Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 11 de enero de 2007 - 10:44 GMT
¿Agujero negro o herramienta vital?
Paul Reynolds
Corresponsal Asuntos Internacionales, BBC

Detenidos en Guantánamo
El número de detenidos en Guantánamo supera los 700.

Cinco años después de la llegada de los primeros prisioneros a la Bahía de Guantánamo, el campo de detención está listo para una nueva fase en los meses siguientes.

Están por comenzar los tribunales militares que se llevarán a cabo bajo una ley aprobada por el congreso estadounidense en septiembre pasado.

Sin embargo, lo más probable es que apenas unos 75 de los 395 prisioneros que se encuentran ahí en este momento se enfrenten a dichos tribunales, al menos en las fases iniciales.

Para el resto, queda la perspectiva de una detención indefinida sin juicio.

El campamento, simbolizado por los trajes color naranja que vestían los prisioneros en momentos anteriores, sigue siendo intensamente controversial.

Es visto por el gobierno del presidente estadounidense George W. Bush como una herramienta vital en la "guerra contra el terror".

Permite que los sospechosos que no sean ciudadanos estadounidenses puedan ser interrogados y detenidos, indefinidamente si es necesario, en un territorio controlado por Estados Unidos pero que no está sujeto a las leyes que normalmente gobiernan a los tribunales estadounidenses.

Sus críticos sostienen que es un agujero negro legal en el que sospechosos han sufrido abusos y la perspectiva de tribunales militares o prisión por tiempo indefinido.

La Ley de Comisiones Militares

Soldado y detenido en Guantánamo
Estados Unidos quiere la detención indefinida para muchos de los prisioneros en Guantánamo.

Ha sido, y probablemente lo será de nuevo, un sujeto de gran controversia legal entre la presidencia estadounidense y el sistema judicial.

La Corte Suprema estadounidense ha producido dos fallos cruciales que han puesto al centro de detención bajo mayor supervisión del congreso y las cortes de ese país.

Los resultados de esos argumentos e intervenciones es la Ley de Comisiones Militares de 2006.

Dicha norma satisface al gobierno al aprobar la existencia de tribunales para los casos en los que se puede presentar evidencia, así como la detención indefinida sin juicio para los casos en los que no es posible exhibir evidencia.

La ley prohíbe el tratamiento "cruel" o inhumano, pero permite los interrogatorios coercitivos, lo que se considera importante para obtener inteligencia.

También limita la aplicación de la Convención de Ginebra.

No satisface a los oponentes quienes sostienen que

  • los prisioneros no pueden invocar el antiguo derecho de habeas corpus para oponerse en la corte a su detención.

  • no tienen la protección completa de la Convención de Ginebra.

    Incluso aliados cercanos de Estados Unidos, como el Reino Unido, han pedido que el campamento de prisioneros sea cerrado.

    El mismo presidente Bush ha dicho que le gustaría presenciar su fin.

    Pero sigue existiendo y no se vislumbra fin alguno.

    Comenzarán tribunales

    Detenido en Guantánamo
    La prisión de Guantánamo ha sido condenada por numerosos organismos de derechos humanos.

    El siguiente paso es que comiencen los tribunales o comisiones, probablemente en marzo o abril.

    Entre los que enfrentarán dichos tribunales está Khalid Sheikh Mohammed, descrito por Bush como "el hombre quien se cree fue el autor intelectual de los ataques del 11 de septiembre".

    El presidente también alabó a la Ley de Comisiones por permitir a la CIA llevar a cabo los llamados interrogatorios especiales que incluyen la práctica del "submarino" (waterboarding, en inglés), en la que se derrama agua en la cara de un prisionero, produciendo una sensación de ahogo y pánico.

    "Este programa ha sido uno de los más exitosos esfuerzos de inteligencia en la historia estadounidense...con esta norma, Estados Unidos reafirma nuestra determinación de ganar la Guerra contra el Terror", sostuvo Bush.

    Amnistía Internacional dijo en el quinto aniversario:

    "Guantánamo es un símbolo de injusticia y abuso. Debe ser cerrado".

    Y el director ejecutivo de Human Rights Watch, Kenneth Roth, dijo "detener a cientos de hombres sin cargos en Guantánamo ha sido una debacle legal y política de proporciones históricas. Es hora de cerrar a Guantánamo. El gobierno de Bush debería presentar cargos contra ellos o liberar a esos detenidos atrapados en un limbo pesadillesco".

    Números

    Corte Suprema de Estados Unidos
    La ley que autoriza los juicios militares ha sido demandada ante tribunales de EE.UU.

    En total, cerca de 775 prisioneros han estado en el campamento desde 11 de enero de 2002.

    Casi la mitad, 379, han sido liberados.

    Catorce detenidos son prisioneros de alto perfil, que habían estado en prisiones secretas de la CIA en otras partes, y que fueron enviados a Guantánamo en septiembre pasado.

    Se cree que los tribunales comenzarán con algunos de ellos, encabezados tal vez por Khaled Sheikh Mohammed.

    ¿Pero que pasa con aquellos, probablemente la mayoría, que no confrontarán un tribunal?

    Están sujetos a lo que se conoce como una Junta de Revisión Administrativa (ARB por sus siglas en inglés) anual, "para determinar si usted todavía representa una amenaza para Estados Unidos o sus aliados", como afirma un documento entregado a los prisioneros.

    Las actas de las reuniones de las ARB son publicadas por el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

    El caso de Sami al-Hajj

    Hay acusaciones contra los sospechosos pero la evidencia está apenas delineada y una parte de ella es entregada a la junta en secreto.

    La fuente no puede ser confrontada.

    Una mirada al caso de Sami al-Hajj, (el caso 345), ilustra el "limbo" en el que pueden caer esos casos.

    Sami al-Hajj era un camarógrafo para la televisora árabe Al-Jazeera, arrestado por la policía de Pakistán cuando intentaba ingresar a Afganistán en diciembre de 2001.

    Se dice que fue golpeado mientras era acusado de ser un integrante de al-Qaeda,

    Guantánamo es un símbolo de injusticia y abuso. Debe ser cerrado
    Amnistía Internacional

    Posteriormente fue trasladado a Guantánamo. Su ARB en 2006 tuvo una duración de 40 minutos.

    Una versión resumida del caso contra él fue leída antes que la junta se reuniese en sesión secreta para escuchar otras acusaciones en su contra.

    Se le acusaba de ser un mensajero para una organización islámica de caridad llamada al-Haramayn, a la que el gobierno de Estados Unidos ha designado como una entidad que "ha ofrecido apoyo a organizaciones terroristas".

    También fue acusado de trabajar con o para individuos que eran integrantes de al-Qaeda.

    "Trágico ataque"

    Antiguo sitio de las Torres Gemelas de Nueva York.
    El sospechoso Sami al-Hajj, detenido en Guantánamo, condenó el ataque del 11-S.

    Sami al-Hajj dijo a la junta que "nunca había sido miembro de un grupo terrorista" y que se había cometido un error.

    Condenó el "trágico ataque a las Torres Gemelas de Nueva York".

    Su abogado, Clive Stafford-Smith, dice que sí llevó dinero a Azerbaiyán para al-Haramayn, pero que era con fines caritativos. Su esposa es de nacionalidad azerí.

    "No creo que Sami enfrente un tribunal", dijo Stafford-Smith.

    "Creo que lo liberarán", agregó.

    En cuanto al tema más amplio de Guantánamo, dice que la Ley de Comisiones Militares ya ha sido demandada ante las cortes estadounidenses.

    "Espero que llegue a la Suprema Corte en aproximadamente un año", agregó.




    NOTAS RELACIONADAS
    Bush firma ley de interrogatorios
    17 10 06 |  Internacional
    Denuncia de abusos en Guantánamo
    14 10 06 |  Internacional
    Dudas sobre la ley de detenidos
    29 09 06 |  Internacional
    EE.UU.: luz verde a ley de detenidos
    29 09 06 |  Internacional
    EE.UU.: avanza ley sobre interrogatorios
    28 09 06 |  Internacional
    EE.UU.: controversia al definir tortura
    24 09 06 |  Internacional

    VÍNCULOS
    El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



     

    BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


    banner watch listen