Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 22 de octubre de 2007 - 09:02 GMT
Cristina, entre Hillary y Evita
MM
Martín Murphy
BBC Mundo

Uno de los clichés más repetidos de estas elecciones en Argentina, al menos en la prensa internacional, ha sido la comparación entre Cristina Fernández de Kirchner y Hillary Rhodam Clinton.

Cristina Fernández de Kirchner y Hilary Rhodam Clinton
Los medios internacionales son los que más han insistido en la comparación.
El semanario estadounidense Time incluso llegó a presentar a la señora Fernández de Kirchner como la "Hillary Clinton latina".

Lo llamativo del caso es que muchos también comparan a la señora Fernández de Kirchner con Evita, y uno no puede dejar de preguntarse si Hillary Clinton no será entonces la "Evita estadounidense".

Más allá de este último disparate (imagínense a Hillary Clinton arengando a las masas desde el balcón de la Casa Blanca), existen algunos paralelismos entre la primera dama argentina y la ex primera dama de Estados Unidos.

Tras el paso de sus maridos

Ambas conocieron a sus respectivos maridos en la universidad y los vieron convertirse primero en gobernadores y luego en presidentes.

Ambas son actualmente senadoras y se destacan por su poder de oratoria.

Y las dos comparten ideas que podrían calificarse, utilizando una definición amplia de un término de por sí laxo, de centro izquierda.

No creo que se hablaría de la señora Fernández de Kirchner como la "Hillary Clinton latina" si la ex primera dama estadounidense perteneciera al Partido Republicano.

Diferencias

Nestor Kirchner y BIll Clinton.
Ambos esposos apoyan las candidaturas de ellas, pero las diferencias también son grandes.
Pero si uno hace dos listas, una con las similitudes entre las dos candidatas y otra con sus diferencias, verá, o al menos eso me ocurrió a mí, que la segunda lista supera a la primera.

Hillary Clinton todavía ni siquiera ha ganado la nominación de su partido para la elección presidencial, mientras que la señora Fernández de Kirchner fue seleccionada a dedo de un día para otro.

Hillary Clinton ha tenido que presentar y defender en público sus ideas y sin duda lo seguirá haciendo hasta que los votantes la elijan o le digan basta.

Uno de los puntos que más se le critica a la primera dama y senadora argentina es que no sólo no ha debatido con los demás candidatos, sino que tampoco ha presentado un plan de gobierno ni propuestas concretas.

Defensa vs. ataque

Alguien podría decir que la señora Fernández de Kirchner no precisa debatir porque, según la mayoría de las encuestas, está cómodamente adelante en la intención de voto del electorado, y que son muy pocos los candidatos que se prestan a un debate cuando creen que va a ganar.

Esta ventaja se debe a que ella representa la continuidad de un modelo que, nuevamente según las encuestas, está bien visto por la mayoría de los argentinos.

Hillary Clinton no basa sus propuestas en la continuidad del actual modelo, sino todo lo contrario.

Esto puede ser un punto a favor para ella, porque en política suele ser más fácil atacar que defender, pero por otro lado no goza del empuje que Kirchner le ha dado a su esposa y se ve obligada a luchar por cada voto.

Personalidades

La primera dama argentina tiene fama de ser muy combativa [...] pero no quiere decir que Hilary Clinton sea un cordero sumiso
Y por último está la cuestión del estilo y la personalidad de las dos candidatas.

La señora Fernández de Kirchner ha dedicado tanto o más tiempo a pulir su imagen internacional que a la caza de votos en su país, mientras que la señora Clinton le ha dedicado todo su tiempo al electorado local.

Pero sin duda es el tema de la personalidad lo que más diferencia a las personas, y el caso de Cristina Fernández de Kirchner y Hillary Clinton no es una excepción.

La primera dama argentina tiene fama de ser muy combativa, una mujer sin pelos en la lengua, que no se calla cuando está en desacuerdo con algo.

Esto no quiere decir que Hillary Clinton sea un cordero sumiso, al fin y al cabo tiene buenas posibilidades de convertirse en la persona más poderosa del mundo.

Pero me pregunto cómo hubiera reaccionado la señora Fernández de Kirchner ante un escándalo como el de Mónica Lewinsky.

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen