Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 7 de julio de 2006 - 20:26 GMT
¿Qué dicen las autoridades?
En los países latinoamericanos, las empleadas domésticas tienen menos derechos que el resto de los trabajadores. ¿Por qué? La BBC se lo preguntó a representantes de instituciones gubernamentales de Argentina, Chile y México.

Para ver sus respuestas haga clic en los vínculos publicados a continuación.





Sergio Rufail, subdirector general de AFIP (Argentina)

Según estadísticas del Indec, que es el Instituto de Estadísticas y Censos de Argentina, en el país hay aproximadamente 900 mil domésticas, de las cuales sólo el 5% estaba regularizado a finales de 2005.

Sergio Rufail
Buscamos crear conciencia de que esta relación de trabajo es necesario formalizarla, porque hay un ciudadano que está al margen del sistema, que no tiene salud, no tiene jubilación, no tiene ningún derecho ni lo puede ejercer
Precisamente en los últimos meses del año pasado, la AFIP inició una campaña que consiste en otorgar un incentivo para que los dadores de trabajo "blanqueen" o regularicen la relación con el servicio doméstico -de manera que éste pueda acceder a beneficios de salud y previsión- y el costo de ese blanqueo puedan deducirlo de sus impuestos a las ganancias.

Eso va acompañado de un plan comunicacional, que creo que es mucho más importante, porque busca crear conciencia de que esta relación de trabajo es necesario formalizarla, porque hay un ciudadano que está al margen del sistema, que no tiene salud, no tiene jubilación, no tiene ningún derecho ni lo puede ejercer, por qué, por el alto grado de informalidad que tiene este sector.

En los primeros dos o tres meses, 40 mil nuevas domésticas fueron regularizadas, lo cual ya habla de un buen signo, de una recuperación importante. Sigue siendo alrededor del 10% del total, pero hemos casi duplicado la cantidad de empleadas regularizadas.

Nuestra voluntad es que ojalá podamos llegar a regularizar todo el empleo, porque en definitiva estamos convencidos de que la formalidad es lo que va a hacer crecer al país; no simplemente la recaudación. Porque hablar de formalidad no es sólo subir la cantidad de impuestos y juntar más dinero; es hablar de dignidad en el trabajo, acceso, de que todos tengamos la misma posibilidad de interactuar.

Y con eso me refiero a que alguien que está formal puede aspirar a tener una cuenta bancaria, puede aspirar a sacar un préstamo, a incrementar su actividad y a tener objetivos de crecimiento. A eso es a lo que estamos apuntando.


Patricia Silva, directora nacional del Trabajo (Chile)

A partir del retorno a la democracia en Chile, los avances en el marco de las trabajadoras de casa particular -que es la denominación que se usa legalmente en Chile- han sido sustantivos, considerando que antes, en el período dictatorial, no había regulación.

Patricia Silva
Todavía tenemos un desafío como país para efecto de poder asimilarlo al ingreso mínimo general, porque ellas tienen un ingreso mínimo menor al de los trabajadores en general

Hoy las trabajadoras de casa particular tienen jornadas mínimas de descanso establecidas en la ley, incluso cuentan con una indemnización a todo evento si termina el contrato laboral, que es de cargo de empleador.

Además tienen fuero maternal, lo que implica sin duda una mejora sustantiva dentro del marco de sus condiciones laborales.

También reciben un ingreso mínimo, que tampoco estaba; si bien es cierto que todavía tenemos ahí un desafío como país para efecto de poder asimilarlo al ingreso mínimo general, porque ellas tienen un ingreso mínimo menor al de los trabajadores en general. Tenemos un desafío como país, pero sí hemos avanzado en forma sustantiva al respecto.


Dolores Unzueta

Yo creo que los derechos de las trabajadoras del hogar no se respetan por varios motivos.

La ley que existe no es suficiente. Ha habido muchas organizaciones civiles y del movimiento de mujeres en México que han estado impulsando las modificaciones legales, pero no se ha podido realizar por muchas razones.

Dolores Unzueta
La Inspección del Trabajo no puede entrar a casas de terceros porque no no se trata de empresas y la inspección del trabajo funciona exclusivamente para las empresas


Y una de ellas, básicamente, es que los sindicatos, como organismos de defensa de los intereses de los trabajadores, no quieren que se toque la Ley Federal del Trabajo, porque se piensa que más bien va a ser para quitar derechos que ya están conquistados.

Por otra parte, hay un problema de fiscalización. La Inspección del Trabajo no puede entrar a casas de terceros porque no no se trata de empresas y la inspección del trabajo funciona exclusivamente para las empresas.

Entonces, la relación laboral depende en general de las condiciones de trabajo que ofrecen los propios empleadores, que muchas veces prefieren negociar y darles para el médico, por ejemplo, y no contratarles un servicio de seguridad social.

Desde hace unos cinco años se ha comenzado a hablar en México de manera muy fuerte sobre los derechos de las empleadas, pero es una población tan amplia que no todas logran ni siquiera conocer la información de lo que se está discutiendo.

Y lo que pasa es que cuando las trabajadoras empiezan a exigir sus derechos, muchas son despedidas inmediatamente, sin tener la oportunidad de negociar de manera más amplia lo que les corresponde.

Y por distintas razones, la tasa de denuncias es muy baja, pero que los abusos no se denuncien no quiere decir que no existan.





 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen