OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 8 de diciembre de 2008 - 18:05 GMT
La Revolución cubana, en los titulares
En el mundoArgentinaChileColombiaMexicoVenezuela
Para los venezolanos, la caída de Batista extendió la alegría que habían experimentado un año antes con del derrocamiento del gobierno militar venezolano.

Artículo de periódico con el titular: "Cayó Batista"
El diario "Últimas Noticias" sacó una edición especial el 1 de enero.

Con gran despliegue, y con gran simpatía, la prensa venezolana de los primeros días de 1959 dio cuenta de los momentos finales de Fulgencio Batista y la entrada "triunfal" de los rebeldes de Fidel Castro.

El presidente de la Junta de Gobierno que regía en Venezuela, Edgar Sanabria, dijo en un fugaz encuentro con la prensa que "el desayuno me cayó mejor cuando me enteré de la noticia". Se refería a la huída de Batista y la inminente llegada de los rebeldes.

Por el tono general que se percibe en los principales medios de la época, a todos los diarios les "cayó bien" la noticia.

Lo demuestra este titular de Últimas Noticias del 2 de enero: "El Cristo de la selva venció al Judas cubano".

El periódico hizo una edición especial de Año Nuevo, pese a que ese día no circulan los diarios. "Cayó Batista", destacó en su titular.

Artículo de periódico con el titular: "Fidel Castro manda"
"Últimas Noticias" dedicó 15 de sus 49 páginas a la Revolución cubana.

Y en páginas interiores insistió: "Cayó Batista. La noticia temprana hizo levantar a los caraqueños que recordaron el 23 de enero".

En su edición regular del 2 de enero, Últimas Noticias presentó un gran titular a página completa: "Fidel Castro Manda", destacando la inminente llegada de las tropas rebeldes a La Habana. Dedicó 15 de sus 49 páginas a informar sobre los sucesos en Cuba.

Destacó también los disturbios que se habían registrado frente a la Embajada de Cuba en Venezuela -"los representantes de Batista"- en los que una "bella jóven cubana fue muerta a tiros a la puerta de su embajada", como consigó el periódico en su última página, generalmente consagrada a temas de seguridad pública o "sucesos".

El mismo día, El Universal aseguró que "La caída de Batista causó ayer en Caracas y el resto del país entusiasmo unánime", y publicó una reseña fotográfica de las caravanas de autos que salieron por las calles de la capital venezolana con banderas cubanas a celebrar el acontecimiento.

Para el día 3 de enero, ya el diario El Universal había logrado colocar dos enviados especiales en La Habana, pese a que el mismo periódico informaba de la dificultad de viajar entre Venezuela y la isla por la alta demanda de pasajeros.

"400 cubanos rumbo a la isla" colapsan el aeropuerto de Maiquetía y aunque quieren llegar lo antes posible a su tierra expresan a los periodistas "su gratitud con el pueblo de Venezuela"

En medio del debate político hay una preocupación deportiva que recoge el diario La Esfera: "Desbandada de la pelota cubana", una noticia importante para un país que comparte con la isla antillana la pasión por el béisbol.

Se refería al riesgo de que los jugadores estadounidenses de la liga cubana dejaran el país ante supuestas amenazas recibidas del Movimiento 26 de julio, la organización política de Fidel Castro.

Artículo de periódico con el titular: "La caída de Batista causó ayer en Caracas y en el resto del país entusiasmo unánime "
"El Universal" envió dos reporteros a La Habana.

Apenas conocida la noticia de la caída de Batista, los periódicos se llenaron de avisos pagados en los que diferentes grupos o asociaciones expresaban su júbilo por los "nuevos tiempos"

Por ejemplo, El Rincón Cubano, un restaurante de lo que entonces era el este de Caracas, publicó un texto agradeciciendo "a nuestros hermanos venezolanos por la cooperación y el profundo sentido democrático demostrados en el triunfo obtenido".

Incluso la Alta Cámara Ejecutiva Masónica unió "su júbilo al que exteriorizan todos los pueblos de América" y saludó "la libertad del pueblo cubano".

En las páginas internas de El Universal un pequeño aviso clasificado se confunde con la información. En letras grandes se lee Castro - pero se trata de otro Castro, uno que repara neveras, lavadoras, televisores y radios.

Quizá este Castro supo aprovechar la coincidente sonoridad del apellido para llamar la atención de clientes potenciales, a quienes debe haberles parecido al menos una hábil ocurrencia.


Informe de Carlos Chirinos, BBC Mundo.





 

banner watch listen