Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 5 de diciembre de 2006 - 14:26 GMT
Yo odio/amo a EE.UU.: Venezuela
Vladimir
Vladimir Hernández
BBC Mundo, enviado especial a Venezuela

De izq. a der.: Zulyvic, 17; Luis, 17; y Marisela, 17.

Cuando volaba de Ciudad de México a Caracas, ya yo sentía una gran curiosidad por saber lo que pensaban los adolescentes venezolanos sobre Estados Unidos.

Después de todo, las autoridades de Venezuela son posiblemente los principales críticos de Estados Unidos en América Latina y estarán entre los primeros del planeta.

Ningún otro presidente o jefe del Estado ha llegado a llamar al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, "el diablo", en su propio país, como lo hizo el mandatario venezolano, Hugo Chávez, en la sede de la ONU en Nueva York.

Es como si el vecino te invitara a pasar y, una vez dentro, sentado en una poltrona, le recordaras la mala persona que es.

Este ejemplo quizás refleja el nivel de antagonismo que hay actualmente entre los gobiernos de ambos países, lo que me llevo a tratar de descubrir hasta que punto estaría influida la próxima generación por este tórrido debate.

Polarización

"Es un país de mucha maldad", dice Luis, de 17 años, desde el centro comunitario Coordinadora Simón Bolívar, en el barrio 23 de Enero, una de las zonas más populosas de la capital venezolana.

Jeremy, 17.
Para mí son un ejemplo a seguir... pero no me gusta que traten de imponer su voluntad a otros países
Jeremy, 17 años

Otro chico de su edad, Jeremy, estudiante de la Universidad Metropolitana, el principal centro privado de educación superior de la ciudad, opina lo contrario: "Para mí son un ejemplo a seguir", dice.

Esta diferencia de ideas, de manera tan contrastante, refleja la polarización que hay en este país, que a veces lleva la posición política sobre el gobierno de Hugo Chávez a todos los terrenos, incluyendo la opinión que se tenga acerca de Estados Unidos.

Pero, en algunos casos, la polarización empieza a difuminarse.

"Sí, para mí son un ejemplo a seguir, porque son una potencia, hay una cultura de respeto a las leyes y nunca ha habido una dictadura o un socialismo, ni nada de eso", explica Jeremy.

"Pero no me gusta que traten de imponer su voluntad a otros países, como por ejemplo que no dejen que Corea del Norte desarrolle sus armas nucleares", agregó.

"Yo creo que hay más cosas positivas que negativas", dice Marisela, de 17 años, compañera de estudio de Jeremy.

"Sobre todo en materia de educación, acá hay un interés por copiar ese modelo de excelencia que hay allá. Sin embargo, no me agrada que Estados Unidos quiera dominarlo todo", añade.

Imagen vs. discurso.

Quizás una forma de entender cómo la influencia estadounidense ha calado en la sociedad venezolana es el hecho de que se ha dejado de identificar a muchos elementos con su lugar de origen.

Luis, Israel y Tomás, en el barrio 23 de Enero, Caracas.
Luis, Israel y Tomás, en el barrio 23 de Enero, Caracas.
Por ejemplo, Luis, en el 23 de Enero, por espacio de una hora (junto a Tomás, de 17 años, e Israel, de 13) no dejó de criticar a EE.UU. y en especial a su gobierno: "Ellos sólo quieren el petróleo venezolano".

Pero, el caso es que Luis tenía en la cabeza una gorra de medio lado y llevaba pantalones anchos, como un joven rapero de Nueva York o Chicago, o cualquiera que aparezca en algún canal de televisión estadounidense.

Al ser confrontado con este hecho, no responde. Simplemente critica al sistema estadounidense y alaba lo criollo. Pero hace una excepción: "Aunque el básquet (baloncesto) también sea algo bueno que viene de allá", señala.

Símbolos

Pero esto no sólo le sucede a este grupo de adolescentes.

Caracas
Venezuela es uno de los países con mayor aceptación de la cultura popular de EE.UU.

En las barriadas más populares de Caracas existe la tendencia a utilizar zapatos deportivos sumamente costosos que, probablemente, no se compaginan con los ingresos de este estrato de la población, cuya marca de origen poco importa.

Estos productos, al igual que los teléfonos celulares de última generación, se ven constantemente en los sectores de escasos recursos de la capital.

Es como si fuesen símbolos de estatus o de poder adquisitivo, y no importa que quienes lo lleven estén férreamente en contra de la cultura estadounidense.

Se puede ver al crítico más extremista en un juego de béisbol, el deporte nacional, a pesar de su origen estadounidense.

¿Nuestro o de ellos?

"Yo creo que ese tema de la influencia es simplemente una campaña de los medios de comunicación y de publicidad para hacernos consumir estos productos sin darnos cuenta. Me siento abusado y dominado por ello", dice Johán, reunido con otros cinco adolescentes, todos de 17 años, para hablar del tema con BBC Mundo.

Johán, 17.
La lucha no es con el pueblo estadounidense, sino contra el gobierno
Johán, 17 años
Uno de ellos, Zulyvic, inmediatamente le responde: "Eso es mentira, uno elige lo que consume. Si hoy me provoca comida criolla y mañana Mc Donalds, simplemente decido ir al lugar que quiero".

"Si se dice que nos imponen todo entonces, ¿por qué les encanta todo lo que venga de allá? ¿La música, las películas, la ropa? Es porque esas cosas llegan y uno elige lo que le gusta", añadió.

Venezuela tiene sus marcadas características culturales, como la música llanera, la arepa, y el joropo, un baile de la región llanera.

Pero en las calles de Caracas hay casi la misma cantidad de centros de comida rápida estadounidense que de comida criolla, como arepas y empanadas. Ambos pueden tener la misma afluencia de comensales.

Cultura popular

Asimismo, la música de baile por excelencia es la salsa, aunque de algún tiempo para acá haya surgido el reggeaton. El joropo no es de las grandes ciudades, o por lo menos no de manera masiva.

Para mí es algo típico del venezolano. Nos copiamos de todo lo que venga de afuera, no sólo de Estados Unidos
Edgar
"Para mí es algo típico del venezolano. Nos copiamos de todo lo que venga de afuera, no sólo de Estados Unidos", dice Edgar.

"Aquí se baila más salsa que joropo, eso está claro", añade.

De acuerdo a un sondeo de opinión sobre el sentimiento antiestadounidense, llevado a cabo en 2002 por el centro de investigaciones Pew Research Centre, con sede en Washington, el 78% de los venezolanos manifestaron aceptar la cultura popular de EE.UU. -el cine, la música, la moda, entre otros-, el mayor índice de la región.

"Es un proceso de transculturación", se atreve a explicar otro de los jóvenes, Carlos.

"Yo no pienso si esto viene de acá o de allá, son las cosas que necesito. Que muchas de las cosas que consumo vienen de Estados Unidos, no me afecta", es la opinión de Marisela.

¿Y mañana?

En México la impresión que recogí fue que los jóvenes tenían cierta incertidumbre hacia lo que pudiera hacer EE.UU. en el futuro, que de alguna manera pudiese afectarlos a ellos.

En Venezuela, más bien la preocupación se centraba hacia como se mantendrían las relaciones entre ambos gobiernos.

No puedes decir que Estados Unidos nos quiere matar o invadir, porque eso es mentira, más bien ellos han contribuido a desarrollar muchos países
Zulyvic, 17 años
"Allá todo se basa en el capitalismo y eso no se compagina con el socialismo", teorizó Jeremy.

Por su parte, Johán aclaró que, para él, "la lucha no es con el pueblo estadounidense, sino contra el gobierno".

"Pero si se monta (asume el poder) alguien igual que Bush, entonces no cambia nada", advierte Luis.

Pero si se monta (asume el poder) alguien igual que Bush, entonces no cambia nada
Luis, 17 años
Zulyvic, rechaza estas afirmaciones. "Se le está metiendo ideas a la gente de que EE.UU. son malos y nosotros somos buenos, pero eso no puede ser así. No puedes decir que Estados Unidos nos quiere matar o invadir, porque eso es mentira, más bien ellos han contribuido a desarrollar muchos países".

"Creo que si los estadounidenses eligen en algún momento a alguien que realmente se ocupe de su pueblo y no por dominar al mundo, entonces ese país puede realmente salir adelante", dijo Johán.

Diferencias de opinión. O más bien, un reflejo del debate político venezolano.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen