Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 3 de mayo de 2007 - 16:15 GMT
Guatemala, abierta a la palabra
Fernán González
Fernán González
BBC Mundo, enviado especial a Guatemala

Jorge H. López
No sólo se ha predicado un evangelio escatológico del fin del mundo, de cuando venga Cristo, sino que hablamos del aquí y el ahora
Jorge H. López, fundador de Fraternidad Cristiana

Guatemala es hoy el país de América Latina con el mayor porcentaje de evangélicos. Aunque las cifras varían, se calcula que alrededor de un 30% de una población de casi 13 millones de personas pertenece a algunas de las numerosas iglesias protestantes del país.

El éxito de los evangélicos para ganar un espacio cada vez mayor de la sociedad guatemalteca lo ilustra Fraternidad Cristiana.

El próximo 27 de mayo, esta denominación evangélica inaugurará el mayor edificio religioso de Guatemala y Centroamérica, un gigantesco auditorio con capacidad para 12.200 personas.

Se trata en realidad de un complejo de instalaciones, entre ellas un colegio, guarderías y varios niveles de estacionamiento. Le llaman simplemente Mega Fráter. Es un nombre apropiado.

Un proyecto necesario

Las dimensiones del complejo arquitectónico de 113 mil metros cuadrados se revelaban cuando me acercaba en taxi.

En lo alto de un cerro, el edificio principal se destacaba por su techo abovedado gris con paneles azules.

Fraternidad Cristiana de Guatemala
Los miembros de Fraternidad Cristiana son en su mayoría de clase media.

"El proyecto nace por necesidad de espacio", me dijo el pastor Jorge H. López, quien fundó Fraternidad Cristiana en 1978.

La congregación en ese momento era de sólo 22 miembros. Hoy el pastor calcula que la membresía sobrepasa las 12 mil personas.

Según López, el secreto del crecimiento está en que "hemos trasladado el evangelio a la gente en términos que son comprensivos y practicables en la vida cotidiana".

El evangelio del "aquí y el ahora"

"No sólo se ha predicado un evangelio escatológico del fin del mundo, de cuando venga Cristo, sino que hablamos del aquí y el ahora", comenta.

López predica el mensaje de que el progreso material es bendición de Dios.

El líder de Fraternidad Cristiana asegura a la BBC que "si el rico recibe a Jesucristo y practica sus principios, ayudará a que el más pobre vaya saliendo de su pobreza mediante sus industrias, sus trabajos, compartiendo lo que tiene".

Los miembros de Fraternidad Cristiana son en su mayoría de clase media.

Otras iglesias evangélicas, como Casa de Dios o El Shaddai, que cuentan con congregaciones numerosas, tienen un perfil social muy similar.

El avance evangélico en la clase media es algo relativamente reciente en la historia de Guatemala.

Un poco de historia

El protestantismo se introdujo en el país a mediados del siglo XIX.

Desde esa época y hasta 1976, se estima que los miembros de las iglesias evangélicas eran en su inmensa mayoría pobres y constituían menos del 2% de la población.

Nuevo templo de Fraternidad Cristiana
Próximamente, la Fraternidad Cristiana se mudará a su nuevo templo.
En 1976 un terremoto asoló Guatemala. Iglesias con sedes en Estados Unidos enviaron misiones de ayuda a los damnificados y terminaron por establecerse en el país.

De estas iglesias surgieron otras bajo el liderazgo de pastores guatemaltecos que habían sido educados en seminarios estadounidenses.

El poder de los medios

El proselitismo activo es una de las claves para entender el crecimiento de los grupos evangélicos que, en busca de más fieles, recurren a los medios de comunicación.

Un ejemplo del uso efectivo de los medios es el del pastor Cash Luna de la iglesia Casa de Dios, que con 16 mil feligreses es considerada la mayor denominación evangélica de Guatemala.

En sus programas de televisión, Luna transmite su mensaje con energía, en un lenguaje directo y sin complicaciones teológicas.

El uso de los medios por las iglesias evangélicas en Guatemala no es algo nuevo. Data de los años noventa del siglo pasado cuando líderes de estas iglesias como Harold Caballeros, ex pastor de la iglesia El Shaddai, (Yo Todopoderoso, uno de los nombres de Jehová en el Antiguo Testamento), comenzaron a comprar estaciones de radio y bandas de frecuencia.

Hoy su iglesia, que él define como neopentecostal, tiene una red de 25 emisoras en todo el país. Un canal de televisión, en el que participan otras iglesias, difunde también su mensaje.

Caballeros renunció a su cargo para entrar en política. El ahora ex ministro se postula en la elección presidencial de este año al frente del partido Visión con Valores. El día que lo visité en su iglesia me mostró con orgullo sus estudios de grabación.

Funcionamiento

La emisoras se dividen en una red para adultos y otra para jóvenes que tiene el sugestivo nombre de Shock FM. Su formato es ágil y directo.

Harold Caballeros
Harold Caballeros, ex pastor de la iglesia El Shaddai, renunció a su cargo para entrar en política.
Según Caballeros, la iglesia hizo la inversión inicial al comprar las radios pero estas son ahora autosuficientes, financiándose a través de anuncios publicitarios y donaciones de clubes de socios. También se realizan telemaratones.

Muchos guatemaltecos se muestran críticos de las iglesias evangélicas al considerar que la construcción de megatemplos y otras obras son un derroche en un país donde, según cifras de organismos internacionales, más del 56% de la población vive bajo la línea de pobreza.

El ex pastor Harold Caballeros rechaza las críticas.

Según dijo a la BBC, "el ser humano tiene necesidad de trascender y de pertenecer a algo grande y hermoso. Es la única manera de entender la construcción de esas hermosísimas catedrales europeas de los siglos pasados".



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen