OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 8 de diciembre de 2008 - 18:03 GMT
La "magia" cubana en Miami
Vista de la ciudad de Miami (Foto: Emilio San Pedro)
Miami, escenario de una "revolución paralela" a la de Cuba.

Marcia Facundo
Marcia Facundo
BBC Mundo, Miami

Cuando en 1959 se inició en Cuba la Revolución que lideró Fidel Castro, a 90 millas de la isla se puso en marcha otro proceso que transformó a toda una ciudad.

Para entonces, Miami tenía apenas 300.000 habitantes. Hoy, tras cinco décadas de un continuo influjo de refugiados cubanos, se ha convertido en la tercera ciudad más rica de Estados Unidos, que aloja a uno de los principales centros financieros del país, y genera un volumen comercial de unos US$70.000 millones al año.

La llamada "Ciudad Mágica" se ha transformado en un condado con una población de cerca de 2,5 millones de habitantes. Y el papel que ha jugado la llegada de los cubanos ha sido determinante en el desbordante crecimiento de la metrópolis.

"La Miami de 1955 era una ciudad que crecía rápidamente, pero que sólo descansaba en el turismo", explicó a BBC Mundo el historiador Paul George, catedrático de Miami-Dade College.

La primera ola de inmigrantes hacia Miami, que consistió en una especie de trasplante de la clase media de la isla, ha sido calificada como el 'exilio dorado de los años 60'

"Tenía dos estaciones distintivas: verano, que era muerto, y el invierno, cuando la población se duplicaba. Era una ciudad joven, de sólo 60 años. Muchos de sus habitantes eran pioneros o hijos de esos pioneros", agregó el académico.

Para George, sin la inmigración cubana Miami sería "una ciudad grande, pero mucho más aburrida. No sería nada parecido al centro internacional que es hoy... Sería una ciudad basada sólo en el turismo y orientada hacia los norteños, además de arraigada en sus raíces sureñas".

Una vieja relación

La estrecha relación que tienen los cubanos con Miami se inició varios siglos antes de que el joven guerrillero Castro marchara hacia La Habana para transformar el sistema político de la isla.

Zona de Brickle en Miami, centro financiero de la ciudad
Miami se ha convertido en uno de los principales centros financieros de EE.UU.
Un número de indios Tequesta, que eran los habitantes del sur de Florida en la época de la colonización española, fueron trasladados a Cuba para ser evangelizados en el siglo XVI. Cuando España cedió la zona a Gran Bretaña en 1763, todos los indígenas que quedaban en el área fueron evacuados a la isla caribeña.

Aunque muchos cubanos visitaron Miami cuando se desarrolló como balneario turístico tras la Segunda Guerra Mundial, no fue sino hasta 1960 que la ciudad se convirtió en una segunda nación para los refugiados que escapaban del gobierno socialista.

La primera ola de inmigrantes hacia Miami, que consistió en una especie de trasplante de la clase media de la isla, ha sido calificada por historiadores como Alejandro Portes como el "exilio dorado de los años 60".

Y llegaron en grandes cantidades. Sólo en 1965, 100.000 cubanos arribaron desde La Habana en los "vuelos de la libertad", programa iniciado ese año por el ex presidente estadounidense Lyndon Johnson. Para finales de la década del 60, ya se habían establecido en la ciudad y su área metropolitana más de 400.000 refugiados.

Meca del comercio internacional

"Cuando llegan los cubanos, en Miami ya había una dinámica en pie para que la ciudad se convirtiera en un centro de turismo y de comercio con respecto a América Latina", explicó a BBC Mundo el sociólogo Lisandro Pérez, fundador del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de la Florida (FIU, por sus siglas en inglés).

Imagen de Ocean Drive, en Miami Beach
Lo que conocemos como el Miami de hoy es el producto de una asociación de exilios y de inmigraciones
Nat Chediak, productor musical

"Los que salen de Cuba en los años 60 representan a los sectores comerciales, empresariales y profesionales, mayormente, por el cambio político que tomó lugar", añadió.

Este sector de la sociedad cubana ya tenía experiencia en el sistema capitalista estadounidense, y al arribar funcionó muy bien "ya sea operando negocios propios o sirviendo como empleados y ejecutivos de compañías de EE.UU. en América Latina", según Pérez.

"Eso se convirtió en un importante motor del crecimiento de Miami", agregó el académico.

Pero además de los conocimientos empresariales, la llegada de los cubanos también significó un incremento del mercado.

"Lo que generaron los cubanos fue un aumento de la población que probablemente no hubiera tenido lugar sin ellos", indicó a BBC Mundo el economista Jorge Salazar Carrillo, director del Centro de Estudios Económicos de FIU.

Muchos cubanos establecieron negocios dedicados a servir a la economía doméstica de los refugiados.

Sin embargo, el cambio fundamental que generaron los cubanos fue la transformación de la economía de la ciudad en una más basada en el comercio exterior.

"Miami se convierte en la meca del comercio internacional y se transforma en el principal puerto y aeropuerto exportador de EE.UU. con América Latina, con excepción de México", señaló el economista.

El poder cubano

Miami se convierte en la meca del comercio internacional y se transforma en el principal puerto y aeropuerto exportador de EE.UU. con América Latina, con excepción de México
Jorge Salazar Carrillo, economista de la FIU

"Los cubanos sí lograron el poder político aquí", apuntó Salazar Carrillo, quien advierte que en Miami ocurrió algo único en la historia de Estados Unidos: "Ésta es la única ciudad que políticamente está controlada por un grupo extranjero, gran parte de ellos no nacidos en Estados Unidos".

"Lo del poder político tiene que ver con la importancia numérica de los cubanos aquí", agregó el sociólogo Lisandro Pérez.

Tras la candidatura del presidente Ronald Reagan en 1980, muchos cubanos se hicieron ciudadanos estadounidenses para votar por él, interesados en su política de línea dura hacia Cuba. "Eso sube la participación electoral de los cubanos y cuando se postulan para cargos locales, salen electos", dijo el sociólogo.

En 1985, Xavier Suárez se convirtió en el primer alcalde cubano de una de las principales ciudades de Estados Unidos.

Según el experto, la agenda política de los cubanos ha estado centrada en la situación de Cuba. "Su participación en elecciones locales ha estado influida por ese factor y el activismo político se ubica no en asuntos comunitarios sino en los de la isla", expresó Pérez.

Puerto de Miami, Greater Miami Convention & Visitors Bureau
A la inmigración cubana se sumó el resto del continente americano.

Además, el dominio del español en la ciudad propició la producción de música, cine y televisión hispanas, lo que la ha convertido en "la capital" de la industria del entretenimiento latinoamericana.

Suma de exilios

Más de medio millón de cubanos residen ahora en el Condado de Miami-Dade.

Pero si la población hispana de la zona era 90% cubana hace 30 años, las cifras del último censo muestran que cerca de la mitad de los 1,3 millones de latinos que residen en la ciudad hoy no provienen de la isla.

"Lo que conocemos como el Miami de hoy es el producto de una asociación de exilios y de inmigraciones", dijo a BBC Mundo el autor y productor musical Nat Chediak.

A la inmigración cubana se sumó el resto del continente americano, con comunidades numerosas de casi todos los países.

Para Chediak, los cubanos fueron los primeros, pero ya no son los únicos. "Los cubanos abrimos las puertas, pero una cosa es abrir las puertas y otra es creernos dueños de los caballitos. Ya no lo somos".





 

banner watch listen