Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 14 de junio de 2007 - 16:01 GMT
Argentina se abre a refugiados
Rosario Gabino
Rosario Gabino
BBC Mundo, Buenos Aires

Refugiados colombianos
Carlos y su familia no quieren identificarse porque temen por su seguridad.
"Jamás pensé que terminaría viviendo en Argentina", confiesa 'Carlos' a la BBC, un refugiado que desde hace cuatro meses reside en Buenos Aires con su esposa y tres hijos pequeños.

En los últimos años, Sudamérica ha dejado de ser una región que producía refugiados a ser una que los recibe.

Según Flor Rojas, representante de ACNUR, el Alto Comisionado de Naciones para los Refugiados, para Sudamérica, en los últimos años la región ha abierto sus puertas.

"Hemos superado, felizmente, la época donde la región del sur de América Latina era productora de refugiados, durante la década del '70 y del '80."

"Hoy podemos decir que todos los países de la región están abiertos a recibirlos. Y todos los países tienen excelentes leyes que establecen mecanismos de atención a este grupo."

Cuando no hay más opción que salir

'Carlos', de 33 años, es un nombre ficticio para preservar su verdadera identidad. Él es uno de los cientos de miles de colombianos que cada año abandonan su país como consecuencia del conflicto armado.

Él llevaba una vida normal como comerciante en Cartago, en el valle del Cauca, y escapó de su país luego de que uno de sus amigos fuera asesinado delante suyo y él y su familia comenzaran a ser perseguidos por la guerrilla.

Sin poder siquiera avisarle a su familia, Carlos huyó a Ecuador. Meses después se le unieron su esposa e hijos. Vivieron en ese país cuatro años en pobreza extrema -llegando incluso a pedir limosna- y sin documentos.

Allí la familia se hizo cristiana y la fe, según dice, fue su único consuelo. Todo cambió cuando el ACNUR aceptó su caso y le ofreció acogerse al programa de reasentamiento al que acababa de sumarse Argentina.

Reasentamientos

El programa ofrece una segunda oportunidad a personas que no se sienten seguras en su primer país de asilo o han tenido graves impedimentos en su integración.

Flor Rojas, representante de ACNUR
Durante el primer año reciben apoyo para cubrir sus necesidades básicas, tales como cubrir gastos de alojamiento y alimentación
Flor Rojas, representante de ACNUR

Sucede que si bien la mayoría de los refugiados colombianos se traslada a países cercanos como Ecuador y Costa Rica, muchas veces en esos lugares continúan sintiéndose amenazados o perseguidos, y por eso deben acudir a terceros países.

Bajo este programa Argentina ha recibido un grupo reducido, de unos cien colombianos, pero se espera que el número vaya creciendo.

"Durante el primer año reciben apoyo para cubrir sus necesidades básicas, tales como cubrir gastos de alojamiento y alimentación, facilitar que los niños tengan acceso a la educación pública, a los servicios de salud para todas las familias y ayudarlas a que puedan ser beneficiarias de proyectos de microcrédito y cubrirse sus propias necesidades", le dice Rojas a la BBC.

En 2005, Argentina fue el último país en suscribir este tipo de acuerdos de "reasentamiento solidario", luego de que lo hicieran Brasil y Chile. Y se espera que pronto se sumen Paraguay y Uruguay.

Actualmente, la mayoría de las personas reasentadas en el sur de América Latina son colombianas, como 'Carlos'.

Sudamérica solidaria

Carlos, refugiado colombiano
Estoy muy agradecido con Argentina. Me han tratado muy bien.
'Carlos', refugiado colombiano

Hoy su familia lleva una vida normal. 'Carlos' trabaja dignamente como gasista, instalando y reparando equipos que funcionan a base de gas. Sus tres niños van a la escuela, mientras que su esposa planea comenzar a hacer objetos decorativos para el hogar y comercializarlos.

La pareja, que se casó poco tiempo después de llegar aquí, dice estar muy feliz en Argentina.

"Estoy muy agradecido con Argentina. Me han tratado muy bien. Los niños están súper bien, gracias al Señor", dice emocionado 'Carlos'. "Lo que he vivido yo, no se lo deseo a nadie".

Su miedo es ver qué pasará cuando se le acabe la ayuda del programa, en unos meses. Pero se muestra confiado de que, una vez más, sorteará los obstáculos a su paso.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen