócrata, pero en 2000 volvió a dar su apoyo a Bush y devolvió dos republicanos en la Cámara de los Representantes.

    En 2004, el estado votó a favor del rival de Bush, el demócrata John Kerry, y a las legislativas de 2006 desbancó a ambos miembros del congreso republicanos.

    Sin embargo, este resurgir demócrata podría verse invertido de nuevo en las presidenciales de noviembre.

    John McCain es muy popular en New Hampshire y los sondeos de opinión sugieren que está bien situado para recuperar posiciones.

    • Votos electorales: 20
    • Margen de victoria en 2004: republicanos, 2%
    • Historia electoral reciente: 1992 DEM, 1996 DEM, 2000 REP, 2004 REP

    Como ha sucedido en los recientes años, Ohio será también en 2008 uno de los campos de batalla claves. George W Bush ganó con una escasa ventaja en 2000 y en 2004, pero los demócratas son optimistas esta vez con sus perspectivas de victoria. En 2006, se hicieron con la gobernaduría, un escaño en el Senado y uno en el Congreso, lo que les ha situado en una posición predominante para 2008.

    Ohio es importante para los candidatos no sólo por sus 20 votos electorales. A pesar de su inegable utilidad, es vista como un microcosmos de la America moderna y el campo de batalla de la región norte-centro de los EE.UU.

    Obama estará encantado de demostrar que las dificultades que representaron en las primarias los numerosos votantes obreros blancos no se repetirán en las elecciones generales.

    Pensilvania
    • Votos electorales: 21
    • Margen de victoria, 2004: Demócratas, 2%
    • Historia electoral reciente: 1992 DEM, 1996: DEM, 2000 DEM, 2004 DEM

    Pensilvania ha sido un escenario de batalla clave en las últimas elecciones presidenciales y probablemente continúe siéndolo en 2008. Al Gore y John Kerry registraron sendas victorias en este estado con escaso margen.

    Desde 2004, sin embargo, los demócratas han empezado a incrementar su lideraje en el estado. En las legislativas de 2006, derribaron al senador republicano Rick Santorum y arrebataron cuatro escaños a los republicanos. El gobernador demócrata, Ed Rendell, renovó sin problemas en la reelección.

    El "momentum" de los demócratas podría estar perdido si Barack Obama repite en las presidenciales su pobre resultado registrado en las primarias entre los votantes obreros blancos.

    • Votos electorales: 13
    • Margen de victoria en 2004: republicanos, 8%
    • Historia electoral reciente: 1992 REP, 1996 REP, 2000 REP, 2004 REP

    Virginia puede convertirse en unos de los estados más interesantes a observar durante las elecciones de 2008.

    Como gran parte del sur, el estado era un bastión demócrata desde el final de la Guerra Civil hasta los setenta, cuando descontentos con las reformas demócratas de los derechos civiles se convirtieron en un fuerte republicano.

    Pero los recientes éxitos de los demócratas en el estado, potenciados por un crecimiento de la población en los suburbios del norte, sugieren que Virginia podría contribuir a decantar la balanza.

    Los últimos dos gobernadores del estado han sido demócratas y en 2006 el demócrata Jim Webb se hizo con uno de los escaños en el Senado.

    Virginia puede convertirse en una examen clave de la creencia defendida por Obama sobre la posibilidad de ganar gracias a sumar los votos de los afroamericanos y los votantes blancos con educación superior.

    Para John McCain, por otro lado, le será difícil llegar a la Casa Blanca si no consigue hacerse con Virginia.

      Votos electorales: 10
    • Margen de victoria en 2004: Demócratas, 0,4%
    • Historia electoral reciente: 1992 DEM, 1996 DEM, 2000 DEM, 2004 DEM

    Wisconsin debería ser un territorio seguro para los demócratas: tiene un gobernador demócrata, los dos senadores también lo son y respaldó fuertemente a Bill Clinton en 1992 y 1996.

    Sin embargo, en 2000 y 2004 Al Gore y John Kerry consiguieron a duras penas ganar en el estado, con mayorías de pocos miles de votos. Estos pobres resultados hicieron de Wisconsin uno de los objetivos de John McCain en 2008.

    Sin embargo, los sondeos de opinión sugieren que Barack Obama es popular en este estado, cuyas fronteras con su estado de Illinois le dan puntos para aspirar a una confortable victoria.





  •  

    banner watch listen