Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 22 de octubre de 2007 - 10:18 GMT
Es la economía, che...
Max Seitz
Max Seitz
BBC Mundo, Buenos Aires

Si para los políticos la economía es sólo uno de los tantos temas de la campaña para las elecciones presidenciales del 28 de octubre, para la mayoría de los argentinos parece ser un asunto excluyente.

Argentinos de bajos recursos reciben comida gratuita
El tema de la inflación genera mucha sensibilidad en Argentina.

Y al hablar de economía, hoy se habla fundamentalmente de inflación.

Es que en los últimos meses se han registrado aumentos considerables en los precios de los alimentos básicos, y las quejas de los consumidores se han vuelto frecuentes en los pasillos de los mercados.

Éste es un tema sensible en Argentina. Muchos aún recuerdan la hiperinflación de fines de la década de los años 80, cuando los pesos valían cada día menos y los ahorros se evaporaban rápidamente.

Este será, también, "uno de los mayores desafíos que deberá enfrentar Cristina Fernández (la candidata oficialista y favorita en las encuestas) en caso de ganar las elecciones", dice a BBC Mundo el consultor Felipe Noguera.

Para despejar los fantasmas de la hiperinflación, el presidente Néstor Kirchner ha impulsado negociaciones con supermercados y productores, con el fin de mantener los precios bajos.

Cifras conflictivas

Economista Alan Cibils
Si al gobierno no le gusta lo que dicen las cifras, simplemente las modifica.
Alan Cibils, economista

Pero esta estrategia parece tener límites: los analistas afirman que una inflación alta es inevitable en una economía como la Argentina, que crece a un ritmo anual del 8%.

De pronto comenzaron a percibirse fuertes discrepancias entre las cifras que publica el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), por un lado, y la percepción del público y los analistas independientes, por el otro.

"Los datos sobre inflación han sido manipulados desde enero, cuando Kirchner decidió intervenir el INDEC y desplazar a varios de sus técnicos", comenta a BBC Mundo el economista Alan Cibils.

"Si al gobierno no le gusta lo que dicen las cifras, simplemente las modifica. Hoy ningún crítico, sea de derecha o izquierda, cree lo que está diciendo ese organismo que, además de la inflación, mide la pobreza".

Con él coinciden los mismos trabajadores del INDEC, que regularmente se manifiestan en Buenos Aires contra lo que consideran una interferencia del gobierno en sus tareas.

Interferencia oficial

El líder sindical Daniel Fazio dice a BBC Mundo: "Estamos defendiendo nuestra forma de trabajo. Nosotros utilizamos métodos reconocidos internacionalmente y ellos los están manipulando".

Cristina Fernández y Néstor Kirchner
Los logros macroeconómicos del gobierno representan una de las cartas más importantes de la candidatura de Cristina Fernández.

Sin embargo, el gobierno niega estas acusaciones. Para el INDEC, la inflación fue del 9% en el último año, mientras que para los economistas independientes fue mucho mayor.

Esta controversia, que ha ocupado buena parte de la campaña electoral, parece haber ensombrecido los logros del gobierno en materia económica.

En 2001 Argentina sufría una de las peores crisis de sus historia. Declaraba la moratoria de pagos de su deuda externa y congelaba los ahorros, mientras miles de empresas quebraban y la mitad de la población se deslizaba bajo la línea de pobreza.

Pero hoy todo esto parece un recuerdo lejano. La administración de Kirchner logró pagar la deuda al Fondo Monetario Internacional, impulsar el crecimiento, tener superávit fiscal y reducir la pobreza y el desempleo.

Desafíos y deudas

Por eso no sorprende que su esposa sea, según las encuestas, la favorita para reemplazarlo luego de las elecciones.

Hay dos deudas de carácter social. Una es seguir combatiendo la pobreza [...] La otra es mejorar la distribución de la riqueza
Sin embargo, los analistas afirman que para mantener el ritmo actual de crecimiento, el próximo gobierno deberá atraer inversiones de largo plazo, sobre todo en infraestructura energética.

Esta necesidad quedó en evidencia durante el invierno, cuando la administración de Kirchner debió recortar los suministros de gas natural a la industria con el fin de garantizar la provisión para calefacciones hogareñas.

"Detener las fábricas es algo que puede afectar el ritmo de crecimiento. Por eso, solucionar el problema energético será algo que no podrá eludir quien esté al mando del país en los próximos cuatro años", afirma Cibils.

Finalmente, hay dos deudas de carácter social. Una es seguir combatiendo la pobreza, que actualmente abarca al 34% de la población. La otra es mejorar la distribución de la riqueza: en Argentina el 10% más pobre tiene un ingreso 30 veces menor que el 10% más rico, según cifras del INDEC.

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen