OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 26 de febrero de 2008 - 12:18 GMT
Hasta las urnas I
Lourdes Heredia
La carrera hacia la Casa Blanca se presenta muy cerrada. Lourdes Heredia, corresponsal de BBC Mundo en Washington, ofrece en este blog detalles únicos de las elecciones primarias, ya en camino.

Banderas de EE.UU.

Si desea leer las anotaciones más recientes de este blog haga click aquí

EN "DETOX"

Obama
Estar en un salón a reventar de gente con Barack Obama es toda una experiencia.

Llevo 5 horas en el avión, estoy regresando desde Los Angeles a Washington DC. Aprovecho, como todos, para dormitar un rato. Cuando estamos a punto de aterrizar me atacan una serie de preguntas: "¿qué habrá pasado en todo este tiempo?, ¿habrá Mitt Romney decidido salirse de la carrera?".

Miro alrededor y me doy cuenta que no tengo ningún cómplice (periodista, voluntario o miembro de alguna campaña) para hablar del tema. Una parte mía siente alivio (estoy fuera de la burbuja), pero también me siento un poco pérdida, fuera de lugar.

Llego a mi casa y lo primero que veo son maletas y maletitas de todos los viajes anteriores, esparcidas por todo el departamento. En la mesa y en los sillones se ven los carteles de campaña, credenciales de prensa, baterías viejas, cordones, micrófonos y mi grabadora que murió en Iowa (seguramente por el frio, la pobre).

Tiradas al fondo están mis botas de nieve y sin querer me da un ataque de nostalgia, siento que no las utilizo hace años. De repente me doy cuenta que no fue hace más de seis semanas que me las puse por primera vez. El ciclo electoral tan sólo comenzó en enero, con Iowa. Es cierto que el primero del año estaba montada en un avión, pero no es para tanto, pienso.

Sentada frente a la computadora tengo la intención de hacer un resumen sobre las "lecciones" del super-duper-martes, o supermartes (como ahora supuestamente tengo que escribirlo por órdenes de los editores).

Sin querer simplificar un tema tan complicado creo que todo indica que los demócratas están muy divididos. Hillary Clinton atrae a la gente de más edad, mujeres mayores y a los latinos, en general a las personas más inquietas por la situación económica. Obama atrae a los independientes, a los jóvenes y aquellos que buscan un cambio profundo. Aquellos que no están de acuerdo con hacer un cambio entre Bush-Clinton-Bush-Clinton.

En la cancha republicana, vemos que el partido es mucho más pragmático. A muchos no les gusta John McCain, pero la gente está dispuesta a votar por él porque lo importante es ganar la Casa Blanca y el senador de Arizona es tan distinto a George W. Bush, que los independientes podrían volver a votar por un republicano. Si McCain y Mike Huckabee (que atrae el voto evangelista) deciden unirse, es mejor que los demócratas se pongan las pilas.

Creo que es hora de "desintoxicarme" de la campaña. Será bueno estar con mi familia, ir a nadar con mi padre, comer el caldo de pollo de mi madre (la mejor cocinera del mundo), y ver lo que pasa en la campaña desde afuera.
¿Y ahora qué? Reviso el calendario de los siguientes encuentros (9, 12 y 19 hay algunos estados sin muchos delegados que votan). El que más me llama la atención es el 4 de marzo, Texas y Ohio. Si las cosas siguen como están serán superinteresantes. Mientras hago planes, recuerdo las palabras de una superjefaza, siempre me lo dice: "Lourdes acuérdate que esto es un maratón y no una carrera".

Desde antes de finalizar el año tenía pensado hacer un viaje a México tras el 5 de febrero, cuando supuestamente "todo estaría decidido". Veo nuevamente el calendario y quiero llamar para cancelar el viaje, a fin de no perderme ni una sola primaria. Por algún extraño mecanismo, me vuelve la cordura. Es tan sólo una semana, reflexiono.

En eso, recuerdo un artículo en el Washington Post sobre la prensa que sigue la campaña de Barack Obama. "El entusiasmo que emana el senador es tan contagioso que los periodistas que están en la campaña tienen que pasar por un proceso de desintoxicación una vez que regresan a la redacción", decía la nota.

La primera vez que lo leí, no pude dejar de reir. Es verdad que estar en un salón a reventar de gente con Barack Obama es toda una experiencia. Ahora veo la frase con otro humor. Creo que es hora de "desintoxicarme" de la campaña, concluyo. Será bueno estar con mi familia, ir a nadar con mi padre, comer el caldo de pollo de mi madre (la mejor cocinera del mundo), y ver lo que pasa en la campaña desde afuera. ¡Así es que nos vemos en una semana!

A TODO PULMÓN

Hillary Clinton abraza a su hija Chelsea en la fiesta en Nueva York el 5 de febrero
Clinton celebró en el estado que representa: Nueva York.

La mayoría de los candidatos se fueron a celebrar a los estados que representan. Bien dicen que no hay lugar como el hogar, aunque el factor más importante se debe a una maniobra política: es díficil perder en casa.

John McCain está en Arizona, Mike Huckabee en Arkansas y Mitt Romney se fue a Massachussets. En el lado demócrata, Hillary Clinton celebró en Nueva York y Barack Obama en Illinois.

La regla número uno que tienen los candidatos es: salir con cara de "ganadores", sin importar los resultados. Aún cuando estén decepcionados, lo importante es mostrarse optimistas.

Aunque tampoco tienen que exagerar, como le pasó a Howard Dean en 2004. Él iba ganando en las encuestas, pero perdió en Iowa. El grito de "optimismo" tras su derrota terminó con su carrera hacia la presidencia.

Otro detalle muy importante, más allá de la sonrisa, es decir el mayor número de palabras en el menor tiempo posible. Hay que aprovechar la oportunidad de decir todo lo que quieran sin ser editados en sound bites o en declaraciones que utilizan las cadenas para sus reportajes. En esta ocasión van en vivo, sin ediciones, y... ¡vaya que lo aprovechan! (si no me creen, los invito a tomar notas de las declaraciones que hacen, yo creo que ni una máquina logra seguirles el paso).

Como éste es un espectáculo, los seguidores son parte del montaje, y antes de que salga el candidato al aire (como decimos los periodistas), hay varios animadores que entrenan a los participantes para responder a "todo pulmón" las consignas de la campaña. "¡Yes we can!" ( ¡Sí se puede!), es un buen ejemplo.

Los periodistas, que somos partes de este show, estamos metidos en el corralito (todas las campañas ponen a los periodistas al final de la habitación, separados por unas barreras, así como animales) mandando mensajes como esquizofrénicos.

Pero, en mi opinión, el que tiene el trabajo más decisivo en estas celebraciones no son los escritores del discurso, ni los candidatos, ni los seguidores y, por supuesto, no somos los periodistas.

La personas que eligen el lugar de la fiesta, en mi opinión, tienen un papel crucial. ¿Se imaginan el papelón si eligen un lugar demasiado grande y se queda semi-vacio? Créanme, le ha pasado a varios. También es un desastre cuando eligen un espacio demasiado pequeño, porque demuestran su propia inseguridad y la poca confianza que tienen de ganar.

Cualquiera que haya hecho una fiesta sabe lo difícil que es predecir quién vendrá a celebrar. Por eso, prefiero ser periodista, aún cuando me encierren en el corralito. Por lo menos, no tengo todas las televisiones estadounidenses y del mundo entero como testigos de mis malas o buenas decisiones.

LLEGÓ EL SUPERMARTES Y LO QUE FALTA

Persona viendo el proceso electoral en la TV.
Luego de toda la jornada de trabajo, Lourdes Heredia descansa viendo las noticias en la TV.

El sueño se ha convertido en el "monotema" de los periodistas que seguimos la campaña. Pero no es el "sueño americano", sino la falta de horas para poder dormir.

Ayer mi amiga Athena, que conocí en el 2000 cuando estaba de corresponsal en Buenos Aires, me mandó un video-blog donde todos hablan del lujo que es dormir, o en algunos casos tan sólo desconectarse.

Athena es parte de la prensa que persigue a Hillary por todos lados. Si vemos la agenda de la ex primera dama, han de estar mareados como perdices. Hoy nada menos, el supermartes, el senadora de Nueva York comenzó el día a las 4 de la mañana (en su hora local) para salir en varios programas. Ayer recorrió el país de punta a punta.

Los de las demás campañas están igual. La prensa extranjera, como su servidora, sólo puede pensar en el "después del supermartes".

"Si después del supermartes nos vamos a cenar", se escucha decir uno a otro.

Mi sueño es ir al cine y apagar el celular.

Para mi amiga Rita, periodista portuguesa, lo importante es recuperar todas las horas de sueño perdidas. El otro día incluso me mandó una lista de todos los efectos que tiene la privación de sueño. El peor efecto, en mi opinión, es la falta de memoria. Con decirles que ayer llegue al hotel, dejé las maletas en la habitación y me fui a dar una vuelta.

Al regreso, mi llave no servía. ¿Se imaginan mi cara, y la del señor que vino a abrirme, cuando descubrimos que me había equivocado de habitación? ¡Qué papelón!

Y no es lo único que me ha pasado, pero me voy a guardar los demás detalles porque no quiero perder su respeto.

Tirada en la cama, tras un largo día, me cuesta trabajo "desconectarme" y sigo viendo la televisión. (Eso le pasa a todos, según me cuentan). Miro a los candidatos y me pregunto: ¿cómo aguantan?

Los periodistas, que somos todos unas quejicas, estamos fuera de la luz pública. ¿Se imaginan no poder decir algo de más o estallar o simplemente llorar cuando no funciona internet?.

Lo peor, además, es que todos están trabajando con las baterías extras ante una campaña que ha sido más feroz y más larga de lo esperado. Imagino que su sueño será ganar el "supermartes". Yo no podría ser candidata porque ya me habría dado por vencida y seguro que en segundo lugar de mi lista de fantasías estaría que si no gano yo, que por lo menos gane el contrincante, así como para poder parar un poco.

¿Se acuerdan la canción que decía "por favor paren al mundo que me quiero bajar"? Pues ¡nunca mejor dicho!

Aunque me temo que esta máquina no va a pararse. Así es que ¡prepárense!

BILLARY

Cuando faltan horas para el "súper-duper martes", ahora también llamado el tsunami porque la mitad de los estados votan sus primarias este 5 de febrero, la campañas están haciendo uso de todas sus "armas" para convencer al electorado para que voten por ellos.

Lourdes Heredia junto a Bill Clinton
Nuestra corresponsal aprovechó la oportunidad para retratarse junto al ex presidente Bill Clinton.
Vemos a Oprah, con nada menos que la esposa del gobernador republicano Arnold Schwarzenegger, apoyando a Barack Obama.

El matrimonio del "gobernator" es muy moderno y cada uno apoya a un partido distinto. Esto le da también carne a los diarios que sacaron el domingo una caricatura de Arnold durmiendo fuera, junto con el perro que le comenta: "veo que a María (Shriver) también le gusta Obama".

Schwarzenegger, al igual que ex alcalde de Nueva Cork, Rudy Giuliani, apoyaron a John Mccain, quién va liderando en las encuestas por un gran margen en la carrera de los republicanos.

Aunque hay muchos conservadores no le gusta por "liberal", la mayoría se ha dado cuenta que necesitan a alguien completamente distinto a George W. Bush si quieren ganar la Casa Blanca. En este sentido, tal como diría el presidente del partido demócrata, los "republicanos saben ganar elecciones", y parece que van a terminar uniéndose para apoyar (les guste o no les guste) al candidato que les puede dar la llave de la victoria.

Volviendo a los demócratas. Hillary Clinton también cuenta con sus buenas cartas. Sobretodo en la comunidad latina en California, la ex primera dama cuenta con todas "las grandes pistolas". Eso lo dijo alguien, cuyo nombre no recuerdo, pero tiene razón. Cuenta con Dolores Huerta, una de las líderes sindicales más conocidas e incluso hay escuelas que llevan su nombre, y con el alcalde de los Ángeles Antonio Villaraigosa.

Su arma más poderosa, por lo menos para los hispanos, es la nostalgia. Cuando voy por las calles o en los mercados, la gente habla de la época de Bill Clinton con muy buen sabor de boca. "Había dinero, había trabajos", me dicen todo el tiempo.

En otros estados, el involucramiento de Bill ha sido contraproducente. En Carolina del Sur, se dice incluso que el efecto "Billary" le ayudó a Obama a ganar con tanto margen.

Algunos demócratas temen que esta arma de doble filo, sea un factor en contra de Hillary si llega a ganar la candidatura. Algunos te dicen: es mejor que tengamos a Obama, una cara nueva que puede atraer a independientes y republicanos desilusionados, como lo demuestran las encuestas. Él puede ganar la Casa Blanca. La campaña de Hillary insiste por otro lado que la candidata es la mejor preparada para luchar frente a la maquinaria de los republicanos.

¿A quién creer? La verdad es que cada uno ve el vaso como mejor le conviene: semilleno o semivacío. Lo que está claro es que si gana McCain en los republicanos, será mejor que los demócratas se pongan las pilas porque la guerra por la Casa Blanca no tendrá cuartel y un partido dividido no los ayudará en nada.

LA HISTORIA DE "MARILYN"

El ambiente entre el debate republicano y el demócrata no podían haber sido más distintos. No hablo ya ni siquiera del mensaje, que como es de preverse, tiene que ser distinto.

Marilyn Monroe
Una "Marilyn Monroe" me decía seriamente que este encuentro (el debate demócrata) "era histórico"

Los republicanos se dedicaron a atacarse mutuamente, hablaron de religión, de cómo continuar la guerra y sobre la mano dura que piensan tener contra la inmigración ilegal. Los demócratas, por su parte, no tocaron temas religiosos, prometieron un sistema de salud universal y abogaron por una reforma migratoria.

¡Eso era de prever!, me dirán todos. Pero lo que a mi me sorprendió fue la diferencia de lo que paso detrás de cámaras. Los republicanos decidieron debatir en la biblioteca Reagan. A la llegada, los periodistas teníamos que dirigirnos al "centro de acreditaciones" y de ahí nos subían a una camioneta para poder llegar al "centro de prensa" que era una carpa montada fuera del edificio. Era un día inusual en California y el frío era atroz. Tengo que confesar que terminé escapándome a la cafetería (¡Qué desobediente!).

Al igual que pasa en todos estos debates, al finalizar siempre organizan un "spin room", que no es otra cosa que un lugar donde se acercan las campañas para "girar" la percepción del debate. "El senador McCain no ha cambiado de posición", asegura el miembro de su campaña después que el candidato dijera que la reforma migratoria que él mismo propuso no sería votada. ¿Y cómo es eso?

O qué tal la campaña de Mitt Romney asegurando que se habla de una política "humanitaria", después de que el ex gobernador de Massachussets dijera con todas las letras que los inmigrantes sin documentos tienen que "regresar a sus casas", algunos antes de 90 días. ¡Órale!

En el "spin room" de los republicanos, a pesar que estamos en California donde una de cada tres estaciones de radio son en español y donde el voto latino será crucial, los hispano parlantes brillaron por su ausencia. Por el lado demócrata, los defensores de sus candidatos en español fueron tantos que era difícil entrevistar a todos.

Fuera del debate, la diferencia no podía ser más distinta. En la biblioteca Reagan, que está a una hora de los Ángeles, en medio de un paisaje divino, se acercaron muy pocos. En la carretera, pese al frío, un grupo de seguidores de Mitt Romney daban la bienvenida a los que llegaban. En el teatro Kodak, el escenario elegido por los demócratas, las calles estaban a reventar de seguidores y curiosos. Una "Marilyn Monroe" me decía seriamente que este encuentro "era histórico".

"¿Cuándo viste a un negro y a una mujer competir por la nominación oficial de un partido para llegar a la Casa Blanca? Los republicanos, todos eran hombres y todos blancos", me dijo cuando le pregunté por quién pensaba votar.

Se utiliza tanto el calificativo de "histórico" que uno ya ni le presta atención al término, pero las palabras de "Marilyn" me dejaron pensado. Definitivamente, pese al show y las expectativas que se montaron antes del encuentro, es cierto que en la historia de los EE.UU. nunca se había visto esto. Un amigo me comentó que en internet la gente pedía boletos desperados "para vivir ese momento".

Además de los personajes curiosos, se reunieron cientos de personas de todas las edades y de todos los colores. El ambiente era de fiesta, cada uno cantando a todo pulmón los nombres de su preferido. Camisetas curiosas y carteles en español y en inglés por igual. Al entrar al teatro no pude evitar pensar que tenía mucha suerte de presenciar la "historia".

DEL HEROÍSMO A LA MODESTIA

Florida dejó a varios mal heridos y como si se tratara de la supervivencia de la especie, los más débiles tuvieron que retirarse.

Cartel llamando a votar
Luego de las primarias de Florida, Giuliani y Edwards decidieron retirarse.
John Edwards, dejó la carrera. Muchos dicen que se debe sobretodo a la enfermedad de su mujer pero no ha sido confirmado oficialmente. Ahora la carrera demócrata se ha convertido en un duelo, y será a muerte. Pese a los rumores, no Edwards no le dio su apoyo a ninguno, ni a Hillary Clinton y ni a Barack Obama.

Cuando hay tanto en juego, desde amistades hasta dinero, no deberíamos sorprendernos si las cosas se ponen feas, por lo menos en estos últimos días antes del 5 de febrero cuando se celebra el "súper-duper-Martes".

Y hablando de dinero, pobre Rudy Giuliani, quién había liderado alguna vez las encuestas nacionales, decidió jugárselas todas en Florida y perdió. Ahora se retira de la campaña, pero él si le dio su apoyo "incondicional" a John Mccain.

"Haré campaña en donde me lo pidan", prometió el ex alcalde de Nueva York, quién catalogó a Mccain como un "héroe".

El candidato, sobreviviente a pesar que al principio de su campaña se había quedado sin dinero, le respondió el cumplido de "héroe" a Giuliani.

"Uyyyy... ¡cuántos héroes!", se me escapa el pensamiento. Sentada en la biblioteca Regan, un lugar impresionante con un hermosísimo paisaje, escucho a estos políticos y no logró evitar el cinismo. "Héroe" dos veces en menos de 20 minutos? ¿Hace falta abusar de las palabras de esa manera?

No me mal interpreten. Creo que ambos, tanto McCain como Guiliani, tienen pros y contras. No dudo que para algunos, ellos sean "héroes", pero no lo son para todos.

No puedo, por ejemplo, olvidar los testimonios de los voluntarios que trabajaron día y noche tras los atentados del 11 de septiembre. Ellos se quejan porque ahora están enfermos. Resulta que no les avisaron que estar trabajando ahí podría destrozarles los pulmones.

Ellos no creen que Guiliani sea un héroe. Miro a mi alrededor e intento en mi mente abusar del término y buscar "héroes" en el salón. Los únicos que en mi opinión se llevarían la medallas es el ejército de limpiadores, todos latinos, que trabajan sin parar.

"Claro que voy a votar, mi voz cuenta igual que la de los demás", responde orgulloso Modesto, que lleva viviendo 30 años en California, cuando le pregunto a quién prefiere.

Pero, ¿por quién va a votar?, lo presiono. "Mire señorita, lo único que le puedo decir es que no pienso votar por ninguno de éstos", señala.

(¿Qué me importa?) Que mis hijos tengan una vida más fácil que yo
Modesto
Bueno, ¿cuál es el tema que más le importa?, le pregunto.

Me mira a los ojos y me responde: "que mis hijos tengan una vida más fácil que yo".

Sin más se pone a trabajar. Me gustaría saber cómo llegó aquí, cuántos hijos tiene, cuáles son sus sueños. No lo hago porque no quiero causarle problemas con el supervisor, quien nos mira atentamente, pero no creo equivocarme si dijo que la vida de Modesto está llena de momentos heroicos.

Ojalá que los políticos aprendieran un poco, ¿se imaginan cómo venderían sus experiencias?

EL FENÓMENO OBAMA

Mostró el cobre. Se le vio el plumero. Le pillaron con el carrito del helado. Todas estas expresiones y más salieron a relucir esta noche ante la victoria de Barack Obama, quien superó ampliamente las espectativas y ganó por mucho a la ex primera dama Hillary Clinton.

Simpatizantes buscan tocar a Obama en Carolina del Sur
Obama ha provocado euforia, llanto y todo tipo de emociones entre sus seguidores.

"Si creen que la gente es tonta, se equivocan. Obama ganó avasalladoramente a Clinton porque la gente no quiere ver el tipo de maniobras y guerra sucia que el ex presidente esta dispuesto a jugar", señaló Duane, un afroamericano que aprendió a la perfección español en la universidad.

Para él, Bill "mostró que sólo le interesa el poder aunque haya que jugar sucio".

Los seguidores de Obama se refieren a las declaraciones de Bill que, entre otras cosas, catalogó como "cuento de hadas" la oposición del candidato a la guerra en Irak.

"Yo admiré por mucho tiempo a Clinton. Incluso dudé e iba a votar por la esposa. Ahora no sé ni siquiera si puedo apoyarla si gana la nominación. Estoy muy enojado y desilusionado", señaló Duane.

El ex presidente se quedó en Carolina del Sur mientras Hillary se fue a hacer campaña a otros estados.

Sin mencionar a su oponente, Obama no perdió la oportunidad de criticar a los Clinton en su discurso del sábado.

"El status quo (refiriéndose a los Clinton) está luchando con todo lo que tienen, con las tácticas del pasado para dividir y distraernos de los problemas que afronta la gente", señaló Obama frente a un público eufórico.

"Sí se puede" (Yes we can), gritaban desaforados al unísono con su candidato.

No cabe duda de que el candidato es capaz de inspirar con su oratoria. Incluso, en el diario New York Times consigue que la hija de John F. Kennedy, Caroline, le diera su apoyo en un editorial publicado el domingo, que se titula: "Un presidente como mi padre".

Algunos, como Mercedes, incluso lloraron cuando el senador de Illinois habló de un solo país para todos, para los blancos, negros y latinos.

"Yo soy latina y yo voté por Obama. No creo que los latinos no se den cuenta de que Obama es como nosotros, con una historia muy parecida, con un mensaje que inspira a ser mejor", señaló esta latina que, curiosamente, no hablaba tan bien español como Duane.

Ella nació en Estados Unidos y en su casa trataron de hablarle en inglés para que pudiera adaptarse a la sociedad estadounidense.

Obama tiene un padre negro y una madre blanca. Cuando tenía dos años, sus padres se divorciaron y los abuelos blancos fueron los que terminaron por educarlo.

Como dice la canción "No soy de aquí ni soy de allá". Para algunos afroamericanos es demasiado blanco, para otros es demasiado negro.

Obama trata de evitar el tema racial. Para ganar Carolina del Sur tuvo que demostrar que la comunidad negra está dispuesta a apoyarle. Por eso esta victoria en Carolina del Sur es tan importante.

La campaña de Hillary Clinton tiene ventaja, dicen los analistas y los sondeos, en muchos de los estados que celebrarán el 5 de febrero el "Súper Martes". Faltan tan sólo nueve días y será intersante ver el cambio que se dará en las campañas en este último esfuerzo.

En la fiesta de Hillary, que estaba casi vacía en comparación con la de Obama, también me encontré con una latinomericana, que se nacionalizó hace dos años y vota por primera vez.

"Yo conocí a Bill hace unos días y tenía una pulsera de esas que hacen los niños en Colombia. Me emocionó. Es auténtico y la prensa es la que hace todo el alboroto. Son los periodistas que buscan la confrontación. Yo no creo que Bill haya hecho nada malo, el sólo dice lo que piensa", dice Lucero Mesa convencida de que, para América Latina, Hillary es la mejor candidata.

Así que es díficil predecir lo que pasará el 5 de febrero, cuando se celebra en 22 estados el "Súper Martes", porque cada uno ve las cosas como mejor le parece.

Y ahí se verá si es que alcanza con las palabras bonitas para ganar las primarias.

SPANGLISH PARA TODOS

¿No que no? El candidato republicano Rudy Giuliani -lo escuché varias veces- insitió en varios mitines electorales (donde la mayoría es anglosajona) que aprender inglés sería un requisito para cualquier ciudadano estadounidense.

Llega la carrera electoral a Florida y ¿qué escucho? Publicidad en español, por supuesto. Sí, para ganar votos, aunque no hablen ni una palabra, la lengua castellana parece que sí les agrada.
La audiencia explotaba en aplausos y Giuliani sonriente repetía, inglés, inglés.

Durante los primeros días de campaña, no era el único "enemigo número uno de la inmigración ilegal".

En Iowa, Romney también insitía en que todos tienen que hablar la misma lengua en el país más poderoso del mundo.

Llega la carrera electoral a Florida y ¿qué escucho? Publicidad en español, por supuesto.

Sí, para ganar votos, aunque no hablen ni una palabra, la lengua castellana parece que sí les agrada.

Todos los candidatos, que están ahora liderando las encuestas, están transmitiendo anuncios en televisión.

El hijo de Romney, que sí habla bien y no como el presidente George W. Bush, sacó una defensa de su padre. (*)

La campaña de Giuliani se concentró en la rebaja de impuestos, evitó el tema de inmigración, y al final sale la voz del candidato con su acentazo: "apruebo este mensaje".(*)

Al final, no cabe duda que lo importante es ganar. Pese al mensaje antiinmigrante, los republicanos saben bien que el voto latino es independiente y puede votar por uno y otro partido.

Pero, ¿quién los puede culpar por intentar fórmulas pasadas que según ellos funcionaron?
En el 2004, Bush consiguió la Casa Blanca gracias al apoyo de los hispanos. En el 2008 tendrán que hacer un esfuerzo más grande si quieren volver a conseguir el 40% que consiguió el mandatario y es claro que no basta hablar una palabra aquí y allá en español.

Pero, ¿quién los puede culpar por intentar fórmulas pasadas que según ellos funcionaron?

Basta con ver el último mensaje que sacó la campaña de John McCain en contra de Mitt Romney, resucitando un mensaje que habían utlizado los republicanos en el 2004 para atacar a John Kerry.

En lugar de la cara del candidato demócrata, vemos a Romney, "navegando" con el viento, o sea cambiando de mensaje según sea apropiado.(*)

¡Qué tire la primera piedra el limpio de pecado! Si siguieran ese consejo, ninguno de los candidatos podría tirar ni un grano de arena.


(*) El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.

¿TODO VALE?

Voy de camino a Carolina del Sur, donde Barack Obama tiene que demostrar que la comunidad afroamericana (que representa casi el 50 por ciento del voto en ese estado) lo apoya a él y no a Hillary Clinton.

Hillary y Bill Clinton
El ex presidente ha acompañado a su esposa en esta etapa de la campaña.
La pelea no tiene cuartel. La campaña de Hillary incluso decidió utilizar todas sus armas: el ex presidente Bill Clinton no ha parado de recorrer el estado de punta a punta para promover a su esposa.

Algunos opinan que el papel de Bill puede ser contraproducente.

Incluso Obama se quejó durante un debate el lunes: "muchas veces no sé contra quién estoy compitiendo." El ex presidente, además, no se ha medido en los ataques y mientras Hillary mantiene un mensaje más positivo, su esposo va al todo por el todo.

La campaña de Obama, desesparada, critica al ex jefe de estado por hacer falsas acusaciones, mientras que los medios de comunicación se divierten con este cruce de declaraciones.

¿Es legítimo que un ex presidente juegue este papel? ¿Podrá Obama defenderse de la estrategia dos por uno? Son algunas de las preguntas que debaten sin parar los comentaristas en la televisión.

Ayer, sin embargo, en una cena con una amiga que es demócrata hasta el tuétano, llegué a la conclusión que las consecuencias de esta lucha pueden perjudicar a este partido en la batalla final: 4 de noviembre del 2008.

En el Washington Post un columnista ya había advertido que de seguir así, los demócratas podían perder el apoyo de los independientes.

Por otro lado, según las encuestas, los seguidores de Obama están tan enojados que dudarían en apoyar a Hillary, si logra la nominación, debido a esta "guerra sucia". Mientras que los seguidores de los Clinton señalan que lo importante es el "bien del país" y por eso hay que apoyar a la senadora "quien tiene detrás la experiencia de su esposo".

Cada uno ve las cosas como mejor le parezca. Pero a corto plazo, uno no puede negar la efectividad de "Mr. Clinton". En los mítines de campaña, bastantes se acercan con tal de escucharlo y según he comprobado en varias ocasiones, una de las razones por las que muchos apoyan a Hillary es porque "en tiempos de Bill todo era mejor".

"Yo confío en Bill Clinton. El hizo un buen trabajo, la economía iba mucho mejor, se llevaba bien con otros países del mundo, nunca hizo una guerra", me explicó Yvette Morales, una mesera que piensa votar por Hillary.

¿Qué pasa si gana Obama?, le pregunté. "Ah... entonces lo votaría también porque seguro que los consejeros de los Clinton se van con él", me respondió.

Los seguidores de Obama, sin embargo, no responden de la misma manera. Aunque habrá que esperar a que salga un ganador y luego veremos, ya que en muchas ocasiones la memoria de los electores parece de teflón. Y para muchos lo importante es evitar otro gobierno republicano.

Claro, los republicanos de corazón responden con la misma energía y no escatiman críticas para los demócratas.

Con placer observan como no paran de transmitir en todas las cadenas un video de Mr. Clinton, que se queda dormido en medio de un homenaje a Martin Luther King. Mientras el orador recitaba el conocido discurso "I have a dream", el ex presidente cabecea sin parar.

No es al primero que le pasa, y por lo menos no eran los agujeros en los calcentines de Paul Wolfowitz, pero ¡vaya papelón!

LA ENERGIA DE LA COMUNIDAD LATINA

Me pueden llamar cursi. Me lo merezco. Pero hoy, no lo pude evitar y se me hizo un nudo en la garganta al ver a la gente latina tan animada en el caucus de los demócratas.

En las elecciones de 2004 -que también me tocó cubrir- nunca vi a la comunidad latina tan involucrada en el proceso electoral de este país. Imagino que se sentían un poco ajenos, como si estuvieran fuera de lugar.

Felipe Aguirre, centro, en el Rancho High School de Las Vegas el sábado 19 de enero
La comunidad latina nunca estuvo tan involucrada en el proceso electoral como en estas primarias.

Tan sólo cuatro años después, los veo participar en una asamblea electoral -proceso bastante extraño en el que el voto es público- con una energía sin igual. Una señora desafiaba al sindicato, que había elegido a Barack Obama como candidato, corriendo en la sala con su matraca, vestida con una camiseta que decía: "Apoyo a mi sindicato. Apoyo a Hillary".

Los cocineros, con sus grandes gorros, entraban al lugar pausadamente, mirando a su alrededor y, sin decir una palabra, se acercaban al lugar donde veían el color de su equipo: blanco para Hillary y rojo para Obama.

Cuando unos valientes osaron acercarse al bando contrario fueron recibidos con abucheos, pero por más emoción que hubiera en el recinto, se hacía todo con la algarabía latina. Bromas por aquí, comentarios picosos por allá, aplausos y borras.

Incluso pusieron a un chico a "traducir" al presidente del caucus. Lo pongo entre comillas porque al pobre no se le entendía nada. Pero eso no importaba, porque aquí la comunidad venía a hacer algo que no había hecho antes: hacer escuchar su voz y con fuerza.

Lo admito. El proceso me emocionó.

Una de las señoras que apoyaba con más fuerza a Obama, al que calificó como "un moreno muy papasito", dijo claramente al escuchar que había ganado Hillary: "Aquí, lo que importa es competir y que gane el mejor. Yo de todas maneras voy a votar por un demócrata, sea quien sea".

Esta fuerza se vio reflejada en el número de participantes en las asambleas electorales de Nevada: 120.000 personas. Si tomamos en cuenta que en 2004 participaron sólo 9.000, se pueden dar una idea de lo importante que es este dato.


Lea otras anotaciones de este blog haciendo clic en la etapa correspondiente:


Éstos son algunos de los comentarios recibidos. Los textos responden a las preguntas y temas planteados en el blog y son reproducidos sin correcciones de ortografía o de sintaxis. La BBC cuida que los comentarios no ofendan la dignidad de las personas y que no sean difamatorios. Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC.

Los ciudadanos norte americanos queremos volver a la era de Bill Clinton, porque el se preocupo del bienestar de la economia interna de este pais sin descuidar la politica exterior, por eso pido a la gente que vote por Hillary. Dios vendiga a U.S.A.Gracias
juan jimenez, springfield-va., U.S.A.

Verdaderamente, estas elecciones primarias son únicas, donde tenemos a una mujer y a un negro. Pero es bueno mencionar que los patrones de los candidatos van cambiando y se acercan mas a lo que los americanos desean. Muchas gracias Lourdes por mantenernos informados.
Margarita Gonzalez, Santo Domingo, Republica Dominicana

la mejor suerte y prosperidad a obama hombre que lo que dice no lo hace por ganar si no porque lo siente ... y eso se siente lo sentimos en nuestroscorazones, sera negrito pero con alma blanca
angela gonzales, oregon, mexico

Estimada Lourdes,tendría la amabilidad de enviarme un link,para enviar un mensaje de aliento al Senador Obama?.Gracias Mario
Mario L Grigorio F., Montevideo-Uruguay, Uruguay

Es increíble. Nunca había seguido tan de cerca todo el proceso electoral en Estados Unidos. Quizás ahora Latinoamérica, en especial Venezuela, vive un momento de muchas culebras o culebrones, esas novelas interminables, en fin una guerra virtual entre los buenos y malos. Yo le tengo cierta fe a Obama, me parece inteligente y progresista pienso que le falta puntualizar más su campaña ofreciendo realmente cosas concretas más allá de promover cambios... estoy segura que muchos venezolanos están a la espera de ver quién será la próxima víctima o no tan víctima de Chávez
Daniela Aldrey, Caracas, Venezuela

A lo mejor no deberia importarme, pero veo con gran preocupacion que los americanos està a punto de poner el gobierno del pais màs importante en un representante de la minorìa que ha sido màs golpeada por ello mismos, ademàs de ser musulman, no tengo nada contra la religiòn pero los americanos como que olvidaron el 11 de septiembre, es verdad que fue una organizaciòn terrorista pero matan en nombre de Dios. Es que me cuesta creer lo fàcil que olvida la gente sus peores pesadillas. No tengo nada contra el Sr. Obama pero esas condiciones bastan para que se piense 2 veces antes de emitir un voto.
Gladys Torrealba, Caracas, Venezuela

Aunque mi Pais, Republica Dominicana se encuentra inmerso en las elcciones presidenciales que seran el 16 de mayo y que todas las encuestas indican que seran ganadas por amplia mayoria por el actual presidente de la Republica el Dr. Leonel Fernandez, los dominicanos hemos seguido muy atentos las primarias del partido democrata y la forma democratica en que se han producido los debates. Los Clinton son muy conocidos en mi Pais donde han pasado varias vacaciones, de ahi que los dominicanos que han adquirido la ciudadania americana votaron abrumadoramente en New york por Hillary. Sin embargo Obama es el centro de interes de los estudiosos del quehacer politico; pues se considera que ha sido un fenomeno politico en la historia de los Estados Unidos. Por tradicion los latinosttienen mas simpatia por los democratas, por lo que quien resulte electo conseguira esos votos si en el partido no se produce una division
Henry guerrero, Santo domingo, Republica Dominicana.

La cuestión racial no hace diferencia. Contrapongo la formación y las ideas de C. Rice: con esto no digo que yo esté de acuerdo con élla sino que apunto a respaldar mi argumentación. La negrura no da ninguna característica intelectual. Me parece que Obama representa una fractura peligrosa para USA.
Carlos Norberto Mugrabi, Roma, Italia

pRIMERA VEZ EN LA HISTORIA AMERICANA DESEO ENORMENTE QUE SEA UNA MUJER QUE SALGA PRESIDENTE, YA ERA HORA.
ruth, west new york, new jersey, USA

EN LA SITUACION ECONOMICA ACTUAL,NO SE TRATA DE QUIEN GANE COMO SI FUERA UN CONCURSO DE BELLEZA.SEAMOS SERIOS Y RESPONSABLES,CON URGENCIA TIENEN QUE PRESENTAR Y DIFUNDIR A E.U. Y AL MUNDO UN PROGRAMA ECONOMICO COHERENTE Y EFICENTE.PEPE
pepe, lima, peru

Me parece q las elecciones de los EE.UU la va a ganar el partido democrata.. Veo que ellos son mas humanistas que los republicanos, son mas pacificos.. espero que el pais mas fuerte ayude a los mas debiles..
Rafael Lara Mendoza, Guacara, Venezuela

Necesitamos el cambio,queremos vivir,amar ,vivir en Paz,el derecho a la educacion,la salud,la proteccion de los ancianos ,loa niños,el fin de la guerra en Iraq,los Americanos de origen hispano le pedimos a la senadora Hillary Clinton lleve en su boleta al Senador Bob Menendez, como vice-presidente el cambio se impone,Dios asi lo permita por el bien de nuestra nacion y el mundo.-
Nelson A. Monton, Coral Gables , USA

hola lourdes lamentablemente te vine a leer el 6 feb dia del supertuesday me pregunto si sigue asi de cerrado la disputa entre obama y hillary van hasta el final en noviembre o que pasa ahi gracias por responderme
Danny, cali, colombia

Hola Lourdes, Solo quiero expresarte mi admiración y respeto como periodista: Wow! has informado al mundo hispano sobre las primarias en EUA de la mejor manera que se ha hecho! Te lo digo como colega de CNN en Español. Saludos.
Rodrigo Alonso Cruz, Ciudad de México, México

Hola me podría decir en resumen la propuestas de Obama y Clinton sobre la inmigración a Estados Unidos.
José Luis , Santo Domingo, RD

Lourdes: Son reportajes Magníficos,llenos de humanidad. Me alegra que alguien asi esté siguiendo este proceso. Gracias
Jose Valle, Santa Cruz, Bolivia

Cuando vi a Kennedy junto a Obama recorde el tiempo de la esclavitud, donde el blanco siempre le quiere decir al esclavo que hacer. Obama parece muñeco en las manos de los Kennedy, suena a supremacia. Como no pueden decirle a la blanca que hacer se fueron al mas burnerable para manipularlo si llega a la casa blanca

Para Lourdes Heredia: querida, leyendo tu blog se te nota demasiado que estás a favor de Hillary Clinton. Tu hermosa pluma periodística se vuelve cada vez más subjetiva. Y los editores?
Tammy, Córdoba, Argentina

I am good Lourdes pablo of Argentine and I feel very strongly about the American electoral system but do not understand it very well do not understand very well the issue of caucus delegates how many are there? Once these are closed elcciones a meeting of each party chooses the president? When a candidate wins caucus wins something in terms of numbers or percentages
pablo, cordoba, Argentina

ojala triunfe Hillary por que estamos en la era de las mujeres:Chile y Argentina y casi Francia y si Alemania.El machismo conservador es terrible y poderoso.
camila andrade, viña del mar, chile

Hola Lourdes Heredia, Antes que nada, Feliz Año! te leo y escucho casi todos los días, y siempre me asombras con nuevos datos. En esta ocasión, y con el tema tan duro y álgido al que te enfrentas: hablo de las elecciones estadounidenses, me queda una ligera o enorme duda. Acá en México, "los pseudoanalistas" dicen que le conviene más al país y a los MIGRANTES un candidato Demócrata, en este caso, los punteros son Hillary y Obama, mi pregunta es: Si es verdad eso ¿cual de los dos conviene más a México? Saludos. Eres genial!
Rodrigo Alonso, México. DF, México

Gane quien gane, no nos va bien a los latinoamericanos, nos tratan sin respeto porque nos consideran su patio trasero, por años nos han saqueado porque consideran que toda América les pertenece, pero aun así opino que Barack Obama puede ser una opción diferente sería el segundo personaje de la gran raza negra en querer alcanzar el poder ojala que lo intente para servir a sus semejantes olvidados...
FRANCISCO JAVIER HERNANDEZ TORRES, Monterrey, Nuevo León, México

Espero que estas Elecciones no sirvan de manto para tapar y dejar de analizar los hechos mundiales que siempre son también relevantes, ya estamos hartos del "estilo de vida Yanqui"
Aurelio Aguero, Ciudad del Este, Paraguay

Pero es que aún Ud. ¿cómo habría logrado un mejor efecto? Sin negar el efecto de "torre de marfil", la brechas comunicacionales siempre van a existir.
Abdón Morales, Valencia, Venezuela

querida lourdes dile a santa que me apoyen en al mundo para mis ptoyectos multipropositos..afectuosamente.
frank, tacna, peru

Por favor, pido que Lourdes Heredia siga hasta el final brindando tan excelentes informes. Hacen mucha falta, sobre todo para los que estamos lejos.
Edued García, Villa Madero, Argentina

Me gusto su comentario es ameno y variado . Puede usted informarme cuales de los candidatos lograron lanzarse a la piscina el dia 3 de enero?
Gilberto Reina Castañeda, Barinas, Venezuela





 

banner watch listen