OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 16 de septiembre de 2008 - 05:24 GMT
Claves: la caída de un banco
Redacción BBC Mundo

Lehman Brothers en Nueva York
Lehman es el cuarto banco de EE.UU.

El banco de inversión estadounidense Lehman Brothers anunció que se declara en bancarrota luego que fracasaran las negociaciones de emergencia para encontrar un comprador de la entidad financiera.

La confianza en este banco de inversiones con una trayectoria de 158 años -y la cuarta institución financiera del país- se desmoronó en septiembre en medio de preocupaciones sobre su amplio portafolio de activos vinculados al sector inmobiliario qu se sospecha que tenían un valor menor al estimado inicialmente.

El año pasado, Lehman reportó miles de millones de dólares en pérdidas y vio el desplome del precio de sus acciones que cayeron en más de 95%.

¿Por qué fracasó Lehman?

Lehman Brothers es considerado uno de los mayores negociadores de Wall Street en las operaciones de interés fijo. La entidad financiera había invertido fuertemente en títulos vinculados al mercado estadounidense de hipotecas "sub-prime" o de alto riesgo.

Con esas inversiones ahora consideradas como de alto riesgo, los analistas señalan que era inevitable que la confianza en Lehman Brothers no resultara afectada, particularmente luego del colapso a principios de año de Bear Stearns, uno de los bancos de inversiones más antiguos de Estados Unidos.

En el tercer trimestre del año pasado, el banco anunció que devaluaría el valor de sus activos de US$700 millones al tiempo que ajustó el valor de sus inversiones en hipotecas residenciales y comerciales.

Después de un año, esta cifra aumentó a US$7.800 millones, que provocó que Lehman reportara las mayores pérdidas de su historia. El banco también admitió que aún tenía US$54.000 millones expuestos en títulos hipotecarios difíciles de valorar.

A pesar de tener acceso a reservas de efectivo, inversionistas preocupados provocaron la caída de las acciones del banco luego que fracasaran conversaciones que buscaban recaudar miles de millones de dólares entre inversionistas externos.

¿Cómo me afecta esta situación a mí?

Nadie tiene una chequera o una cuenta corriente de Lehman Brothers. La compañía es un banco de inversión que se especializa en negociaciones e inversiones grandes y complejas.

A pesar de ello, el colapso de Lehman probablemente lo sentirán millones de personas en todo el mundo, al menos de forma indirecta.

La mayoría de nuestros bancos y nuestros fondos de pensiones tienen negocios con Lehman o con firmas que negociaron extensamente con Lehman.

La cancelación de los complejos negocios de Lehman podría tomar semanas o incluso meses.

Durante este tiempo el sistema financiero global estará saturado. Muchos bancos no sabrán a ciencia cierta qué tan expuestos están al colapso de Lehman y tendrán dificultades para disponer del dinero invertido en esos acuerdos.

Esto a su vez podría acentuar la crisis financiera con nefastas consecuencias para los inversionistas y los consumidores.

Además, el dramático colapso de Lehman Brothers también ha golpeado los mercados financieros luego que los precios de las acciones se desplomaran en todo el mundo.

¿Hay otros bancos en problemas?

Bueno, inicialmente se informó de Merrill Lynch, otro importante banco de inversión estadounidense. En una decisión sorpresiva, el Bank of America acordó adquirir esta entidad financiera.

El temor era que los inversionistas habrían comenzado una cacería de brujas en busca del próximo banco con gran exposición a deudas vinculadas a las hipotecas -cuyo valor continúa cayendo- y Merrill Lynch hubiera sido el próximo.

La mayor preocupación sin embargo, es el gigante de los seguros AIG. Informes sugieren que AIG le ha pedido a la Reserva Federal de EE.UU. un préstamo temporal por US$40.000 millones.

Si AIG está en problemas, afectaría directamente a millones de consumidores y compañías en todo el mundo. Incluso, golpearía a todo el sistema financiero.

En comparación con AIG, la crisis de Bear Sterns y Lehman es pequeña.

¿Por qué el Departamento del Tesoro de EE.UU. no salvó del colapso a Lehman Brothers?

Cuando Bear Stearns anunció que tenía problemas, el Departamento del Tesoro de EE.UU. colocó los términos favorables para que JP Morgan Chase lo comprara.

Sólo la semana pasada, el gobierno estadounidense efectivamente nacionalizó las compañías de financiamiento de créditos hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac, que entre ellas poseen aproximadamente la mitad del mercado hipotecario en EE.UU.

Por lo tanto, el contribuyente en EE.UU. ha sido expuesto al riesgo de respaldar la carga de miles de millones de dólares en pérdidas, por lo que se está convirtiendo en algo políticamente menos aceptable para el gobierno continuar ofreciendo paquetes de rescate económico a compañías privadas.

Al no proveer al banco británico Barclays de las garantías de las obligaciones comerciales de Lehman, como parte de un acuerdo para comprar la compañía, los analistas indican que el Departamento del Tesoro de EE.UU. colocó una línea límite a su voluntad de utilizar dinero público para rescatar los bancos que han tomado decisiones incorrectas.

En cambio, funcionarios gubernamentales se han centrado en el respaldo del sistema financiero en otras formas, anunciando medidas para flexibilizar el acceso a créditos de emergencia para aquellas compañías financieras que lo necesitan.

¿Qué tan grande es Lehman Brothers?

Fundado en 1850 por tres inmigrantes judíos de Alemania, Lehman Brothers ha sido un importante banco de inversión en Wall Street por décadas.

El banco opera a gran escala, al negociar con gobiernos, compañías y otras instituciones financieras. Además, emplea a 25.000 personas en todo el mundo.

Su principal negocio radica en la compra y venta de acciones y activos inmovilizados, el comercio y la investigación, la banca de inversión y la gestión de inversiones.

Al tiempo que la crisis en los mercados financieros ha adquirido impulso, ha visto colapsar el precio de sus acciones de US$82 a menos de US$4, una caída de 95%.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen