OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 13 de mayo de 2008 - 11:03 GMT
Los otros efectos de la coca
Anahí Aradas
BBC Mundo

Desertificación provocada por cultivos de coca. Cortesía de DEVIDA.
Según el gobierno de Perú un total de 2,5 millones de hectáreas fueron deforestadas por el cultivo de coca.

Perú es el segundo productor mundial de hoja de coca y su cultivo es responsable del 25% del área deforestada del Amazonas peruano, indican cifras oficiales.

"La deforestación para este fin ha aumentado considerablemente", dijo a BBC Mundo Lucio Batallas, jefe de Medio Ambiente del programa nacional de drogas DEVIDA.

"La Amazonia peruana tiene 70 millones de hectáreas, de las cuales 10 millones ya han sido deforestadas en los últimos 20 años. De esta cantidad 2,5 millones de hectáreas corresponden al cultivo de coca".

El gobierno asegura que el potencial de producción de hoja de coca en Perú, y consecuentemente de cocaína, se duplicó en los últimos cinco años. Sin embargo, expertos y grupos cocaleros afirman que estas cifras han sido "exageradas".

Efectos sobre el medio

Quema de bosques para el cultivo de hoja de coca. Cortesía de DEVIDA.
Uno de los primeros impactos del cultivo de coca es la tala y quema de bosques.
Perú fue hasta la década de los 90 el mayor productor de cocaína del mundo, cediéndole después el puesto a Colombia.

El primer impacto que tiene su cultivo es que usualmente se da en zonas elevadas de la selva y los Andes concretamente en el Alto Huallaga, la cuencia del río Aguaytía y el valle del río Apurimac y Ene.

Diversos estudios alertan sobre la fragilidad que tiene esta parte del bosque desde donde se origina el mismo río Amazonas, y cuyas vertiendes desembocan tarde temprano en el entramado fluvial de la selva amazónica.

Una de las principales consecuencias de desaparición de esta importante cobertura vegetal es el aumento de la erosión del suelo, lo que incrementa las inundaciones en invierno y las sequías en verano.

Poza de producción de droga abandonada.
En la producción de cocaína se emplean hasta 35 sustancias químicas muy contaminantes.

Por otra parte, en los cultivos se aplican unos 700.000 litros de agroquímicos, a los que hay que añadir unos 35 insumos químicos empleados para transformar la hoja en pasta base, y que irían a parar a los cauces de agua dulce.

Estas sustancias son altamente tóxicas para la salud de la población ribereña, así como para la flora y la fauna del lugar.

Datos de la ONU indican que anualmente se destinan en Perú 50.000 ha. al cultivo de coca, y aunque la cifra no ha variado mucho en los últimos años, los informes señalan que su "potencial de producción" se duplicó en poco más de cinco años.

Es decir que si en 2000 el potencial de producción era de 141.000 toneladas anuales, según la ONU hoy superaría las 280.000, el 28% de la producción mundial.

Cifras "exageradas"

Congresista Nancy Obregón
La congresista y líder cocalera Nancy Obregón defiende el uso tradicional de la coca .
"El gobierno infla la cantidad de coca sólo para que EE.UU. les de más fondos para erradicar el narcotráfico", dijo a BBC Mundo Nancy Obregón, congresista peruana del Partido Nacional y defensora del movimiento cocalero en Perú.

"La lucha contra las drogas impulsada por EE.UU. es una hipocresía. Se culpa a los productores de deforestar la selva, cuando el agricultor cocalero apenas tiene media hectárea de cultivo".

"No queremos que nos metan la idea de que la hoja de coca es mala. Nosotros como indígenas defendemos nuestra hoja sagrada porque es parte de nuestra cultura, alimentación y de nuestro patrimonio nacional".

"Es imposible"

Plantación de hoja de coca.
Expertos en economía agrícola insisten en que "es imposible" producir tanta hoja de coca en Perú.

Hugo Cabieses, economista especializado en desarrollo rural en zonas cocaleras, explicó a BBC mundo que las 109.000 toneladas métricas que según Naciones Unidas se producen anualmente en el país significarían "una revolución agrícola de magnitud planetaria".

"Yo recorro las tierras y hablo con los agricultores y todos coinciden en que la productividad por hectárea que dan es excesivamente alta", aclaró.

"Esto supondría que se pasó de cultivar 40.000 plantas por hectarea al año a unas 250.000. No hay suficiente mano de obra ni los campesinos tienen suficientes recursos como para producir esta cantidad".

Según Cabieses, la cifra real de cultivo de hoja de coca se situaría en unas 60.000 toneladas métricas al año, de las cuales 16.000 se destinarían al consumo "lícito", y una cuarta parte del resto "se perdería por el camino o por una mala cosecha".

El problema, afirma Cabieses, es que "Perú no tiene un programa anti drogas propio ya que casi el 80% del presupuesto viene de EE.UU. y su estrategia en nuestros países ha fracasado".

Ecología y desarrollo

Deforestación producto del cultivo de coca.
Promover cultivos alternativos entre las comunidades es clave para frenar la deforestación
Aunque gobierno y expertos coinciden en que hay un exceso de plantaciones de coca, muchos siguen defendiendo que su cultivo para uso tradicional debe continuar existiendo y que deben desarrollarse cultivos "alternativos" que den una salida económica a las comunidades locales.

"Sí que hay un exceso de cultivo de coca", aclara Cabieses, "pero el gobierno quiere promover en esas zonas el cultivo de caña de azucar para producir etanol, y eso sí que sería arrasar con el medio ambiente, y tenemos que trabajar con los agricultores con estrategias adecuadas".

Según el gobierno, las principales dificultades que enfrentan para llevar a cabo proyectos de desarrollo y conservación es que e las políticas requieren un alto presupuesto del Estado y las condiciones geográficas dificultan una estrategia.

Se están impulsando campañas de sensibilización, diseñando proyectos de reforestación, agroforestería y ecoturismo, y en los próximos meses, se discutirá un plan de manejo integral de cuencas que iría a cargo del nuevo Ministerio de Medio Ambiente, cuya creación se espera en los próximos meses.

Sin embargo, aún falta por definir cuántos recursos y activos se invertirán en estas políticas, necesarias para resolver el gran dilema amazónico: ecología versus desarrollo.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

banner watch listen