Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 7 de julio de 2006 - 20:24 GMT
"Son más vulnerables"
Empleadas peruanas en la Plaza de Armas de Santiago

Desde mediados de la década de 1990 el número de migrantes peruanos a Chile ha aumentado en forma significativa y varios lectores de BBC Mundo nos habían pedido que escribiéramos sobre la situación en que vivían las empleadas domésticas de Perú que están trabajando en casas chilenas.

La socióloga Carolina Stefoni, experta en temas de migración, también se interesó en el tema y con apoyo de la Organización Internacional del trabajo (OIT) realizó en 2005 una investigación sobre migrantes, género y trabajo doméstico en Chile.

Carolina Stefoni
Carolina Stefoni estudió la realidad de las migrantes peruanas en Chile.

En la siguiente entrevista comparte con los lectores de BBC Mundo los principales hallazgos del estudio.

También los invitamos a conocer a las propias migrantes haciendo clic en el vínculo que aparece debajo de la fotografía.


¿Cuán importante es el fenómeno del servicio doméstico peruano en Chile?

Bueno, lo que había ocurrido históricamente en Chile es que eran las mujeres del campo las que llegaban a trabajar en empleo doméstico, sobre todo puertas adentro.

Pero en el último tiempo las mujeres chilenas han ido transitando hacia el trabajo puertas afuera, porque tienen ganas de tener una vida y de tener familia.

Distancia
Una de las cosas más complicadas que enfrentan es el hecho de que generalmente se vienen sin sus familias, sin sus hijos. Es un tema que las afecta hasta lo más profundo y que dificulta mucho su integración, porque les cuesta hacer el trabajo de buena gana pues están con la cabeza puesta en lo que están haciendo sus hijos en Perú.

Y es ahí donde entran las mujeres peruanas. Son ellas las que ahora se están concentrando en el trabajo puertas adentro, porque les resulta más atractivo económicamente, ya que no tienen que pagar arriendo ni comida y pueden ahorrar mucho más dinero para mandarlo a su país de origen.

Desde 1995, la migración peruana ha aumentado en alrededor del 300% y están localizándose fuertemente en el trabajo doméstico. En términos numéricos, siguen siendo cifras bajas, pero proporcionalmente es un hecho importante.

¿Y cómo describiría la situación en que viven en Chile?

Una de las cosas más complicadas que enfrentan es el hecho de que generalmente se vienen sin sus familias, sin sus hijos. Es un tema que las afecta hasta lo más profundo y que dificulta mucho su integración a la sociedad chilena, porque les cuesta hacer el trabajo de buena gana pues están con la cabeza puesta en lo que están haciendo sus hijos en Perú.

Entonces hay un nivel de estrés y depresión enorme. Hay mujeres que no lo resisten y se devuelven. La división de la familia las pone en una posición de fragilidad mental muy grande.

¿Pero se podría decir que están en una posición de mayor vulnerabilidad respecto de las chilenas, por ejemplo?

Hay varios puntos que hacen que su trabajo sea mucho más precario y se preste también para más abusos, porque las empleadoras saben que son mujeres desesperadas por trabajar y en esas condiciones ofrecen lo mínimo y saben que lo van a aceptar.

Dos trabajadoras peruanas en el centro de Santiago
Los domingos las trabajadoras peruanas se reúnen en el centro de Santiago.

Hay muchos aspectos. Por ejemplo, está el tema de las salidas, de los permisos para las mujeres migrantes. Hubo varios casos en que se detectaron abiertos abusos de empleadores que le decían a la mujer "bueno, tú ni salgas, tú no te preocupes, te puedes quedar acá hasta el domingo". Y como las niñas al principio no conocen a nadie, no saben qué hacer.

Nos encontramos con una chica que llegó de la selva peruana y estuvo tres meses en un trabajo sin salir ni poder comunicarse con su familia para decirles dónde estaba, porque ella se había venido medio escondida.

También está el asunto de la ausencia de redes. El trabajo doméstico, sobre todo de casa particular, no tiene compañeros de trabajo. Entonces es muy difícil el proceso de aprender cuáles son los derechos, cuáles son las leyes, cuáles son los pasos que tienen que hacer para regularizar su situación, porque están mucho más aisladas que el resto de los migrantes y que el resto de las mujeres chilenas que trabajan en ese sector.

Salidas
Nos encontramos con una chica que llegó de la selva peruana y estuvo tres meses en un trabajo sin salir ni poder comunicarse con su familia
Pese a eso, yo te diría que hay que tener también cuidado de no victimizarlas tanto. Pese a que enfrentan un momento en la vida y un tipo de trabajo muy difícil, de alguna manera logran encontrar ciertas estrategias que les permiten sobrevivir en Chile y arreglárselas.

Y lo que encontramos que es muy bueno es que en Chile la visa de trabajo está asociada a un contrato de trabajo, o sea tienes que mostrar un contrato para poder optar a la visa temporal. Y eso las migrantes peruanas lo saben, es una de las primeras cosas que aprenden, entonces exigen el contrato. Y eso les sirve de eventual protección.

¿Cuál es el perfil de las trabajadoras domésticas peruanas en Chile?

En términos generales, la migración que llega a Chile viene del norte de Perú, de ciudades como Trujillo, Chiclayo y Chimbote. No es la migración de Lima. Los limeños, que tienen mayor nivel educacional, tienden a irse a España.

Ahora, si uno ve dentro del trabajo doméstico, el promedio de años de escolaridad de las mujeres peruanas es mucho más alto que el promedio de escolaridad de las mujeres chilenas. Son mujeres mucho más capacitadas. Estamos hablando incluso de mujeres que tienen más de diez años de educación, o sea, ya han terminado toda la educación básica y secundaria.

Local peruano en Santiago
Comercio peruano en el centro de Santiago: la migración ha cambiado la fisonomía de la ciudad.
Claro que ese mayor educación no se traduce necesariamente en mejores empleos, pero sí les permite encontrar trabajos dentro de casas de mejor nivel económico, donde les empiezan a hacer más exigencias: tienen que ayudar a los niños con las tareas, e ir al supermercado, en el fondo hacerse cargo de toda la casa.

Entonces, esas empleadoras van a querer una persona que tenga algún estudio o que haya sido profesora, enfermera y en ese contexto las mujeres peruanas entran más fácil. Tienen más ventajas que las chilenas.

¿Y ellas a pesar de que tienen mayor educación optan por ese empleo porque vienen saliendo de sus países donde las condiciones son peores?

No, yo diría que terminan en eso porque hay muy pocos mecanismos para que ellas puedan salir de ese trabajo.

Primero que nada hay todo un tema con la convalidación de títulos, que es caro, engorroso y es lento, es muy difícil.

Otro tema es que el sueldo muchas veces es mucho más atractivo y tentador que el sueldo que puede tener una secretaria, por ejemplo. Si uno revisa las estadísticas, las mujeres peruanas se concentran en los barrios más ricos, porque ahí los sueldos obviamente son mejores.

De hecho, en esos sectores pueden ganar 300 o 400 dólares. Y ese sueldo no lo va a tener cualquier secretaria. No en Chile al menos. Eso les permite ahorrar mucho más dinero.

¿Cuánto del dinero que ganan envían a sus países?

En el primer momento, cuando se vienen solas, todo el esfuerzo que hacen de trabajar acá lo mandan para Perú: si ganan 400 dólares son capaces de mandar 300 a Perú. Todo lo que puedan mandar lo mandan. Viven acá en Chile con 100 dólares o incluso menos. Toda estrategia de ahorro es válida y les sirve.

Consecuencias
La madren ausente necesariamente tiene que tener un impacto en el desarrollo de los niños. Y eso es un costo de la migración que hoy en día nadie asume y al final lo va a tener que asumir el país de origen
Pero para eso cuando tienen días de salida se exponen a vivir en condiciones de precariedad total. Ahí se reproduce exactamente lo que vemos en Italia, en España y en todos los países adonde llega un gran contingente de migrantes: están las camas calientes, el hacinamiento, cuatro, cinco o seis personas arriendan unos cubículos mínimos donde viven cuando tienen días libres, sin agua ni luz. Son unas condiciones tremendas, insalubres.

También está el conflicto que les produce no saber si en Perú los abuelos o el marido están gastando ese dinero en forma responsable.

En muchos casos llegan allá y resulta que los niños están igual sin zapatos o sin los útiles para el colegio; entonces, es un doble sufrimiento, porque se sacrifican para venir a Chile a trabajar y ven que allá lo que se supone que están haciendo no da resultados y además complejiza mucho la relación con los hijos, porque al final la mamá se ve como alguien que simplemente manda plata.

Ése es un tema tremendamente delicado, porque los niños que crecen de alguna manera sin la mamá. Surgen nuevas personas dentro de su formación -los abuelos, qué sé yo-, pero el hecho de la madren ausente, necesariamente tiene que tener un impacto en el desarrollo de los niños. Y eso es un costo de la migración que hoy en día nadie asume y al final lo va a tener que asumir el país de origen.

Respecto de los empleadores, se habla mucho de los prejuicios de los chilenos con las nanas peruanas ¿qué información arrojó el estudio?

Yo te diría que hay de todo, es decir, pese a que hay cierta valoración de elementos positivos, como la forma en que cocinan y el buen español que hablan, en un contexto mayor hay un tema de discriminación.

Respuestas
Algunos empleadores que nos respondían que las mujeres peruanas tienen una actitud de nana, más servicial. O sea, se está privilegiando precisamente esa actitud, que permite que de alguna sea más fácil dominarlas

De alguna manera se asume que se les puede explotar más que a las chilenas. Tanto así que entrevistamos algunos empleadores que nos respondían que las mujeres peruanas tienen una actitud de nana, más servicial. O sea, se está privilegiando precisamente esa actitud, que permite que de alguna sea más fácil dominarlas.

Muchos reconocieron que prefieren que ojalá la mujer tenga a los hijos en Perú, porque así trabajan más y más para poder mandar más dinero.

Ahora, hay otros casos de empleadores que las tratan bien, les hacen el contrato por el monto que tienen que hacer, las ayudan a que traigan a los hijos y generan las mejores condiciones posibles para ellas.

Pero en términos generales te diría que es un tema en que se gatillan todos los prejuicios históricos y culturales que puede haber hacia los peruanos. Y el tema de la discriminación es uno de los elementos que se suma en la construcción de la explotación que vemos.





 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen