OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 7 de abril de 2008 - 10:32 GMT
Radiografía de una crisis
La crisis de los préstamos de alto riesgo o subprime en Estados Unidos ha llevado al colapso de los precios de las viviendas, a una desaceleración de la economía y a miles de millones de dólares en pérdidas bancarias.

Tradicionalmente los bancos han utilizado los depósitos de sus clientes para otorgar financiamiento, pero esto limitaba la cantidad de préstamos que podían hacer.

En los últimos años las instituciones financieras han seguido un nuevo modelo que implica la venta de préstamos en el mercado de bonos. De esta forma han tenido más fondos disponibles para financiar préstamos adicionales.


Gráfico modelo bancario


Sin embargo, esto ha resultado también en abusos e irregularidades porque los bancos ya no tienen incentivos para depurar cuidadosamente a los beneficiarios de sus préstamos.


Gráfico modelo bancario


EL AUGE DEL MERCADO DE BONOS

En los últimos años el sector privado ha expandido dramáticamente su papel en el mercado de bonos, que había estado previamente dominado por agencias respaldadas por el gobierno.

Gráfico crecimiento préstamos subprime
De manera que surgieron nuevos agentes especializados en nuevos tipos de préstamos como los sub prime que se otorgan a personas con un pobre historial crediticio y de bajos ingresos. Este sector era antes descartado en principio por los organismos crediticios con apoyo gubernamental.

El negocio resultó tremendamente beneficioso para los bancos que ganaban comisiones por cada préstamo de alto riesgo que se colocaba en el mercado. Los bancos incentivaban a los brokers o intermediarios a vender más y más de estos préstamos.

Merrin Somerset Webb, editora de la revista Moneyweek, explicó a la BBC que el problema es que "ahora los bancos otorgan muchisimos prestamos que empaquetan como nuevos productos, los venden a otras instituciones y les llaman securities. Cuando de repente los deudores comienzan a dejar de pagar, nadie sabe con certeza quien tiene la parte de la deuda que no va a ser pagada".

En la actualidad, los bonos vinculados a estos préstamos alcanzan a seis billones de dólares, o seis millones de millones, y constituye el principal componente del total de 27 billones que representa el mercado de bonos de Estados Unidos. O sea, mayor aún que la proporción que ocupan los bonos del Tesoro.

UNA CIUDAD EN CRISIS

Mapa ciudad de Cleveland

Por muchos años, Cleveland era la capital de los préstamos sub prime. Se trata de una ciudad pobre, de clase obrera, afectada por el declive de la industria y con una fuerte división racial.

Los brokers o intermediarios concentraron sus esfuerzos en vender estos préstamos en zonas pobres habitadas por afroamericanos, convenciéndo a la gente de refinanciar sus viviendas. Sin embargo, en muchos casos no explicaron en detalle que pasados dos años, los intereses se duplicarían.

Como resultado de eso, para fines de 2007, una en diez viviendas en Cleveland había sido embargada y el Deutsche Bank Trust, actuando a nombre de los tenedores de bonos, se convirtió en el principal propietario de la ciudad.

LA CRISIS SE EXTIENDE A NIVEL NACIONAL

Para 2005 los préstamos subprime se habían extendido de las áreas deprimidas de las ciudades estadounidenses a todo el país. Uno en cinco préstamos era de alto riesgo.

Los nuevos préstamos han sido particularmente populares entre inmigrantes que tratan de adquirir su primera vivienda en Estados Unidos, especialmente en el sur de California, en Arizona, Nevada y en los suburbios de Washington y Nueva York.

Pero estos préstamos tienen una tasa de interés mucho más alta. En los primeros dos años se cobran intereses fijos, pero a partir de ahí pasan a una tasa variable y más elevada.

Es muy probable que hasta dos millones de familias pierdan sus casas. El gobierno de Bush está presionando a los bancos para que renegocien los préstamos en vez de embargar bienes, pero las compañías han sido inundadas de casos de insolvencia.

SECTOR INMOBILIARIO Y ECONOMÍA

La crisis ha tenido un impacto dramático en los precios de las viviendas que se han desplomado a nivel nacional por primera vez desde los años treinta.

Caída de los precios de las viviendas

La caída del sector inmobiliario está afectando la economía en general. Se estima que el sector construcción, que representa un 15% del PIB de Estados Unidos, reducirá su actividad en un 50%, con una pérdida de empleos de entre 1 y 2 millones.

A fines del año pasado, el sector bancario en conjunto anunció pérdidas de alrededor de US$60 mil millones. Sin embargo, a inicios de enero sólo el citigroup, el principal banco de Estados Unidos, anunció una pérdida neta de unos US$10 mil milloness, uno de los mayores balances negativos que haya sufrido una institucion financiera en toda la historia.

Los pronósticos indican que el crecimiento de la economía estadounidense se va a reducir a alrededor de 1% aunque muchos ya están hablando de una posible reseción y no sólo de una desaceleración.



NOTAS RELACIONADAS
Bancos centrales toman medidas
18 12 07 |  Economía
El flagelo "subprime" golpea a UBS
10 12 07 |  Economía
Subprime: ni los suizos se salvan
01 10 07 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen