Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 6 de marzo de 2006 - 18:32 GMT
Bajo control
Los monoplazas, como cualquier vehículo, basan su desplazamiento en tres tipos de comportamiento que se definen en los términos subviraje, neutro y sobreviraje.

Como todos las partes de una F1, estos componentes están diseñados y construidos con materiales de última tecnología y alto costo.

El objetivo es obtener el mayor rendimiento posible.


Subviraje

La estabilidad de nuvehículo es crucial en su velocidad.
Sucede cuando el frontal del vehículo no posee el grado de adherencia que requiere el piloto para sortear una curva, obligando al coche a seguir en línea recta.

Gasta los neumáticos delanteros y, por ende, frena el desplazamiento del vehículo.

Mecánicamente se intenta aumentar la carga aerodinámica en el alerón delantero y ajustar los reglajes de la suspensión.

Una vez en la pista, la forma más común de sortear el problema es encarando la entrada de la curva a "baja" velocidad que permite acelerar más temprano y una salida más rapida.


Neutral

La estabilidad de nuvehículo es crucial en su velocidad.
Ningún piloto de Fórmula Uno está cien por ciento contento con el comportamiento del vehículo, entendiendo que al buscar el límite de capacidad de éste se modifica constantemente las características mecánicas o aerodinámicas.

El piloto necesita que el vehículo responda exactamente a sus exigencias que se resume en ir lo más rápido posible en el tiempo de duración de un Gran Premio.

En la mayoría de los casos, los pilotos comprometen el comportamiento del vehículo dependiendo de las características de la pista, buscando más o menos adherencia por lo trabado del circuito (cantidad de curvas).


Sobreviraje

La estabilidad de nuvehículo es crucial en su velocidad.
Sucede cuando el frontal del vehículo transmite mayor adherencia a la superficie de la pista que la parte trasera, por lo que ésta se desliza hacia la parte exterior de la curva.

En muchos casos provoca un giro del carro de 180 grados.

Algunos pilotos prefieren una cantidad controlada de sobreviraje porque permite que le vehículo tenga más capacidad de respuesta.

En caso de sentir el deslizamiento del vehículo, el piloto mantiene el control girando el volante en dirección contraria al sentido de la curva para controlar el coche.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen