Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 7 de noviembre de 2007 - 12:17 GMT
¿Porqué hay cada vez más incendios?
Fuego en California en 2006

Extracto de "UN PUNTO DE VISTA"
Por Tim Egan (publicado el 24/10/07)

Los incendios que asolaron Grecia, causando la muerte de 64 personas y dejando a miles de granjeros en la ruina, ya forman parte del pasado.

Pero en el oeste de Estados Unidos la temporada de fuego y destrucción está llegando a su punto álgido.

Vivir al oeste del meridiano 100 implica vivir con los incendios, vivir con lo que tienen de repentino, con sus vientos intimidantes y el horrible sonido de las llamas en movimiento

Mientras hablamos, decenas de focos activos están destruyendo más de un millón de hectáreas. California está en llamas, con nuevos incendios cobrando vida con cada tormenta seca que se produce en la noche.

Montana, Idaho, Colorado y otras partes de las Montañas Rocosas también están ardiendo. Un mal de temporada agravado por la asediante sequía.

Vivir al oeste del meridiano 100 implica vivir con los incendios, vivir con lo que tienen de repentino, con sus vientos intimidantes y el horrible sonido de las llamas en movimiento.

Cada vez peor

Sin embargo, últimamente, nuestros incendios son mayores y más ardientes, con temporadas que empiezan al final del invierno y se extienden hasta el otoño.

Phoenix, Arizona, EE.UU.
Ciudades como Phoenix experimentan "olas de calor letales".

Podemos esperar épocas de incendios más largas y más devastadoras.

Dos elementos -el cambio climático y el aumento de la población en el campo- están convergiendo en un lugar en el que el fuego siempre estuvo presente.

Si se mira un mapa, se observa que las zonas de Estados Unidos donde más rápidamente está creciendo la población son aquéllas más propensas a albergar vida silvestre, como los cañones o los refugios de montaña del oeste.

Por supuesto, los incendios no son extraños en esa área.

Pero el calor en la región ha ido en aumento en los últimos 30 años y ahora estamos experimentando la clase de olas de calor que nadie quiere.

Lo "Nuevo Normal"

El calor en la región ha ido en aumento en los últimos 30 años y ahora estamos experimentando la clase de olas de calor que nadie quiere

Phoenix, la ciudad que más crece en EE.UU., registró en un año 32 días de temperaturas superiores a los 43 grados centígrados, lo que supone un récord.

Allí, en esta época de año la gente vive de puertas a dentro, corriendo de aire acondicionado en aire acondicionado.

Sé que puede sonar alarmista decir que en Phoenix y otros lugares algún día no se podrá vivir, pero los modelos climáticos sugieren que las olas de calor letales y los incendios catastróficos no serán anormales.

Serán parte de lo "Nuevo Normal".

La pasada primavera el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático hizo publicas sus proyecciones. Según éstas, el oeste de Estados Unidos será una de las áreas que resultará más afectada.

Las cosas son diferentes

Fuego en California
Desde 1990 se han construido más de ocho millones de casas en el área del oeste.

"El cambio climático está sucediendo ahora y en todo el oeste", afirma el doctor Thomas Swetman, de la Universidad de Arizona.

Los cambios son importantes y están sucediendo rápidamente.

Estos nuevos incendios son diferentes de los otros. No sólo arden más, sino que también son más vastos.

Tenga en cuenta esta comparación: este año en Grecia ardieron algo más de 250.000 hectáreas, mientras el oeste de Estados Unidos perdió 20 veces esa superficie.

Aparentemente la tierra todavía tiene un aspecto saludable, pero muchos de los bosques de oeste están enfermos. Los árboles están pediendo la resina y la corteza que los protege del fuego.

Demografía del fuego

Desde 1990 se han construido más de ocho millones de casas en el área occidental. Eso significa que una población equivalente a la de la ciudad de Nueva York está viviendo en lugares donde los incendios son parte del ciclo natural.

Aparentemente la tierra todavía tiene un aspecto saludable, pero muchos de los bosques de oeste están enfermos. Los árboles están pediendo la resina y la corteza que los protege del fuego.

La gente que vive allí se deleita en sus casas en medio de la naturaleza, fuera de los núcleos urbanos, confiados en que el fuego no les afectará.

Pero como dije, el fuego es parte del ciclo ecológico. El fuego renueva el bosque y muchos árboles necesitan arder para mantenerse a si mismos.

Así que el servicio forestal creado para cultivar y patrullar las reservas naturales del oeste, se ha convertido en un servicio bomberos. Gastan la mitad de su presupuesto en helicópteros, tractores y financiación para los campamentos temporales de bomberos.

Lo importante es la vida

El servicio forestal ha perdido a muchos hombres en su lucha para salvar del fuego las casas de verano de la gente. Es por eso que decidieron no hacerlo más y llegaron a escribir un manual de lucha contra el fuego en el que se dice que lo mas importante es salvar vidas. Las casas son la última prioridad.

Bomberos combates los incendios
El servicio forestal ha perdido a muchos hombres para salvar del fuego las casas.
Pero desde entonces han seguido muriendo gente.

Casi siempre es el mismo escenario. Alguien hace algo heroico. En el exámen posterior, el jefe de la patrulla dice que el incendio era más grande, mas ardiente y rápido de lo que cualquiera pudiera esperar.

Afirman que el fuego no era normal pero, ¿qué es normal?

En el oeste parece que una temporada de incendios normal dura casi medio año, con las casas en medio. Porque la naturaleza, especialmente en los cambios de humor, no respeta los límites de una ciudad.


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen