OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 13 de mayo de 2008 - 11:05 GMT
¿Giro político en la Amazonia ecuatoriana?
Redacción BBC Mundo

Indígenas de la etnia Cofan en Sucumbios
El gobierno ecuatoriano ha lanzado programas de desarrollo y atención a las comunidades amazónicas.

El Amazonas ecuatoriano cubre el 45% del territorio y es comúnmente conocido como "El Oriente", un paraje dominado por la selva tropical en el que vive apenas el 4,8% de la población.

En esta región muy rica en recursos naturales vive al menos 10 de las 13 nacionalidades indígenas presentes en Ecuador.

Sin embargo, después de Brasil preseneta la tasa más alta de deforestación, dado que la tala indiscriminada avanza a un volumen de alrededor de 250.000 ha anuales poniendo en peligro la supervivencia de este frágil ecosistema.

Se estima que Ecuador ya ha perdido el 56% de su selva.

El gobierno anunció un ambicioso plan de acción para poner freno a la degradación de la selva que incluye proyectos de desarrollo de las comunidades locales y deforestación.

Pero grupos ecologistas denuncian que muchos de sus miembros están siendo "encarcelados" y que la política "verde" esconde una realidad muy distinta.

Políticas amazónicas

Rafael Correa
Rafael Correa dijo que quiere "corregir" los errores de las administraciones pasadas.

El gobierno de Rafael Correa afirma que ha resuelto corregir lo que considera fueron errores de las administraciones pasadas y renovar las políticas sobre el área amazónica.

Así lo prometió el mandatario el 12 de febrero, el Día del Oriente: "La Amazonia no volverá a ser postergada".

Su administración le ha dado a una oficina dependiente del Ministerio de Ambiente las armas para lograr este objetivo.

La ECORAE, o Instituto para el Ecodesarrollo Regional Amazónico, "es el único estamento del gobierno" dedicado a cumplir esta meta, "en coordinación con los distintos ministerios y actores regionales y sociales", dijo a BBC Mundo su directora, la Dra. Tania Massón.

"La Amazonia es una región rica pero vulnerable y frágil, que necesita una política especial, de protección al ecosistema y a los grupos humanos que la habitan", explicó Massón.

En el pasado, indicó, ocurrieron "tragedias" a consecuencia de la intervención humana y la falta de políticas efectivas para paliar su impacto. Uno de los cometidos de la ECORAE es corregirlo.

Protección de las comunidades

Representante de la Marina y Tania Massón.
La marina firmó con ECORAE un convenio para habilitar ambulancias fluviales.
Conscientes de que la protección de la selva amazónica pasa por el desarrollo de las comunidades que habitan en ella, el gobierno ecuatoriano está llevando a cabo diversos proyectos para asistir a las poblaciones locales.

El Amazonas ecuatoriano tiene alrededor de 629.000 habitantes que viven dispersos en diversas comunidades muy aisladas, distribuidas en las provincias de Sucumbios, Napo, Orellana, Pastaza, Morona Santiago y Zamora Chinchipe, regiones de clima cálido y lluvioso donde conviven grupos indígenas de la etnia Shuar, Ashuar Kichwa, Huaorani, Siona, Cofan, Zaparo y Quijos.

Para prestarles asistencia sanitaria, en los próximos meses se pondrá en marcha un servicio de ambulancia aérea, fluvial y transporte multimodal (aire, tierra y agua).

A través de un convenio con la fuerza aérea y la marina ecuatoriana se habilitarán una avioneta de cinco pasajeros, un avión con capacidad para 30 y un helicóptero.

Vamos a pagar a la gente para que no deforeste
Tania Massón, directora de ECORAE

También se construirán siete muelles a lo largo del río que dispondrán cada uno de una lancha para acceder a las partes más intrincadas del río.

En total, se destinaron unos US$6,2 millones de presupuesto que incluye la construcción de pistas de aterrizaje de 400 metros en territorio amazónico.

Por otra parte, el gobierno también ha lanzado un plan para proteger a los grupos indígenas que viven en aislamiento voluntario y combatir a lo que se consideran sus principales "depredadores", la explotación maderera sin control.

Bonos y microcréditos

Centro de Vida salvaje de Napo
Los programas de conservación se inspiran en otros realizados en México y Costa Rica.
"Existe una alta deforestación en la Amazonia, por lo que vamos a pagar a la gente para que no deforeste", informó Massón. Esta compensación se daría a través de "un bono por hectárea, que se aplicará este año y se ejecución será desde el próximo mes de mayo", aclaró.

Este proyecto se inspira en programas similares llevados a cabo en Costa Rica y México, que trata de atacar una de las principales causas de la deforestación, la explotación de especies maderables.

"Por este motivo, intentaremos impulsar una protección medioambiental que dé una compensación a los indígenas para que no deforesten". También se pondrá en marcha un plan de microcréditos, que financiado por el Banco Nacional de Fomento, promoverá la creación de proyectos que activen las economías locales, como el ecoturismo y cultivos agrícolas "naturales".

Impacto petrolífero

Estación de energía eólica.
En Ecuador se quierer dar paso a una "transición" hacia fuentes de energía renovables.

Por último, se invertirán cerca de US$15 millones en dos macro proyectos para evaluar y compensar el impacto ocasionado por la explotación petrolífera en Ecuador.

Para el mes de octubre, se espera la creación de un Observatorio de Investigación amazónica, que generará un modelo de gestión post petrolera.

"Hay que pensar qué pasará dentro de 20 años cuando se termine el petróleo", indicó Massón.

El plan pretende disminuir la dependencia petrolera en el país, sustituyéndolas gradualmente por fuentes de energía renovables como la hidráulica, eólica e incluso geotérmica.

Este plan engloba el proyecto Yasuni-IIT, que plantea la "no explotación" de importantes recursos petroleros en esta zona de la Amazonia a cambio de "canjear" parte de su deuda externa y destinar esos recursos a programas de desarrollo.

La política ambiental "no existe" en al país

Sin embargo, no todos están convencidos con este discurso. Según Líder Góngora, presidente de la Corporación Confederación Nacional para la Defensa del Ecosistema Manglar (C-CONDEM), organismo que engloba a más de 20 grupos ecologistas en todo Ecuador, "la política ambiental no existe en el país".

Pensábamos que este gobierno iba a ser diferente, pero se está permitiendo la tala de bosques y la explotación minera, y sus promesas declarativas no se están cumpliendo.
Líder Góngora, presidente de C-CONDEM

"Tengo compañeros encarcelados por defender los recursos naturales. En Dayuna hubo una manifestación contra las petroleras y metieron presos a la prefecta, a un cura, al panadero y a cualquiera que estaba por la calle", explicó.

"Pensábamos que iba a ser diferente, pero se está permitiendo la tala de bosques y la explotación minera, y sus promesas declarativas no se están cumpliendo".

Góngora denunció que el Estado planea extender en el país los cultivos de eucaliptus y palma africana, especies no autóctonas, para la fabricación de etanol.

"Venden su imagen verde, pero a la hora de la verdad se están haciendo otras cosas"

Poca participación indígena

Comunidad Waomani Bameno
Las comunidades indígenas exigen que se les deje administrar sus recursos de forma autónoma.

Por su parte, Domingo Arkuash, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador Amazónico (CONFENIAE) critica la falta de participación de la comunidad indígena en asuntos que les competen.

"Las políticas que está llevando Correa en la región amazónica es atentatoria, porque tiene doble discurso", dijo Arkuash a BBC Mundo.

"Cuando hablamos de la idea de comunidad, queremos que declaren las regiones indígenas como gobiernos autónomos y que tengamos la competencia para ordenar".

"Rechazamos la existencia de parques naturales y zonas intangibles, porque esos territorios deben ser declaradas áreas de cada etnia", explicó Domingo.

"El presidente ha decidido suspender ciertas actividades mineras y petrolíferas, pero todavía nosotros no hemos opinado ni recibido información sobre los nuevos proyectos y leyes".

"Los mejores conservadores del bosque son los que habitan en ellos. A pesar de que se crean reservas forestales las explotaciones continúan, solo es un membrete para que siga su actividad mientras el territorio indígena sigue explotado, dejándonos el recuerdo de la contaminación", finalizó.

El futuro

Por el momento, el gobierno tiene que enfrentar graves problemas resultantes de la agresiva deforestación practicada durante años en la selva amazónica ecuatoriana.

Un punto clave en la agenda medioambiental del país sería revertir la fragmentación que ha sufrido el bosque primario, especialmente en el Norte de la Amazonia.

Estas áreas son muy sensibles y su deforestación afecta el buen funcionamiento del ecosistema amazónico, al evitar la erosión del suelo y realizar una importante función "esponja".

Pero por el momento, las políticas prometidas están en tela de juicio por gran parte de las organizaciones implicadas en la conservación de la Amazonia.





 

banner watch listen