Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 7 de agosto de 2006 - 10:42 GMT
Argentina: guardias superpobladas
Rosario Gabino.
Rosario Gabino
Buenos Aires

Ingreso a guardia de hospital.
Los hospitales de la ciudad de Buenos Aires reciben pacientes de otros distritos y de otros países.
En los últimos diez años, las consultas a las guardias de los 33 hospitales públicos de la ciudad de Buenos Aires crecieron un 77%.

Vale la pena aclarar que en Argentina el servicio de salud pública es totalmente gratuito y disponible para personas de cualquier nacionalidad, tanto legales como indocumentados.

En el sistema de salud argentino también existen las obras sociales -seguros médicos provistos por los sindicatos o los gobiernos provinciales, cuyos beneficiarios son trabajadores en situación de dependencia- y proveedores de salud prepaga (privados), generalmente de mayor calidad.

Según dijeron a la BBC fuentes del Ministerio de Salud argentino, unos 21 millones de argentinos tienen obra social y alrededor de 2 millones gozan de servicios prepagos. Esto significa que casi la mitad del país no tiene cobertura médica, más allá de la provista por el servicio de salud pública.

Además, desde hace unos años, cada vez más gente consulta a las guardias del sistema público, y esto hace que los servicios de emergencia colapsen.

Muchos que antes podían tener prepaga, actualmente no llegan y entonces la clase media tiene que recurrir al hospital público
Dr. David Brodschi, jefe Departamento de Emergencias Hosp. Argerich
Tal es el caso de la guardia del Hospital Argerich, la más concurrida de la ciudad. Cada día el Servicio de Emergencia de este hospital público recibe unas 1.500 consultas, que deben ser atendidas por un plantel de sólo 70 médicos.

Si sacamos cuentas, es evidente que el servicio no da abasto. Y este hospital no es un caso aislado, sino que se trata de un fenómeno generalizado.

Causas del colapso

La pregunta es: ¿por qué ha crecido tanto la cantidad de visitas a las guardias de los hospitales públicos?

El doctor David Brodschi, jefe del Departamento de Emergencias del Hospital Argerich, explicó a BBC Mundo que "sobre todo en los últimos cuatro o cinco años, luego de la crisis, con el problema de la desocupación, la gente no tiene obras sociales."

Cuadro sobre distribución de la salud en Argentina:  54% obras sociales; 41% sistema público; 5% seguros privados (prepagas).

"Muchos que antes podían tener prepaga, actualmente no llegan y entonces la clase media tiene que recurrir al hospital público."

Otras de las razones son "la excelencia de los servicios que presta el hospital público en Buenos Aires", y que "mucha gente que vive afuera pero trabaja en la Capital."

También muchas personas -cada vez más- acuden a la guardia para tratar dolencias que en realidad no son urgencias, pues quieren evitar las largas demoras que genera pedir cita con un médico de la especialidad correspondiente.

De todas maneras, el médico entrevistado aclaró a la BBC que la demanda aumentó no solamente en las guardias sino en todo el servicio de salud.

El exceso de consultas también hace que colapse el servicio de enfermería. El doctor Brodschi señaló a la BBC que, sólo en su hospital, hacen falta 300 enfermeras más.

Capital vs. provincia

Otra importante causa del aumento de la demanda en las guardias porteñas es que "viene muchísima gente del conurbano de Buenos Aires (como se le llama al cordón que rodea a la Capital Federal) que no se siente contenida en su provincia", según explicó el doctor Brodshi.

"La tecnología con la que cuentan los hospitales de la ciudad de Buenos Aires siempre ha sido mayor. Además, el conurbano no está organizado desde el punto de vista de la salud para atender a tanta gente".

A pesar de las carencias que tienen los hospitales, los médicos aquí son muy buenos. Yo antes tenía obra social pero ahora no, porque trabajo 'en negro' y tengo que recurrir al hospital público
Gabriela, paciente
El tema del conurbano no es menor: un 48% de las visitas a la guardia del Hospital Argerich son de habitantes de esa zona que, en muchos casos, recorren largas distancias para atenderse en los hospitales públicos capitalinos, como comprobó la BBC en un breve recorrido.

Gabriela, una joven de la localidad de Berazategui que esperaba en la guardia del Hospital Argerich, dijo a la BBC: "vengo desde lejos porque este es un buen hospital. Los hospitales de las afueras están más pobres, no atienden tan bien como en la Capital."

"Hay muy buenos profesionales. A pesar de las carencias que tienen los hospitales, los médicos aquí son muy buenos. Yo antes tenía obra social pero ahora no, porque trabajo 'en negro' y tengo que recurrir al hospital público".

Teresa, una señora que padece de una hernia, explicó: "vengo desde San Francisco Solano. Hasta aquí tengo una hora y media de viaje, salí de mi casa a las cuatro de la mañana, pero prefiero venir hasta acá toda la vida porque hay mejor atención."

"Acá me siento más tranquila. En Solano no hay buena atención, te atienden así nomás y te mandan a tu casa. No hay camas..."

"Un mito"

Sin embargo Claudio Mate, ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires -territorio que no incluye a la ciudad de Buenos Aires, que es autónoma- explicó a la BBC que la búsqueda de mejor calidad en la capital es un "mito".

Yo soy de la zona del hospital y no hay camas ni para mí ni para mi mamá
Carlos, vecino del hospital
Mate aseguró que la calidad de los hospitales del conurbano no es menor a la de la ciudad de Buenos Aires, y atribuyó el gran volumen de pacientes de la provincia que se atienden en la Capital a que unos tres millones de personas que viven en el conurbano trabajan en esta ciudad, y por eso eligen atenderse en ella.

También destacó que el sistema de transporte, centralizado en la Capital Federal, hace que mucha gente prefiera viajar a esta urbe antes que a los hospitales de su propia provincia, por una cuestión de practicidad.

De aquí, de allá...

Pero no sólo de las afueras de la ciudad viene la gente a atenderse a la Capital, sino también de otras provincias y de países vecinos.

Pacientes esperan en la puerta de entrada de la guardia de un hospital, mientras otros salen.
Por las largas esperas, algunos llevan sus propias sillas a la sala de guardia.
Loyda Domínguez, una joven paraguaya, explicó a BBC Mundo que directamente vino a vivir a Argentina para tratar su enfermedad, que es "prácticamente un cáncer". "Por suerte aquí me atienden muy bien, en Paraguay tendría que pagar muchísimo y acá es gratis."

Pero no todos están de acuerdo con esta amplia accesibilidad. Un ejemplo es Carlos, un vecino del Hospital Argerich que se acercó enojado al micrófono de BBC Mundo y protestó: "yo soy de la zona del hospital y no hay camas ni para mí ni para mi mamá".

"Acá hay gente que viene de la provincia y del exterior. Viene gente de Paraguay, de Bolivia y Perú. Incluso vienen a hacer 'tours hospitalarios'. ¡Hay gente que viene de Perú para tener hijos en Argentina!"

"En Bolivia la gente paga hospitales y acá no los pagan, y se viene a atender acá. No estoy en contra de los inmigrantes, pero el sistema hospitalario tiene que ser, primero, para la gente de la zona."

Mas allá de que esto pueda molestar a algunos, la gente viene de otros países porque el servicio de salud pública de Argentina, en especial de Buenos Aires, es uno de los mejores y más accesibles de la región, como resumió el Dr. Brodschi:

"En Latinoamérica debe ser uno de los mejores, por lo menos respecto a la accesibilidad que tienen los pacientes y por la forma gratuita. Hay muchos países de Latinoamérica donde se trata al que tiene dinero, y al que no..."

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen