OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 19 de mayo de 2008 - 11:50 GMT
Surinam: ¿Energía limpia?
Steven Van Frederikslust
BBC Mundo, Surinam

Selva de Surinam al amanecer

El Brokopondo Stuwmeer es una enorme reserva de agua en medio de la selva de Surinam que fue creada hace unos 50 años, tras la construcción de una planta hidroeléctrica. La planta provee de electricidad a la minera Alcoa, que produce aluminio cerca del pueblo de Paranam, sobre el río Surinam.

Este lago artificial cubre 130.000 hectáreas de lo que una vez fue una selva tropical, donde existían 28 pueblos habitados por la población maroon, a ambos lados del río Surinam.

Esta población de miles de personas fue forzada a reubicarse más al norte después de perder, no sólo su tierra ancestral, sino también parte de su propia identidad.

Al ser sacados de su hábitat original sus chozas fueron reemplazadas por casas al borde del camino, con lo que su estilo de vida se transformó.

Y no fue sino hasta hace poco que estos pueblos transmigrados recibieron electricidad -la misma por la cual fueron sacados de sus tierras originales.

Ni qué decir entonces respecto a toda la biodiversidad de plantas y animales que se perdió cuando el área fue inundada. Vale la pena mencionar que en los años 60, el gobierno colonial, justo cuando el proyecto estaba cerca de ser finalizado, lanzó una campaña para rescatar animales que ya estaban desapareciendo.

En las circunstancias actuales, con políticas sensibles al medio ambiente y con los millones de activistas verdes, sería casi imposible construir una planta hidroeléctrica de la misma manera.

Emisiones de gas invernadero

Presa de Brokopondo
La presa de Brokopondo podría emitir más gases con efecto invernadero que una central térmica.

Las presas necesarias para una planta hidroeléctrica en regiones tropicales pueden producir cantidades considerables de gas metano y dióxido de carbono.

Esto se debe a que las plantas que crecen en estas áreas inundadas y anaeróbicas, propician la formación de metano, un potente gas con efecto invernadero.

Según un reporte de la Comisión Mundial sobre diques, aquellas presas muy grandes en comparación con su capacidad de generación de energía (menos de 100 watios por metro cuadrado de superficie) y donde no se ha llevado a cabo ninguna tala previamente a su construcción, podrían tener más emisiones de gases con efecto invernadero que una central térmica convencional.

Estas emisiones representan carbono ya existente en la bioesfera, no depósitos fósiles que han sido extraídos del ciclo del carbono. El único tipo de vida salvaje que puede sobrevivir en este entorno son las temidas pirañas.

Los tiempos cambian

Mineros lavando oro
La minería a gran escala está contaminando los cauces de agua de la selva.
Este lago artificial ha tenido también un impacto en el clima de las áreas aledañas y es difícil decir cuándo es la temporada de lluvias o de sequía.

Al interior de Surinam, se dan periodos de extrema sequía y temporadas de lluvias que llegaron a inundar un 75% de los poblados de indígenas maroon , o Cimarrones, en 2006.

Pero lo que por tanto tiempo ha sido considerado una maldición, se está volviendo algo positivo para Surinam. Ahora que el coste de la energía es tan alto, las plantas hidroeléctricas pueden convertirse en una buena alternativa para generar energía barata y limpia.

Se están desarrollando planes para extender el potencial hidroeléctrico nacional desviando agua desde el río Tapanahony hacia el sur.

Con una inversión de US$ 400 millones, Surinam puede triplicar sus actuales 100 megawatios de potencial y a su vez reducir los costes de los generadores que emplean combustibles fósiles, que actualmente ascienden a US$63 millones al año.

Conciencia indígena

Central hidroeléctrica
Los alrededores de la central de Brokopondo son ricos en oro.
El área alrededor de la presa de Brokopondo es rica en oro y por lo tanto atractiva para los cazafortunas que tratan de probar suerte con la minería a pequeña escala. Obtienen el oro a través de un proceso de lavado de tierra en las capas rocosas superiores de los ríos y riachuelos del área.

Se cree que la minería a pequeña escala crecerá si los precios del oro siguen estando tan altos.

Con este tipo de minería se genera una gran cantidad de contaminación con mercurio, algo que pone en peligro la salud de la selva y de las comunidades indígenas que en ella habitan, que dependen de los recursos que les proporcionan los ríos.

Enfermedades como la malaria y el SIDA se extienden también en estas explotaciones llevadas a cabo por brasileños y mineros.

Los Tirio y los Wayana son grupos indígenas que viven en zonas remotas al sur de Surinam. Gracias a la ayuda de organizaciones internacionales como Conservación Internacional y el grupo de Conservación del Amazonas, estas poblaciones son conscientes de la amenaza que representa la minería a la hora de conservar la selva, su vida salvaje y fuente de alimento y medicinas.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen