Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 16 de marzo de 2007 - 16:57 GMT
Los primeros esclavos libres de América
Hernando Salazar
Hernando Salazar
San Basilio de Palenque, Colombia

NIños de San Basilio de Palenque
San Basilio de Palenque, un pedazo de África en Colombia.
Éste es un pedazo de África en América ubicado a solo 50 kilómetros al sur occidente de Cartagena de Indias sobre el mar Caribe.

Este pedazo de África se llama San Basilio de Palenque -un lugar donde la música, la lengua, la medicina y otras tradiciones cotidianas recuerdan permanentemente al continente que hace cinco siglos se convirtió en la principal fuente de esclavos del mundo.

San Basilio de Palenque es conocido porque marcó la historia del siglo XVIII, pues fue el primer pueblo de esclavos negros en América que se liberó de la corona española.

Eso se produjo formalmente en 1713, cuando sus líderes firmaron con la Corona Española una Entente Cordiale, casi cien años antes de que el primer país americano declarara su independencia y casi cien años después de duras luchas contra los españoles.

Se trata de todo un hito en la historia del comienzo del fin de la esclavitud. "Aunque debieron haber muchas otras, ésta es la única rebelión de negros de la que hablan los textos de historia en Colombia", le dice a BBC Mundo la antropóloga Gloria Triana.

Hacia 1600 Biojó fundó el pueblo en esta zona semi montañosa y árida, cuando llegó con 37 hombres y mujeres esclavos que habían huido de Cartagena, que se habían liberalizado y que entonces se conocían como cimarrones.

Baile
La cultura del pueblo se expresa entre otras cosas en su música y en su baile.
Pero no solo por esas batallas es famosa la historia de los moradores de este pueblo de calles polvorientas y sol canicular, donde hoy viven unas 4.000 personas alegres, inquietas y orgullosas.

Además, San Basilio es el único Palenque que sobrevive en este continente, pues los demás desaparecieron.

Como lo recuerda Alfonso Cassiani Herrera, un historiador nacido en la región, la palabra Palenque define desde la época de la colonia española aquellas "empalizadas autónomas, ubicadas en sitios de difícil acceso y con características inhóspitas".

Patrimonio de la humanidad

Pero nada de eso impidió que aquí floreciera una cultura por la cual San Basilio de Palenque también fue declarado en 2005 Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Jesús Natividad Pérez
(San Basilio es patrimonio de la humanidad) por nuestro idioma, por la organización social en cuadros, por el ritual para despedir a los muertos, por la música
Jesús Natividad Pérez, antropólogo
En San Basilio nos encontramos con el historiador Jesús Natividad Pérez, un antropólogo del pueblo que ayudó a sustentar la petición ante la UNESCO.

¿Por qué San Basilio es patrimonio de la humanidad?, le preguntamos.

Y Pérez comienza a respondernos en palenquero, el idioma que hablan los habitantes de este caserío y que tiene sus raíces en el bantú africano.

"Por nuestro idioma, que es único, por la organización social en cuadros, por el ritual para despedir a los muertos, por la música y la musicalidad que nos inspira, por la relación con el medio ambiente y por la relación espiritual y material con la medicina tradicional", contesta Pérez.

El adiós a los muertos

Una de las expresiones más características de este pueblo es la forma de despedir a sus muertos.

"El duelo en Palenque es canto, llanto y baile", resume Pérez.

Y eso explica que los habitantes del pueblo conviertan los funerales en verdaderas fiestas, llenas de música y danza, que les ayudan a los muertos a irse y a los vivos a consolarse.

Moraima Simarra
Aquí, a todo le ponemos música", dice a la profesora Moraima Simarra.
"Aquí a todo le ponemos música", le dice a BBC Mundo la profesora Moraima Simarra, quien canta y es instructora de coreografía. "La música es todo. Si estamos pilando, se hace música, cuando se está trabajando en el campo, se hace música, cuando se muere alguien, se hace música, cuando está la partera, se hace música".

Uno de los bailes más característicos en los ritos fúnebres es el del Pavo y la Pava, un juego de ronda que se hace en los novenarios y que pudimos observar en Palenque, junto a otras danzas, como el Bullerengue y el Mapalé.

El pavo y la pava
Yo tengo una pava hinchada
con huevos de codorniz.

Si la pava no me quiere,
si la pava no me quiere,
cojo el camino y me voy

"Yo tengo una pava hinchada con huevos de codorniz. Si la pava no me quiere, si la pava no me quiere, cojo el camino y me voy", cantan en coro, mientras se hace una danza erótica entre bailarines y bailarinas.

En Palenque existe un grupo musical, compuesto por viejecitas, llamado "Las alegres ambulancias", que recrean a las plañideras en los ritos fúnebres.

Pero, además, la incorporación de ritmos del Caribe a principios del siglo pasado dio lugar al nacimiento de famosos sextetos, inspirados en los campesinos cubanos, como el Tabalá, con voces inolvidables.

Un idioma en riesgo

Baile
Los habitantes de San Basilio de Palenque están orgullosos de sus tradiciones y cultura.
Gloria Triana le comenta a la BBC que el palenquero es el único idioma criollo de América que tiene una base española, pues los demás tienen raíces francesas.

Sin embargo, este idioma está en riesgo de desaparecer, pues se habla poco y no lo conocen muchos de los que han emigrado a grandes ciudades como Cartagena, Barranquilla e incluso Caracas.

A raíz de la declaratoria de la UNESCO, se está intentando que a mediano plazo todas las clases en las escuelas del pueblo sean dadas en palenquero, nos dice Pérez.

Toda esta historia y esta riqueza cultural llenan de orgullo a los habitantes de este pueblo, que también es la cuna de un famoso púgil, Antonio Cervantes, Kid Pambelé, el primer colombiano en ganar un título mundial de boxeo, en los años 70.

Y aunque aquí hay mucho de África también se dio un sincretismo religioso, aunque no tan fuerte como en Cuba. "Recordemos que en Cartagena funcionó la Inquisición", dice Triana.

Giovanni Arias
Yo soy feliz de ser un negro, de ser un afrocolombiano
Giovanni Arias
Pérez señala que en la Entente Cordiale de 1713 el único punto en que no pudieron ceder los palenqueros fue en la entrada de sacerdotes católicos a la zona.

Eso explica, dice Jesús Natividad, que estos negros que hablan un idioma con raíces africanas tengan nombres españoles y cristianos. "Yo soy feliz de ser un negro, de ser un afrocolombiano", le dice emocionado a la BBC Mundo Giovanni Arias.

Él es un muchacho que terminó su bachillerato, que toca la tambora, que quiere ser licenciado en literatura y que lee en voz alta un cuento.



ESCUCHE/VEA
San Basilio de Palenque
Miniserie - Capítulo 5



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen