Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 10 de febrero de 2006 - 22:32 GMT
A la sombra del petróleo
Mariusa Reyes
Mariusa Reyes
BBC Mundo, México

Lucía Santiago, esposa de pescador, y pescados.
Lucía Santiago, esposa de un pescador, muestra el poco pescado que consiguieron.

Coatzacoalcos, en la costa del Golfo de México, al sur del estado de Veracruz, es el típico ejemplo de una ciudad que creció a la sombra del petróleo.

Fue aquí que a comienzos del siglo pasado el inglés Weetman Pearson creó la Compañía Mexicana de Petróleo El Águila, que sería la empresa que dominaría la industria petrolera del país hasta su expropiación en 1938.

La primera refinería de petróleo del país fue construida no muy lejos de aquí, en Minatitlán, en 1905.

"Coatzacoalcos no es más que la ambición antigua de los hombres por el manejo estratégico de esta región y que se inicia con Hernán Cortés. Y ese sueño ha perdurado en los últimos 500 años de las generaciones mexicanas, al tratar Coatzacoalcos de convertir ese sueño en una realidad", comentó a BBC Mundo Lorenzo Bozada Robles, un biólogo de esta zona que tiene más de 30 años estudiando el tema del impacto de la actividad petrolera en el ambiente.

Complejo petroquímico

Coatzacoalcos, con sus casi 250 mil habitantes, es ahora el epicentro de uno de los complejos petroquímicos más grandes de Latinoamérica, con cuatro enormes centros donde la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos, Pemex, produce 13 millones y medio de toneladas de productos petroquímicos cada año.

En lugar de ayudar, están aniquilando la vida del ser humano aquí, porque no hay producción y no hay otras alternativas de subsistencia
Lucía Santiago Bautista, esposa de pescador

El aire que se respira aquí no es puro. Huele a ácidos y no es de sorprender, porque lo que se fabrica aquí es una lista de 18 químicos diferentes como amoníaco, benceno, etileno, metanol, ácido cianhídrico, entre muchos otros.

Pero no es sólo la contaminación del aire el único problema que preocupa a quienes residen aquí.

"Tenemos problemas de agua potable para surtir a la gente que habita en la región", explicó el investigador Bozada Robles.

"Hay problemas acentuados de contaminación provenientes de los complejos petroquímicos, de contaminación microbiana, debido a que no cuentan los municipios con sistemas de manejo de aguas negras, y todas son vertidas al río Coatzacoalcos o a sus afluentes".

Río contaminado

La refinería de Minatitlan, Veracruz
La región tiene una fuerte presencia de la industria petrolera.

El río Coatzacoalcos que atraviesa la ciudad y desemboca en el Golfo de México, es uno de los más contaminados del mundo.

Aquí vienen a parar los desechos de las industrias asentadas en la zona y también las descargas de aguas negras de los distintos municipios.

En sus aguas todavía pescan los mil quinientos pescadores que hay en esta zona.

Algunos recuerdan con nostalgia cómo era este río hace cinco décadas atrás.

"Era una hermosura, porque había abundancia de peces y era bien pagado porque no estaba contaminado", comenta Armando Luis, de 55 años y quien pesca en este río desde que tenía ocho años. "Ahorita con esto de que está contaminado, el pescado lo pagan barato y es poca la demanda por el producto".

Emergencias ambientales

Puente sobre el río Coatzacoalcos
Hay denuncias de contaminación en el río Coatzacoalcos

Según lo que dicen organizaciones ambientalistas como Greenpeace, en todo el estado de Veracruz cada año ocurren unas 100 "emergencias ambientales", incluyendo derrames petroleros.

Uno de los más recientes fue en diciembre de 2004, en una zona conocida como Nanchital, donde Pemex tiene una estación de bombeo de petróleo.

De acuerdo con lo que dijeron los propios funcionarios de Pemex, se derramaron unos 20 mil barriles de crudo.

A pesar de la contaminación, los habitantes de esta zona, siguen pescando aquí. Sienten que no tienen otra alternativa.

"No hay otra opción. El salario en tierra es muy poco, no alcanza para mantener una familia, por eso tenemos que seguir pescando", dice Víctor García.

Tristes frente al futuro

Pescadores locales.
Armando Luis y su amigo llevan años como pescadores en la región.

Quienes habitan en estas comunidades pesqueras resienten el impacto que la industria petrolera ha tenido en el ambiente y no se muestran muy optimistas respecto del futuro.

"En el mundo entero se conoce que somos ricos porque tenemos petróleo, pero si acaso un 20 o 25 por ciento de familias viven de Pemex, el resto son pescadores, agricultores, campesinos y comercio en general", dijo a BBC Mundo Lucía Santiago Bautista, esposa de uno de los pescadores de la zona.

"En lugar de ayudar, están aniquilando la vida del ser humano aquí, porque no hay producción y no hay otras alternativas de subsistencia".

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen