Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 18 de septiembre de 2006 - 11:03 GMT
Seguridad privada: riesgo y ganancia
JA
Javier Aparisi
BBC Mundo, Miami

Arriesgarse el cuello en Irak puede ser una actividad muy lucrativa para quienes trabajan en el sector de la seguridad privada.

Guardia privado
¿Primer conflicto privatizado en la historia de Estados Unidos?
Según expertos en el tema, la mitad de los que trabajan en seguridad privada son iraquíes, el resto provienen de Estados Unidos, el Reino Unido, Turquía y varios otros países.

Entre los latinoamericanos, hay muchos de Colombia, Perú, El Salvador y Honduras.

Algunos han calificado la guerra en Irak como el primer conflicto privatizado en la historia de Estados Unidos, pero hay quienes discrepan de esa calificación.

"El sector privado ha sido parte de la seguridad de nuestra nación desde la Guerra Revolucionaria. El sector privado ha participado en todos los conflictos", señaló a BBC Mundo el vicepresidente de iniciativas estratégicas de la firma Blackwater U.S.A., Chris Taylor.

Los colombianos han sido excepcionales con su profesionalismo. Están trabajando en servicios de vigilancia estática en varias instalaciones
Chris Taylor, Blackwater U.S.A.

En entrevista telefónica desde Mohok, Carolina del Norte, Taylor citó el ejemplo del caso de la marina mercante durante la Segunda Guerra Mundial y la decisión del presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt de vender cazas P-40 a China y permitir que pilotos del sector privado volaran en esas aeronaves.

Se calcula que Blackwater genera US$1.000 millones al año en ingresos; sin embargo, su volumen de negocios es pequeño en comparación con KBR, una subsidiaria en el mismo sector de la petrolera Halliburton, la empresa que encabezó Dick Cheney antes de asumir la vicepresidencia de Estados Unidos.

En números

"Hay miles de contratistas civiles estadounidenses trabajando en Irak. Algunos manejan cifras de hasta 50.000. Sin embargo si tomamos en cuenta que la mitad de los contratistas son iraquíes y le restamos los nacionales de terceros países como Fiji, Nepal, Honduras y Colombia, serían entre 6.000 y 8.000", le dijo a BBC Mundo el portavoz de la organización Asociación de Operaciones de Paz Internacionales, Doug Brooks, en Washington.

Guardia privado
La seguridad privada en una zona de conflicto tiene su jerarquía.
La asociación representa a 25 empresas que trabajan en conflictos internacionales, en su mayoría como proveedores de servicios de logística.

Ninguna fuente consultada por BBC Mundo pudo o quiso aventurar una cifra de cuántos contratistas latinoamericanos podría haber en Irak, pero muchos parecen gozar de alta estima entre sus empleadores.

"Los colombianos han sido excepcionales con su profesionalismo. Están trabajando en servicios de vigilancia estática en varias instalaciones", señaló Taylor.

Salario

El campo de la seguridad privada en una zona de conflicto como Irak tiene su jerarquía.

Los ex miembros de fuerzas de seguridad de países occidentales como Estados Unidos y Reino Unido suelen ser los mejor pagados porque se desempeñan en tareas de escolta de personalidades de alto rango.

Al comienzo de la guerra en 2003 la tarifa promedio giraba en torno de US$650 a US$700 por día. Eso probablemente ha bajado a unos US$350 por día debido a la competencia
Doug Brooks, Asociación de Operaciones de Paz Internacionales

"Al comienzo de la guerra en 2003 la tarifa promedio giraba en torno de US$650 A US$700 por día. Eso probablemente ha bajado a unos US$350 por día debido a la competencia", dijo Brooks.

En cuanto a los colombianos que trabajan para Blackwater el experto calcula que estarían ganando entre tres a cinco veces más de un salario normal en su país.

Un ex policía colombiano le dijo a BBC Mundo desde Bogotá que un agente de las fuerzas de élite de la policía nacional colombiana gana en torno de US$750 por mes.

¿James Bonds?

Iraqui herido observa un vehículo usado como carro bomba
Los riesgos no parecen haber desalentado a candidatos latinoamericanos.
"Esto tiene que ver con la eficacia del gasto. ¿Realmente hace falta contratar a James Bond para vigilar un portón?", se pregunta Brooks, quien trabaja en Washington.

Según el representante de la asociación de empresas contratistas, solamente una pequeña parte de los US$20.000 a US$30.000 millones en contratos civiles con el gobierno estadounidense en Irak tienen que ver con seguridad privada.

El presidente salvadoreño, Antonio Elías Saca, recientemente señaló a BBC Mundo que además de los casi 500 soldados del Batallón Cuzcatlán, existe un número indeterminado de nacionales de su país trabajando como civiles en Irak.

"Hay otros que ya son particulares, que han decidido trabajar en la construcción especialmente de obras humanitarias. De esas personas no es responsable el gobierno de El Salvador porque viajan por su cuenta y riesgo", dijo Saca.

Un portal de Internet no gubernamental (http://icasualties.org/oif/) estima que desde 2003 han muerto 350 contratistas en Irak.

Mena y Arias Duque

Ahí figuran los casos de dos latinoamericanos.

Señal de Pare
Hay guardias privados de países como Fiji, Nepal, Honduras y Colombia.
El paramédico hondureño José Mauricio Mena murió a los 23 años en una emboscada en noviembre de 2004 mientras trabajaba para DynCorp.

El colombiano Jorge Arias Duque, un contratista de seguridad privada de KBR, murió en circunstancias similares un año antes en un ataque en Balad, a dos kilómetros de un campamento militar.

Taylor señaló que en el caso de Blackwater, cuyos contratos se renuevan cada seis meses, los empleados están cubiertos por seguros de vida y la empresa se hace cargo de la repatriación de sus restos si mueren en el cumplimiento de sus tareas.

La escasez de personal voluntario le ha dejado poco margen de maniobra a dirigentes políticos, temerosos de las repercusiones de restablecer la conscripción obligatoria suspendida en 1973 al final de la Guerra de Vietnam.

Misión a futuro

En Irak ese fenómeno se ha destacado aún más por el hecho de que el gobierno estadounidense libra una guerra con un despliegue de fuerzas voluntarias de unos 130.000 efectivos.

En varias ocasiones el ejército ya extendió forzosamente los contratos de servicio de su personal voluntario mientras el Cuerpo de Infantes de Marina recientemente convocó a reservistas que hace poco habían terminado de cumplir con sus períodos de servicio.

Dentro de ese contexto el trabajo de los contratistas privados se ve como un apoyo a las fuerzas militares estadounidenses, los que así no tienen que hacer tareas como la vigilancia de instalaciones.

Todo indica que ellos seguirán desempeñando un papel cada vez más importante en el futuro, pero en el interín todavía quedan por resolverse cuestiones como la precisión de las obligaciones y los derechos de contratistas que actúan bajo un complejo marco legal.

NOTAS RELACIONADAS
Guerras cada vez más privatizadas
27 04 06 |  Internacional
Irak: ¿seguridad privada o mercenarios?
24 08 05 |  Internacional
La guerra privada de Irak
23 08 05 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen